quintoelemento Restaurante presenta su menú omakase para degustar exclusivamente en la barra del sushi bar. Un menú cerrado con la selección personal del chef, Juan Suárez de Lezo que propone un desfile culinario y una experiencia única tanto para el comensal como para el paladar.

Bienvenidos a este viaje gastronómico por el maravilloso mundo del sushi, a través de 12 platos.

Futurista, divertido y diferente a todos los demás, así es quintoelemento Restaurante. La bóveda retráctil con sus proyecciones envuelve al comensal de tal manera que es fácil perder la noción del tiempo. Baja la misma se encuentra un soberbio sushi bar de ónix rojo, preparado para atender a 14 afortunados comensales que además de comer deliciosas propuestas, podrán disfrutar en primera persona de un desfile de técnicas de elaboración realizadas por los sushiman de quintoelemento.

El chef Juan Suárez de Lezo se adentra en este noble arte culinario y propone un menú omakase con 12 platos donde la excelente materia prima es la absoluta protagonista. Cada una de las propuestas se realiza delante del comensal, con técnicas depuradas y precisas, presentaciones cuidadas y sabores equilibrados, armónicos y plenos de esos matices característicos de su cocina.

Con un orden plenamente justificado, pero con cierta espontaneidad, el menú omakase para esta temporada empieza con king crab braseado con mantequilla de limón y coronado con caviar que se funde en el paladar y da paso a un cono crujiente relleno de mus de hierbas y tartar de salmón marinado con huevas de tobiko, seguimos con el tartar de atún con yema de huevo encurtida en ponzu acompañado de helado de miso ibérico. Una maravillosa tempura de shiso von viera trufada acompañada de mojo de piparras. Uno de los platos más espectaculares del menú sin duda, es el caldo aromático con jengibre, anís estrella y ravioli de cangrejo que dará paso a una exquisita degustación de nigiris más tradicionales como son el suke de salmón y atún, los de toro con caviar y virrey y dos versiones más vanguardistas del bocado japonés como el nigiri de almeja con mus cítrica y el de cococha a la romana y salsa de tomatillo. Para cerrar este recorrido por la gastronomía más nipona, el chef propone un cremoso de fruta de la pasión con sorbete de yuzu.

El menú incluye una jarrita de Sake, pero si apetece seguir descubriendo, la carta de vinos de quintoelemento es rica, dinámica, vibrante y con un plus añadido, el de poder disfrutar de más de 30 referencias por copas, una gran oportunidad para probar vinos diferentes, darnos un capricho y disfrutar de algunas opciones interesantes para maridar con este menú como sería cualquiera de las propuestas en champanes. Por copas, G.H. Mumm Grand Cordon Rouge – 12€ Moët & Chandon Brut – 15€ o Delamotte Brut Rosé – 16€ o si se prefiere dejarse asesorar y probar cualquiera de las casi 50 referencias en espumosos disponibles en carta – desde un Kripta Brut Nature – 80€ a un Salon Blanc de Blancs 2012 – 890€: La oferta es amplia con casi 300 referencias, entre grandes etiquetas, algunas rarezas y otras opciones más accesibles.