Sí, de ti. Y no te voy a regalar una camiseta. ¿Conoces el Matarraña? Pues si no, estás tardando, mucho. Más de lo que tardamos todos en enterarnos de que Teruel existía.

Y resulta que, en esa provincia por la que la gran mayoría de la población española aún no ha pasado, hay una zona que es un auténtico vergel.

Matarraña

Como te lo contamos. Entres por donde entres, desde Tarragona o Castellón o desde Zaragoza o Cuenca, te va a alucinar el esplendor verdoso que esconde pozas en las que refrescarse en unos veranos calurosos que en invierno se convierten en pura gelidez.

Como buenas viajeras, hemos visitado varias veces el Matarraña de arriba abajo, pero dado que esta sección se llama inFood&Wine, nos vamos a centrar aquí en la última ruta enogastronómica que hemos hecho este verano.

Un detalle que has de tener en cuenta es que es una franja entre Aragón y Cataluña que todavía no está muy explotada turísticamente, gracias al Universo, así que asegúrate de reservar alojamientos, visitas a bodegas y restaurantes con antelación.

Sobre todo, los lunes y las noches, que está casi todo cerrado. Llama a ver si está abierto Matarranya al gust, que nos consta que cocinan de campeonato.

Dónde pernoctar para que te den de cenar

Partiendo de la base de que puedes quedarte alguna noche sin cenar, te recomendamos alojarte en la casa rural Mas de la Creu, que ha montado entre Valderrobres y La Fresneda en plena pandemia una pareja encantadora de Mallorca que viene con todo el savoir faire de tener allí un restaurante con una bodega de más de 2000 referencias de vinazos increíbles.

Julián te sacará sus mejores vinos e Isabel te cocinará comida casera con amor para que no mueras de inanición. 

matarraña

Ambos están aunando sinergias con otros hosteleros, productores y bodegueros de la zona del Matarraña y de la IGP Bajo Aragón para aupar la calidad turística y atraer a los buenos viajeros, a los que aman comer y beber bien (y descansar lo mejor posible).

matarraña

Taberner Amado, entre dos aguas y dos jóvenes

Entre ellos, encontramos a Jordi y Bernabé, dos brillantes jóvenes de Nonaspe que han entrado en el mundo vitivinícola con la fuerza arrolladora de unos vinos bien elaborados con el apoyo del reconocido enólogo Joaquín Bielsa.

Bajo la marca Entre dos tierras, Taberner Amado abarca un blanco 100% garnacha blanca que, en 2020, ha salido redondeado y pulido y es la base ideal para el que va a salir próximamente tras su paso por barrica, delicioso, untuoso, perfecto. 

Matarraña

Luego tienen dos tintos: un coupage joven que es una sutil gozada por el equilibrio entre syrah, cabernet sauvignon y garnacha negra; y, con las mismas variedades, más un poquito de tempranillo, el crianza sale con una finura y redondez que vais a desear que no se acabe.

Sobre todo, si hacéis la visita guiada por su terruño, con subida al mirador para ver dónde se juntan los dos ríos que les dan nombre, Matarraña y Algars.

Y luego acabáis con la barbacoa de carne bien maridada con vistas a los humildes viñedos familiares recuperados con amor tras una tremenda riada que lo arrasó todo hace más de 20 años.

Tienes que conocerles. Sin más.

Matarraña

El prometedor Restaurante Baudillo

Nos caímos tan bien que nos fuimos con ellos a comer al restaurante Baudilio, que está cogiendo mucha fama en Valderrobres, la preciosísima capital del Matarraña, el epicentro.

Además de la carta, tienen un menú chuletón y un menú degustación que la argentina Fabiola Arévalo se curra con una buena combinación de ingredientes y sabores.

La vieira con foie y manzana, el canelón de calabacín o berenjena con brandada y ajoblanco, así como los postres, hablan muy bien de ella como chef. Y la carta de vinos de Aragón, también. Les falta más rodaje en sala para despegar ¡y ya estarían!

Bodega Mas de Torubio y la fantástica Fábrica de Solfa

Otra bodega que merece una visita es la de Mas de Torubio, ejemplo de cómo un hermano puede poner todo su empeño en aprender enología por el mundo para salvar las viñas de su familia.

Y de cómo, en un espacio tan pequeño, se pueden hacer tan buenos vinos. Ni un defecto encontramos en sus Xadó blanco y tinto, en su fantástico rosado Nueve Rosas, en la Cloteta ni en La Clota de garnacha peluda.

