El compromiso y la entrega pueden adoptar diversas formas, en el caso de Marimén Ayuso tiene estructura de CODA. Seguramente ahora estarás preguntándote ¿qué es CODA? Pues bien adéntrate en la vida de esta mujer  y sabrás de que estamos hablando.
Escritora, traductora, bloguera… Marimén utiliza la palabra para mostrar al lector todo aquello que algunos tachan de diferente y que sin embargo, vive entre nosotros. Autora de dos libros y colaboradora de otros cinco con el grupo de escritores Bojador. En todos ellos encontramos un afán constante por visibilizar  aspectos que de una manera o de otra nos atañen.
Dicen que el camino más corto es la línea recta, por ello para conocer a Marimén Ayuso  lo haremos siguiendo el sendero trazado a través de sus libros.

 

La palabra en la mano. Editorial Carambuco. Si pensamos en el silencio creemos que es la ausencia de palabra, pero estamos muy equivocados. Así es como aparece el universo CODA muy bien reflejado a través de esta historia. Cuéntanos Marimen de que se trata. 

La historia versa sobre la sordera. Lucía, la protagonista, sufre la pérdida de audición y tendrá que aprender a vivir una vida sin sonidos y a comunicarse a través de la lengua de signos.

Como bien dices, soy una Coda (Hija de padres sordos) y he tenido la necesidad de hablar de estas vidas sin sonidos que tanto conozco y he convivido y que por supuesto no significa una vida sin palabras. Es una historia de superación y de inteligencia. Y cuando lo digo, siempre me viene a la cabeza una reflexión del filósofo Anaxágoras: El hombre es inteligente porque tiene manos.

 

Mejor no te cuento. Cassandra 21. Una trilogía de relatos que hablan de Tabues, Filias y Fobias. ¿son un aviso sobre lo que nos rodea o tan solo ponen de manifiesto una realidad?

La verdad es que todos tenemos nuestros tabúes, fobias o filias. Como personas que somos sufrimos de trastornos que nos afectan el día a día. Yo, sin ir más lejos, sufro de aerofobia, del miedo a volar. Un miedo absurdo e irracional que me ha costado demasiado tiempo en desplazamientos en coche o en tren por no querer volar. Con esta trilogía pretendíamos reflejar el alcance del comportamiento cuando nos dejamos llevar por un tabú, una fobia o una filia.

 

Dices en su descripción; “¿Sería usted capaz de arrojar la primera piedra? Si este libro fuera la piedra podría comprobar que ninguna piel, nada ni nadie se desgarraría a favor de la dignidad humana”. ¿Esconden estos cuentos cierta pérdida de la fe en la dignidad”

Por desgracia existen las lacras sociales desde nuestras primeras civilizaciones y probablemente seguirán existiendo durante muchos siglos más. Yo me centré en los maltratadores tanto de personas como de animales y ya la documentación para estos cuentos me supuso mucho dolor al comprobar la indefensión de la mayoría de los que son maltratados sean humanos o no. Solo espero que este libro de relatos pueda ser entendido como una denuncia firme contra las lacras.

 

Los vértices de Dios. Ed. de Salinas Novela finalista en el Premio Martín Fierro de Denuncia social. Aquí sobrevuelan interpretaciones subjetivas de cada personaje sobre el mejor modo de transitar por la vida. una prostituta, una monja y un inmigrante. ¿Este libro encierra consejos o solo expone una realidad tangible hacia la que nuestra sociedad prefiere no mirar?

Es esa realidad tangible que nuestra sociedad prefiere no mirar que describo a través de una amistad triangular entre una monja, una prostituta y un inmigrante. Y de las decisiones que tomamos en nuestras vidas, de allí la portada: dos puertas simétricas. Cada uno abre la puerta a la vida según cree o según puede para andar su camino y afrontar el futuro. En esta novela veremos cómo unas personas aparentemente tan dispares, en el fondo no lo son, porque muchas veces las situaciones no son tan diferentes como lo parecen.

 

Seis pecados capitales. de Salinas. Antología de relatos con el grupo Bojador. Cuentos que hablan sobre personas con las que probablemente nos cruzamos a diario y, de algún modo dispensamos sus “vicios o fallos”. ¿Crees que es necesario reflejarlos como una denuncia para no caer en los mismos o mejor para evitar a quienes ya los sufren?

Más que una denuncia es invitar al lector a descubrir que el pecado puede ser una transgresión contra la ley divina para quien así lo crea (como sucede en muchas religiones), pero en todo caso, puede ser considerado un “acto que se aleja de los estándares del comportamiento supuestamente correcto.

Cuando en el grupo nos repartimos los pecados, me tocó el de la lujuria que era el único que no quería para mí porque acababa de escribir Los vértices de Dios y no me apetecía volver a hablar de sexo. Por eso escribí esa historia nostálgica del octogenario que celebra su 80 cumpleaños echando de menos a su mujer.

 

Por último hablemos de tu blog TE DOY MI PALABRA.  aquí encontramos entrevistas personalizadas a personajes de relieve cultural,  un lugar de encuentro para la comunidad CODA, tus libros… Gestionar un blog requiere esfuerzo y dedicación que quizá resta tiempo a la hora de escribir tus propias obras, pero ¿Cómo te ayuda a ti esta publicación a la hora de crear nuevas historias?

Disfruto muchísimo entrevistando a autores que me hablan de sus novelas y de sus secretos, pero como bien dices me resta mucho tiempo para escribir. Me tomo muy en serio las entrevistas y las personalizo para que tanto el entrevistado como el lector les resulte satisfactorio. A mí el blog, no me ayuda a crear nuevas historias, pero sí a conocer a los autores de primera mano y hasta ahora siempre ha resultado ser un gran placer conversar con ellos. El blog también me sirve como exposición de mis libros escritos, de mis presentaciones o de los eventos en los que participo como por ejemplo el Club de Lectura ( www.marimenayuso.com)

 

Muchas gracias Marimén por darnos a conocer, no solo tu obra sino la presencia de una realidad sin sonido, con mucho que decirnos a los que tenemos los oídos abiertos al ruido social que interfiere nuestra comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here