Cuando un personaje público escribe una novela, ya sea consciente o inconscientemente, se tiende a afrontar su lectura con cierto escepticismo. Y si encima es su primera publicación, más. Pero no, este no es el caso. En “Todos mienten a la noche” esa coraza dura menos de dos páginas.

«Lo primero que hay que decir es que es una buena novela. Es un libro que se “descubre”, que sorprende y gusta, y que se recomienda»

Lo primero que hay que decir es que es una buena novela. Es un libro que se “descubre”, que sorprende y gusta, y que se recomienda. Está trabajada, pensada y sobre todo es Honesta (con mayúscula), donde la autora huye de esos artificios de brillantina y cartón piedra tan habituales en los primeros trabajos. Porque la narración de Ángela Cremonte emociona pero no obliga al lector a sacar bandera blanca. Te involucra pero no te atosiga, y su uso de la primera persona hace que te sientas parte de ella, pero a su vez sabe hacer que cojas perspectiva desde la tercera persona. Y es que su juego espacio-temporal (Europa/América, presente/pasado) está realmente logrado, con una propuesta francamente atractiva, que consigue captar tu atención. Pero si hubiera que resaltar un solo aspecto de esta novela se podría señalar que su fuerza radica en sus sentimientos, que es “de ley”.

 

En “Todos mienten a la noche“ no sobra nada, todo está medido. Es una narración con poso, a fuego lento, sin prisas ni atropellos, donde de una manera elegante te escupe a la cara unas situaciones y sobre todo unos hechos tan universales como son el miedo, el amor, la esperanza y el desánimo, el hambre y la familia (donde hay que resaltar como enfoca el tema de los malos tratos sin caer en posturas fáciles y obvias). Habla de la vida, tomando la emigración como vínculo afectivo, como un mundo propio que comparte. Porque como decía un escritor de novela negra, si los hechos no sucedieron así, es que probablemente estaban equivocados.

«… muestra una realidad o lo que es más importante su realidad, que no una verdad, de una manera descarnada, tallada a dentelladas, donde poco a poco ir creciendo y mostrar su mundo a partir de una ficción»

Quien busque morbo fácil, con extraños y cinematográficos giros del destino, esta no es su novela. Cremonte muestra una realidad o lo que es más importante su realidad, que no una verdad, de una manera descarnada, tallada a dentelladas, donde poco a poco ir creciendo y mostrar su mundo a partir de una ficción. Cada página aporta, enriquece, es una novela cocinada a fuego lento, donde su autora sabe que quiere y a donde va, y sobre todo como quiere que sea el camino.

Sin duda, “Todos mienten a la noche” es una novela realmente interesante, muy interesante. Y les está esperando.

 

Nº de páginas: 320
Editorial: PLANETA
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788408237808
Año de edición: 2021

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here