La «moda», esa palabra/concepto que tiraniza el devenir de la sociedad, y más desde el boom de las Redes Sociales y los (mal) llamados influencers. Y es que está claro que ya sea en la ropa, en los hobbys o en los destinos turísticos, es indudable que remar contracorriente es complicado, y a veces, desagradecido. Y por supuesto el exigente mundo de la gastronomía no podía permanecer al margen de las modas, donde unos pocos indican el camino a seguir a los demás cual cardumen de peces incapaces de salirse de las normas prefijadas.

“Hay lugares que resisten, con pocas mesas y mucha personalidad, sin nigiris ni ceviches, pero con una cocina donde el producto se respeta. Como la Taberna Verdejo”

Pero con todo y con eso, hay lugares que resisten, con pocas mesas y mucha personalidad, sin nigiris ni ceviches, pero con una cocina donde el producto se respeta. Como la Taberna Verdejo. Situada en pleno barrio de Salamanca, lo primero que hay que decir es que no es un sitio “para ver” (ni ser visto). Es un local pequeño, coqueto y con una decoración que te hace sentirte cómodo. Un lugar para disfrutar, en intimidad. Pocas mesas (y siempre llenas) te aseguran una atención personalizada, y es fácil sentirte mimado por Mariam, su máxima responsable. Y es que desde su apertura allá por 2013 la Taberna Verdejo ha sabido tener una clientela fiel, que abarrotan su media docena de mesas, convirtiéndose en un lugar de culto entre los paladares mas sibaritas de la capital.

“Taberna Verdejo es un local vivo. La carta es cambiante, adaptándose y buscando la excelencia en cada producto. Platos relativamente sencillos, pero resueltos con maestría”

Taberna Verdejo es un local vivo. La carta es cambiante, adaptándose y buscando la excelencia en cada producto. Platos relativamente sencillos, pero resueltos con maestría. Desde unos excepcionales berberechos al vapor en punto justo, hasta un pargo delicioso con una textura tan delicada que no parece pargo. Pero si hubiera que elegir un producto estrella, este podría ser el escabeche artesanal, sobre todo en unos maravillosos mejillones que se sirven con patatas fritas en una muestra de personalidad y desafío a las “modernidades”.

“Porque hay que finalizar con su exquisita y muy personal tarta de queso, un verdadero manjar que te hace pensar seriamente en la imperiosa necesidad de repetir”

Pero como en las grandes óperas lo bueno siempre está por venir. Porque hay que finalizar con su exquisita y muy personal tarta de queso, un verdadero manjar que te hace pensar seriamente en la imperiosa necesidad de repetir.

En resumen se puede decir que la Taberna Verdejo es un verdadero tesoro, pequeño y delicado, escondido entre los grandes transatlánticos de la gastronomía madrileña. Lo van a disfrutar. Y mucho.

 

  • Taberna Verdejo
  • Calle de Espartinas, 6, 28001 Madrid
  • Tfno 910112248

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here