Simplemente, ve al histórico pueblo de Cretas y cátalos. 

Y luego te vas a comer a La Fábrica de Solfa, que está poniendo en solfa a todos los hosteleros con cantidad de planes de impulso rural desde su hotel-restaurante con  impresionantes vistas al río. La belesa. 

La belleza y dos menús a escoger por un módico precio para lo que vas a gozar. Tanto el de La Fábrica como el de Solfa, con el maridaje de vinos del territorio, son un desfile de platos exquisitos como la sopita de tomate del huerto con queso fresco, romero, perlas de Módena y helado de albahaca y lima.

Le secundan el arroz meloso de conejo del Matarraña con mayonesa de kimchi y emulsión de su hígado, el pez San Pedro al horno al Orio de tomate y alcaparras más el codillo Duroc confitado al vino rancio con cremoso de patata al tomillo y aove.

Ahora bien, lo que bajo ningún concepto te puedes perder es la tarta de queso caliente semicuajada con frutos rojos y su helado con peta zeta. Igual te quedas a vivir del gusto en Beceite, que es un pueblo bellísimo. 

Probamos allí el rosado Tel.luric, de la microbodega que cultiva sus viñas propias y elabora sus vinos en la propia finca dentro de Deméter de Tastavins, un proyecto de recuperación de las masias (patrimonio arquitectónico y natural, como la agricultura respetuosa con su entorno y el paisaje, así como del patrimonio cultural del Matarranya (lengua, tradiciones, etc). De aquí nacen sus productos Tel·lúric con certificación ecológica: vino, aceite AOVE y almendras.

Bodega Venta D’Aubert

También tendrías la opción de maridar sus menús con vinos de la Venta d’Aubert, pero te recomendamos ir directamente a la bodega porque Philippe cuenta genial su historia y su elaboración a la antigua usanza sin artificios.

Bastaba con pensar bien cada paso y tener un enólogo cabal. En este caso, es alemán y, como viene al Matarraña cuando puede, en pandemia no pudo y obtuvo un milagro como recompensa:

El Serrats, un blend de chardonnay y garnacha blanca con 16 imprevistos meses de barrica que es un auténtico regalo de los dioses para el paladar. 

El Viognier joven, por sí mismo, ya es algo único, pero los tintos no se quedan atrás, empezando por el Ventus, pasando por la categoría del Dionus y el Venta d’Aubert tinto, y dándolo todo con el Syrah 2016, entre otros. 

La Tellería, un menú BBB

Cerca de Torre del Comte, otro pueblo muy majo por el que te merece la pena dar un paseo e incluso alojarte en La Parada a todo lujo si te da la Visa, llegamos a Valjunquera.

Te resultará más asequible pernoctar y comer el menú de La Tellería, donde Eva Celada se curra cada plato como si fuera chef en lugar de psicóloga.

De veras que, por 13 euros, no puedes imaginar que te vas a comer ese salmorejo con bacalao gratinado, las setas con gambas y el cap i pota de chipirones con morro, o la ensalada de bacalao y mozzarella con panceta a baja temperatura, entre otras muchas opciones caseras a escoger. 

Bajo ninguna circunstancia te pierdas la tarta de chocolate caliente con helado de caramelo salado. Y pregunta por los vinos de la tierra, que se lo está trabajando con mucha curiosidad y amor. 

Otra oportunidad nocturna

Si no encuentras sitio para cenar, el restaurante Esencia en Valderrobres es un espacio chulísimo con un patio interior frondoso donde te puedes sentar al lado de un laguito con peces.

Sugerimos probar el kebab de ternasco gigante, más allá de pizzas, pastas y todo tipo de comidas ideales para las familias que ha pensado muy bien un londinense afincado en el Matarraña con pasión por su negocio.

Aclaración ética para todos los artículos

Viajar para probar todo lo que sale en este reportaje nos ha costado unos 600 euros porque aquí lo pagamos todo sin que Hacienda nos lo acepte como gasto de empresa.

De modo que si se te ocurre opinar gratuitamente que estamos siendo invitadas y condicionadas, te largaremos por la puerta grande a juzgar a la juzguería.

Por el mismo motivo, cuando hagamos contenido patrocinado, te informaremos debidamente para que jamás sientas que te engañamos.

 

También te puede interesar Can Bas si estás por el Penedés y no te apetece coger carretera y manta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here