En una entrevista reveladora, el renombrado astrólogo comparte su visión sobre el papel de la astrología en nuestra vida cotidiana. Afirma que esta antigua práctica no solo nos guía, sino que también nos despierta a nuevas perspectivas, desafiando la concepción de que es solo un pasatiempo esotérico. Descubre cómo esta disciplina milenaria puede ser una herramienta poderosa para el autoconocimiento y la comprensión del mundo que nos rodea

Para comenzar, ¿qué temas aborda este libro, «Astrología para el Nuevo Orden Mundial»?

Este libro tiene una naturaleza didáctica. Muestro al lector cómo los diferentes grandes eventos y ciclos mundiales están vinculados a configuraciones astrales. Esto no es algo nuevo, sino que se ha venido haciendo durante los últimos 5000 años. De hecho, la astrología mundial tuvo sus inicios en Babilonia, Mesopotamia, y posiblemente en Mesoamérica, donde también se practicaba. Tenía un carácter guía en aspectos económicos y políticos, como cuándo sembrar, cuándo recolectar, cuándo iniciar guerras, cuándo evitarlas, o cuándo casar al Rey, entre otras cosas. Por eso, el primer capítulo del libro explora en gran medida el pasado, explicando cómo hemos llegado hasta aquí. Muestra cómo los ciclos que vivimos actualmente se relacionan con eventos pasados, pero también con nuevas aperturas y simultaneidades que no tienen precedentes históricos. Todo esto con el objetivo de entender qué podemos esperar en el futuro.

¿Qué impacto esperas que tenga el libro? 

Yo creo que este libro, al igual que mi canal, responde a una búsqueda de sentido por parte de las personas. Creo que una de las características más poderosas de los seres humanos es nuestra necesidad de encontrar sentido en lo que hacemos, en lo que nos sucede y en la historia en general. La astrología mundial puede ser de gran ayuda en esto. A menudo me preguntan si ciertos eventos son buenos o malos, si podemos evitar pandemias o guerras, y siempre les respondo que, si bien estas tragedias son terribles, han sido parte de ciclos históricos que han llevado a cambios sociales y económicos significativos. A medida que la humanidad evoluciona, creo que aprendemos a mitigar el impacto de estas tragedias. Por ejemplo, la COVID-19, aunque grave, no se compara con pandemias anteriores como la peste bubónica o la epidemia de Justiniano, que fueron devastadoras. La humanidad ha pasado por la Segunda Guerra Mundial y actualmente enfrentamos situaciones similares, pero confío en que no llegaremos a niveles de destrucción tan catastróficos. Creo que hemos aprendido y seguimos aprendiendo de nuestras experiencias, y somos más conscientes de las fuerzas que manejamos y cómo podemos dirigirlas hacia un futuro mejor.

¿Cómo nace este libro y cuál ha sido el proceso creativo detrás de él, considerando que es tu primer libro?

Este es mi primer libro sobre astrología, aunque he escrito varios sobre telecomunicaciones e informática en mi vida anterior, cuando trabajaba en empresas e instituciones. Inicialmente, comencé con mi canal en línea, donde ofrecía una especie de Wikipedia astrológica, proporcionando mucho material gratuito en las redes sociales. Explicaba conceptos como los signos, las casas, los planetas y cómo interactúan en diferentes aspectos astrológicos. Con el tiempo, este enfoque evolucionó debido a mi pasado como funcionario en la Unión Europea y mi experiencia previa como ingeniero de sistemas en el sector financiero. Estuve en contacto con el mundo financiero, político y estratégico durante más de 30 años, lo que influenció gradualmente el contenido de mis videos hacia temas más globales, como economía, política y medio ambiente.

En un momento dado, la editorial Planeta se acercó a mí y sugirió la idea de convertir mi material en un libro. Tenía una gran cantidad de contenido escrito proveniente de mis videos, aunque un tanto anárquico y caótico. Entonces, realicé un trabajo de ordenación, clasificación y coherencia para estructurar el libro de manera ética y didáctica. Quería democratizar la astrología de calidad y alejarme del estigma asociado a la astrología superficial y de entretenimiento. Mi objetivo tanto en mi canal como en este libro es ofrecer una visión más humanista, seria y respetuosa de la astrología, centrada en la comprensión psicológica y no en la predicción simplista. Mi intención es ayudar a las personas a entenderse a sí mismas y su entorno, en lugar de juzgar o condicionar sus acciones basadas en interpretaciones superficiales.

