Laura Grani

Seis productos italianos con certificación europea de calidad son los protagonistas de la “Italian LIfestyle Week”, las jornadas gastronómicas que, desde el 22 de septiembre hasta el 1 de octubre, se celebran en Madrid en el restaurante Poncio, del chef Willy Moya.

El evento es una de las etapas del proyecto Enjoy European Quality Food promovido por el Consorzio Provolone Valpadana DOP; la Mozzarella ETG producida en exclusiva por Latteria Soligo; el AOVE Toscano IGP y el AOVE Terre di Siena DOP representados por APOT (Associazione Produttori Olivicoli Toscani); el Consorzio del Conegliano Valdobbiadene Prosecco Superiore DOCG; Asti Spumante y Moscato D’Asti del Consorzio dell’Asti DOCG y el Consorzio Vino Nobile di Montepulciano DOCG.Los seis productos emblemáticos que los comensales podrán degustar provenien de diferentes regiones de Italia. Son productos de denominaciones que representan una parte del enorme patrimonio gastronómico del bel paese y tienen en común un gran valor por ser originales y únicos en su género.

Burbujas y vino nobile

Hay tres denominaciones vinícolas: Asti DOCG (Denominación de Origen Controlada y Garantizada) propone dos tipologías de espumosos elaborados según el método tradicional de doble fermentación en botella, que en Italia se denomina método clásico. El Asti Dolce y el Secco, con un perfil muy aromático y floral, gracias a la variedad Moscato bianco. También estará presente su vino tranquilo, el Moscato d´Asti, uno de los vinos más famosos de Italia, moderadamente dulce con notas aromáticas de glicinias, melocotón y albaricoque.

No podía faltar la denominación “reina” del Prosecco. Se trata de la DOCG Conegliano Valdobbiadene  Prosecco Superiore, una de las zonas de viñedos más bonitas de Italia en el centro de la cual se encuentra la mítica colina de Cartizze, que, con solo 108 hectáreas, representa el “Gran Cru” del Prosecco. Il Vino Nobile di Montepulciano DOCG cierra la tanda con un tinto apreciado en todo el mundo y que es una verdadera joya.

Quesos y aceite

Otras estrellas de las Jornadas son los quesos. Está el Provolone de la Valpadana DOP  (Denominación de Origen Protegida) en su versión dulce o picante, un queso de pasta hilada a base de leche de vaca que puede elaborarse en diferentes tamaños y formas hasta llegar a los 100 kg.

La mozzarella STG (Especialidad Tradicional Garantizada), el otro queso participante, es todo un descubrimiento. Se trata de la única mozzarella italiana con denominación y se produce en el norte de Italia según la técnica tradicional traída desde el sur, toda una curiosidad y una delicia.

No podía faltar el aceite de oliva, en este caso toscano, uno de los tesoros más apreciados de la cultura gastronómica italiana. Olio EVO (AOVE) DOP Terre di Siena e Olio EVO DOP Seggiano que aportarán un toque inconfundible a los platos.

El menú de las Jornadas está diseñado por el chef de Poncio, Willy Moya, genuino estimador de la gastronomía italiana en todas las etapas de su recorrido vital. Un periplo que le ha llevado a Madrid después de dirigir los fogones de restaurantes de renombre en Sevilla, Londres o Estambul.

Un chef con alma italiana

Los platos están pensados para lucir al máximo los ingredientes, empezando por los Bocaditos de patata y Provolone Valpadana DOP picante y las Tortillitas de calabacín trufado y Provolone Valpadana DOP dolce y nata agria, suaves, picantes y con el toque cremoso de la nata agria. La Pizza frita de presa ibérica semicurada, Mozzarella ETG ahumada en casa y Provolone Valpadana DOP dolce es deliciosa y golosa al mismo tiempo.  El Salmorejo caprese con Mozzarella ETG y AOVE Terre di Siena DOP es muy agradable, con los quesos que proporcionan una original textura para un salmorejo. El Saam de berenjena, cola de langostino, con salsa de curry rojo y Provolone Valpadana DOP piccante sorprende por su combinación tan poco italiana, ya que los italianos no comen queso con pescado y …. ¡Ellos se lo pierden!

El festín sigue con Pieles de patata al horno con lagarto ibérico, piripiri y Provolone Valpadana DOP picante, sabor y jugo. El Helado de Mozzarella ETG y AOVE Toscano IGP es uno de los postres más sorprendentes del panorama “tartas de queso”, el aporte del AOVE al helado de mozzarella nos ha dejado alucinados, la combinación con el aceite le da a la mozzarella una vitalidad que nadie se esperaba en un queso de sabor bastante neutro ¡Olé la mozzarella con el AOVE, no veáis que pedazo de postre!

Ocasión imperdible para disfrutar de unos productos estupendos elaborados por un chef que maneja como nadie lo mejor de la gastronomía italiana ¿A qué esperáis?

Te puede interesar: Maldonado, el kilometro cero de los ibéricos