Uno de los platos emblemáticos de la gastronomía peruana es el ceviche. La Unesco ha reconocido al ceviche peruano, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Cualquier época del año es buena para celebrar una gastronomía tan rica y diversa como lo es la carta que ofrece Pucará, el nuevo restaurante peruano para recorrer Perú, sus aromas, colores y sabores, donde el ceviche es uno de los protagonistas y la leche de tigre el aderezo clave.

Pucará ofrece un viaje gastronómico por deliciosos platillos con toques atrevidos y cuidada materia prima que se funden cómodamente con sazones asiáticas e ingredientes mediterráneos en un enfoque renovado y personal. Pucará es aroma andino, una explosión de color, de sabores que guían al paladar por la geografía de una cultura increíble.

En Pucará se ofrece una propuesta gastronómica llena de deliciosos sabores que envuelven al paladar con ricos matices, sin estridencias ni florituras, donde sin duda alguna, destacan los ceviches, en cuya elaboración destaca el producto, los aderezos como son la leche de tigre, el cilantro y los ajís que se festejan en cada bocado.

Un sabor difícil de describir en la cocina peruana pero que inunda los sentidos es el ceviche, aquí cuenta con tres soberbias versiones como son el ceviche de atún nikkei, servido con patacones que se incorpora a la carta, junto con el ceviche de mariscos thai, con sabores más afrutados, leche de coco y ají amarillo, el ceviche de corvina y crujiente de calamar con un fondo repleto de matices cítricos. A caballo entre el ceviche y el tiradito nos encontramos con un refrescante salpicón de mariscos acevichado con un puntito picante que le dan los ajís traídos desde Perú.

La leche de tigre que tiene algo de adictiva se puede degustar a cucharadas en cada plato pero también para todos aquellos que se queden con ganas de más, existe la opción de pedirla como one shot o chupito.

Pucará, ofrece una carta auténtica donde disfrutar de ceviches, tiraditos, ajís, y otras maravillas que ofrece Perú en formato para compartir. De picoteo y para pedir en versión tapa o ración nos encontramos con dos opciones de croquetas: las de ají de gallina y las de osobuco y tuétano, una verdadera delicia. El mítico anticucho peruano aquí se saborea con pulpo y langostino. Los tiraditos de influencias más costeñas se amplían con el tiradito de pulpo al olivo, el tiradito de langostino con maracuyá, el tiradito de corvina en ají amarillo y el sorprendente tiradito parmesano de corvina. Para los amantes de la carne hay propuestas como   el mítico lomo saltado en nido de patata, la panceta laqueada con char siu con toques más nikkei. No podrían faltar elaboraciones como el arroz chaufa amazónico con notas ahumadas o el quinotto de gambas a la huancaína, sin duda, un bocado sorprendente y pleno de sabor.

La carta líquida, ensambla magníficamente con cada uno de los platos. Sabrosos tragos, como el Pisco Sour o el Chilcano, son una opción perfecta para empezar, terminar o para maridar al gusto. Macerados caseros a base de pisco para dejarse sorprender. Una más que solvente carta de vinos, diseñada por la enoteca Barolo, que incorpora una selección de referencias elegidas con criterio y acierto. Una apuesta por el producto nacional que incluye algunas etiquetas de generosos y donde también se apuesta por una representación de vinos internacionales y espumosos.

PUCARÁ

  • Dirección: Príncipe de Vergara, 200 | Madrid
  • Horario: martes a sábado de 13.00 h. a 16.00 h. | 20.00 h. a 23.00 h.