 ¿Cómo sueles integrar la astrología en tu vida cotidiana y cómo ha influido en tu perspectiva del mundo y de ti mismo?

Con el tiempo he llegado a darme cuenta de que no necesito integrar la astrología en mi vida cotidiana porque ya está integrada de forma inherente. Me refiero a la idea de sincronicidad, donde ves eventos importantes, como los atentados del 11 de septiembre en España y Estados Unidos, y notas cómo están relacionados con las configuraciones astrales del momento. Por ejemplo, durante esos ataques, Plutón estaba en Sagitario, un signo que rige los viajes, y Saturno estaba en Géminis, que representa las estructuras y construcciones. Esto es solo un ejemplo de cómo los eventos mundiales y la astrología no son eventos separados, sino que están intrínsecamente conectados. Los astrólogos simplemente observamos y explicamos estas conexiones.

Por otro lado, en mi vida cotidiana, estoy atento a eventos astrológicos significativos, como el ingreso de un planeta en un nuevo signo. Por ejemplo, cuando Plutón entró en Acuario, observamos una serie de eventos en España que reflejaban esta energía astrológica. Un ejemplo concreto fue la controversia en torno a la procesión del Santo Cristo en Sevilla, que es una clara manifestación de la energía de Acuario y la historia mitológica de Ganímedes.

También veo cómo la astrología ha influido en la perspectiva del mundo en general y en mi visión de mí mismo. Antes, la narrativa del sufrimiento asociada con Plutón en Capricornio predominaba, reflejada en la figura de un Cristo sufriente en la tradición cristiana. Sin embargo, ahora veo cómo la energía ha cambiado hacia una expresión más liberadora y disruptiva, como lo evidencia la canción ganadora en el Benidorm Fest, que es abiertamente feminista y desafiante. Estos cambios reflejan la evolución de la conciencia colectiva y cómo la astrología nos ayuda a comprender y participar en estos procesos de cambio.

Y ahora que has mencionado esto, ¿están relacionadas la astrología y la espiritualidad también?

Por supuesto. La astrología está intrínsecamente relacionada con todo, absolutamente todo. Es el lenguaje sagrado, el metalenguaje, el lenguaje de todos los lenguajes. Nos muestra que todo tiene una dimensión espiritual y va más allá al sugerir que el mundo material es una expresión del mundo espiritual. La astrología desafía la noción de una separación tajante entre lo material y lo espiritual, que a menudo se asocia con la espiritualidad new age. No se trata de renunciar al mundo material, sino de comprender que este mundo es simplemente una representación, una manifestación del mundo espiritual. Por lo tanto, la astrología está estrechamente vinculada con la espiritualidad en este sentido profundo.

¿Dirías que a medida que pasan los años, los seres humanos nos estamos volviendo menos empáticos?

No estoy seguro de eso. Siempre ha habido una tendencia entre los mayores a criticar a los jóvenes, pero esto ha ocurrido a lo largo de la historia. Me pregunto si los jóvenes realmente son peores que nosotros en términos de empatía. Tengo la intuición de que no lo son. Creo que son como nosotros, y que no somos menos empáticos ni peores. De hecho, pienso que es probable que hayamos avanzado en algunos aspectos. Lo que sí observo es que los jóvenes, de alguna manera, se han sumergido en otro mundo: el ciberespacio. Pasan mucho tiempo en las redes sociales, en YouTube y similares. Cuando veo a los niños pegados a sus dispositivos, me doy cuenta de que su visión del mundo está distorsionada, es una especie de Matrix. Esto puede hacer que parezcan menos empáticos, pero en realidad están adormecidos por esta realidad virtual. Creo que en los próximos 20 años, con Plutón en Acuario, veremos un cuestionamiento más profundo sobre el impacto de las redes sociales en nuestra sensibilidad y comportamiento, similar a lo que ocurrió con Plutón en Libra cuando se cuestionó el tabaco y las tabacaleras. Ahora, estamos viendo un despertar contra el control y la manipulación de las redes sociales y las grandes corporaciones tecnológicas, que utilizan algoritmos y inteligencia artificial para captar información y manipular nuestras opiniones políticas y comportamientos.

