En el sector audiovisual hay pocos mercados más complicados que el mundo del cortometraje. Mucha oferta, poca demanda, demasiado talento y escaso dinero… sin duda un coctel que hacen de este género un lugar inhóspito, árido y donde es complicado sobrevivir, pero que pese a todo es un mercado que cada vez atrae más a los cineastas y productores, y que goza de una salud estupenda.

Un ejemplo claro son los Premios Goya, donde la Academia, tan acertada en otros muchos aspectos de los premios españoles por excelencia, no acaba de dar con la tecla en lo concerniente a los cortometrajes. Por ejemplo, este año en curso se ha suprimido la polémica short list por una clasificación directa mediante votación, lo cual a primera vista parecería lo más coherente, pero a poco que se conozca el sector se ve que es materialmente imposible que los académicos puedan visionar todos los cortometrajes que han sido calificados para los Goya, lo que hace que sus votos estén orientados más por el continente (nombres, productoras, etc.) que por el contenido en calidad y originalidad.

Un caso es “Ya es tarde” (Trebol producciones). Rodado en 2022 este cortometraje de contenido social está basado en un hecho real presenciado por Mercedes del Olmo, impulsora y verdadera Alma Mater del proyecto, planteando un tema de una rabiosa actualidad, más presente que nunca como es el auge de la xenofobia en la sociedad española, pero desde un punto de vista diferente, desde la visión de una víctima colateral como puede ser la madre de un chico que forma parte de un grupúsculo de carácter racista, siendo uno de los grandes méritos del guion como resuelve narrativamente de una forma muy personal y emotiva, dándote siempre la impresión de que estás viendo una realidad más que una ficción.

Ya es tarde” se ha alzado con diferentes galardones de festivales internacionales. Así de Toronto a Nueva Delhi, y de Filadelfia a Londres, este cortometraje ha logrado un más que interesante reconocimiento en el extranjero, tanto el cortometraje en sí como en su dirección y su interpretación (mejor Actriz Dramática).

¿Y en España? Bien gracias. ¿La razón?, pues difícil de saber, pero quizás podría ser que los programadores de festivales de nuestro cine miren más al pasado que al futuro, a base de nombres y trayectoria que al trabajo presentado. Y por otro lado parece claro que en este peculiar mundo de los cortometrajes el que se podría denominado efecto cascada o arrastre está más vivo que nunca, y que si un festival de prestigio te selecciona, la entrada al resto de los festivales es bastante más fácil de lograr. Y eso da la sensación que ha pasado con “Ya es tarde”.

Dirigido por Pedro Moraelche, “Ya es tarde” esta magníficamente interpretado por un completo reparto, donde destaca Mercedes del Olmo (que también es guionista del corto) como protagonista en el papel de la madre de uno de los chicos involucrados y Yassmine Othman, actriz que logró en su última edición el Premio Unión de Actores y Actrices a Mejor actriz de reparto en TV por su papel Naima Ibrahim en la serie “La Unidad T2”.