Central Park

Bienvenidos a mi club

La abuela le dijo a su vecina que el nieto leía mucho mientras acariciaba la cabeza de su nieto. Le dijo que le encantaba leer. De hecho, el nieto siempre andaba enfrascado en la lectura de tebeos de Astérix, Tintín, Corto Maltés, El guerrero del antifaz, Roberto Alcázar y Pedrín, Purk el hombre de piedra, Mafalda, Mortadelo y tantos otros

Francisco Umbral a través de Los Ángeles Custodios

Mucho se sigue amando y odiando a Paco Umbral. Yo no puedo por más -por mucho que a algunos esto les aborde como algo insignificativo o insignificante, que no es lo mismo

Los pupitres de Welton

El tablero del asiento de la silla en que unos segundos antes había estado apoyado el trasero del alumno no entendía nada. Se hacía cruces. Qué narices habrá pasado, se preguntaba, para que esté ocurriendo todo este alboroto