¿Cuál ha sido el mayor desafío al que te has enfrentado en tu camino como astrólogo?

La verdad es que no creo haber enfrentado grandes desafíos, ya que he seguido mi pasión por la astrología de manera abierta y sin restricciones. Comencé a estudiar psicología a los 17 años, pero siempre lo hice como un hobby mientras trabajaba en otra área. No fue hasta que me jubilé, a los 57 años, que empecé a dedicarme públicamente a la astrología, impartiendo charlas, cursos y realizando más consultas personales de las que había hecho antes. Como no dependo económicamente de esto, tengo la libertad de elegir qué hacer y qué temas abordar. Por ejemplo, el libro que publiqué fue influenciado en su título y portada por la editorial, pero el contenido es completamente mío. Nunca he sentido grandes obstáculos en mi camino, aunque sé que puedo causar cierto malestar en el establishment astrológico al cuestionar sus técnicas y su enfoque en la adivinación. Además, he producido mucho material gratuito, lo cual puede no gustarles, ya que busco educar a las personas de manera gratuita en gran medida. Aunque siento que no soy completamente aceptado en ciertos círculos, nunca he enfrentado problemas directos o explícitos por parte de ellos.

¿A quién le recomendarías este libro? ¿Qué público crees que es el apropiado?

Recomendaría este libro a aquellos que siguen mi canal de YouTube, que curiosamente abarca a personas de todas las edades. Desde jóvenes de 17 años hasta personas mayores de 70. Sin embargo, la mayoría de los seguidores se encuentran en el rango de edad entre 25 y 55 años, siendo predominantemente mujeres. Aunque no hay reglas estrictas, noto que las mujeres son más abiertas a interpretaciones simbólicas y abstractas, además de estar más conectadas con sus emociones y sentimientos. Quizás esto explique por qué la mayoría de mi público es femenino, aunque no hay ninguna razón en particular para ello.

¿Qué consejo le darías a aquellas personas interesadas en seguir una carrera en astrología?

Les aconsejaría que no sigan una carrera formal en astrología, ya que es difícil ganarse la vida de esta manera. Es mejor que busquen una profesión convencional para sustentarse y practiquen la astrología como una pasión. No deben casarse con la astrología como si fuera una profesión, sino mantener una relación apasionada con ella. Si la astrología se convierte en un trabajo, puede volverse rutinaria y perder su encanto. Además, es importante que no utilicen la astrología como una fuente exclusiva de ingresos, sino que la vean como un lenguaje sagrado que debe ser tratado con respeto y no degradado ni prostituido. La astrología no es un tranquilizante; más bien, puede despertarnos y ayudarnos a sanar desde una perspectiva humanista.

Para terminar, ¿cuáles son tus proyectos futuros tras la publicación de este libro? ¿Vas a continuar con el canal de YouTube? También he visto que tienes un podcast. ¿Cómo planeas gestionar todo esto en los próximos meses?

La verdad es que será un desafío porque tengo mucho en marcha. En cuanto a proyectos futuros, no tengo ninguno en mente por el momento. De hecho, en este momento estoy trabajando en un proyecto que ha estado en desarrollo durante mucho tiempo y que estoy decidido a terminar este mes de febrero. Se trata de un extenso curso sobre aspectos planetarios que he estado elaborando, explorando y explicando en detalle. Actualmente estoy escribiendo sobre los aspectos entre Marte y Urano. Este es mi objetivo a corto plazo: completar este proyecto lo antes posible.

Además, he decidido enfocarme más en participar en congresos, conferencias y en tener un contacto más directo con las personas. Después de muchos años trabajando desde mi despacho, ahora tengo el deseo de salir al mundo, interactuar con la comunidad astrológica y ofrecer cursos y conferencias. Esa es mi visión de futuro en este momento.