Tras sus últimos dos lanzamientos, Plastilina y Subes y Bajas, Farga deja los temas de amor a un lado en su nueva canción Voy a Explotar, para desatar la polémica de la que nadie quiere hablar. Un nuevo avance de su próximo EP «Aunque suene un poco cursi» que se lanzará el próximo día 19 de abril

Farga vuelve con «Voy a Explotar», un nuevo adelanto de su próximo EP, que verá la luz en abril. En esta nueva entrega cambia todo el amor que tenía por pura rabia, inconformismo y hartazgo; un mensaje de la propia Farga para todos los haters.

Poniendo el punto de mira en las polémicas, en cómo quieren las masas que actúes y que van a criticar si no lo cumples, Farga alza la voz para expresar su opinión contra quien esperan las redes sociales que sea. Plantando cara a estándares y cánones, la artista concluye en que callarse y hacer oídos sordos a todas las críticas es lo mejor que puede hacer, aun que la rabia se acumule dentro a veces.

“Voy a Explotar” defiende la honestidad, la humanidad y las personas reales detrás de la pantalla. Habla de ser real, de no aparentar y de no fingir. Sonando a pop dosmilero, como ya venía haciendo en sus últimas entregas, esta vez con matices electrónicos y pequeños tintes ochenteros, que recuerda a las canciones que se bailaban en las discotecas en los años 80. Perfectamente festivalera y saltable, “Voy a Explotar” es la banda sonora perfecta para una generación inconformista, rebelde y propensa al cambio.

Como nos cuenta la propia Farga, «Voy a Explotar» habla de cómo la vida de las personas públicas es expuesta hasta tal punto de que cualquiera se ve con el poder de opinar, manipular, etc. Con frases clase como “he conseguido descifrar el algoritmo pero me quema, yo no soy esta”, me cuesta mucho ver cómo los “haters” se inventan la vida de ciertas personas hasta el punto de hacernos vulnerables.

Hablo de “ni Shakira ni Piqué… para Taylor, Kanye West, hay un malo en cada serie y cada uno aquí lo entiende a su manera” porque las personas famosas tienen sus vidas pero estamos en una era en la que no importa quien sea el bueno, o el malo (si lo hay) que todos van a juzgar desde fuera una relación, sea de amor o amistad.

“Os voy a dar un OSCAR por las pelis que os montáis” fue la primera frase que escribimos y a partir de ella fuimos creando el resto del concepto de la canción. Surge de que un día estaba con mi novia viendo la TV y me empezaron a llegar mensajes diciéndome que me estaban poniendo los cuernos y fue como… os voy a dar un óscar por esta peli, de verdad.