FOTOGRAFÍA: VIRGINIA GIRÁLDEZ GRACIA 

El gaditano es autor de enormes hits de estrellas del panorama musical español. Riki Rivera ha creado hits de éxito colosal para nombres como Aitana, Antonio José, Cepeda, Miguel Poveda o Vanesa Martín. En esta entrevista, nos presenta su nuevo proyecto en solitario «Las que nadie quiso», su mentalidad ambiciosa y trabajadora le ha llevado a donde está ahora . No se conforma y afirma que lleva sin descansar desde el pasado 7 de enero, donde en Madrid se topó con Filomena. Considerado como un genio por todos los artistas actuales, es uno de los compositores y productores más demandados, es un artista revelación que entre su palmarés acumula un Goya por la banda sonora de la película «El Niño». Este mismo año, se vio inmerso en un proyecto de Mediaset España, la película «Operación Camarón», protagonizada por Natalia de Molina y Carlos Librado. Rivera, comienza una nueva gira en noviembre que tendrá como parada ciudades como Sevilla, Salamanca, Córdoba y Cádiz.

 

¿Qué tal se encuentra?

Imagínate, la felicidad es algo que se activa por uno mismo. Tú eres quien tienes los interruptores dentro, tienes todo el panel de control en tus manos. Estoy en un momento muy esencial no solo porque estreno disco sino por todo lo que conlleva. La salida, la elaboración, el trabajazo que tiene… el año 2021 está siendo increíble, no me lo hubiese imaginado así después de todo lo que hemos pasado. Hemos estrenado una película, he hecho canciones con Miguel Poveda y Vanesa Martín. Hemos hecho la sintonía del programa “La última tentación”. Ahora lanzamos disco, en octubre, me encuentro súper feliz. Esa felicidad viene unida a la seguridad de que un día imagines cosas en tu cabeza y las impulses. Estoy ultra contento.

¿Cómo recuerda sus inicios? ¿Siempre ha querido dedicarse a esto?

Sí, yo soy de Cádiz. He tenido la suerte de criarme en el barrio de La Viña, que desde siempre ha sido un barrio artístico. O sea, cuando no hay Carnaval hay ensayos, luego Semana Santa o teatro. Yo empiezo a dar clases de guitarra con nueve o diez años. Con once, salgo en una comparsa infantil que va al Teatro Falla y gana un premio. Empiezo a normalizar lo que es jugar con las rimas, poesías, acordes, ironías… que es donde me he criado, en un círculo de amigos donde todos amaban lo mismo. Prácticamente hasta día de hoy no he hecho otra cosa.

¿En qué género musical se siente más cómodo?

Vengo del flamenco, amo el flamenco, el pop me encanta y me encantan las canciones de primera escucha. Pero, la música urbana me flipa, los artistas que son creativos y de repente, mezclan con flamenco. Me encanta la música clásica y sinfónica, me he podido abrir muchísimo en esa rama mientras hacía las películas. Yo me siento bien con la canción de autor, porque me siento canta autor. La libertad que me da eso, es de no tener que interpretar ningún papel en el escenario, soy yo fundido con mis canciones. Creo que es un sinónimo de libertad, me siento libre. Si te digo la verdad, no sé decantarme porque en el 2018 hice un disco de música instrumental, donde la guitarra flamenca es la protagonista. Ahora, este disco es pop aunque, tiene su aire de sur.

¿Qué ha supuesto para usted ser artista en pandemia?

Ha supuesto una manera simpática y luminosa de sobrevivir. He intentado crear y navegar en el barco del arte durante una pedazo de tormenta. El barco es ancho y eso fue lo que me pasó a mi, me agobié la primera semana pero, tenía que conectar con el público. Si me duele no pasa nada, pero no quería que me dejara nada. Ser artista en pandemia me dio poder ser feliz durante un tiempo en el que estaban pasando cosas y de paso, poder ayudar a otra gente. Estimular y motivar a gente que estaba bloqueada, que te escribía todos los días. Una cosa bonita en la vida, es intentar ponérselo fácil a la gente que también quiere hacer lo mismo que tú. Aunque luego, cada uno lo hace a su manera.

¿Qué tal se lleva con las redes sociales?

Me encantan, me apasionan porque conecto con la gente. Soy creativo y me gusta compartir muchísimo. Yo comparto algo que aporte y que te haga sentir distinto o mejor de lo que estabas. Para mi es una misión cumplida, tienen un papel fundamental. Antiguamente tenías que generar un trabajo mayor para conocer la obra de un artista que está en Argentina o centro Europa, ahora está a un click. La búsqueda se hace más rápida y a la vez es más extensa. Con las redes pones a prueba tu creación, subes tus canciones. Ahí se abre el maravilloso mundo del análisis y la estadística, me apasiona ver el por qué de las cosas. Me gusta aprender muchísimo de ello, del comportamiento del público. Ese concepto se amplía con el efecto Rosalía, hay mucha gente a la que le encanta y gente que la odia o critica. Yo aprendí mucho de eso, tiene que ver con el flamenco y yo automáticamente en vez de criticarlo, ves el por qué del fenómeno. Entonces, descubres muchos conceptos nuevos. Una de ellas es, que la chica tiene un mundo interior interesante. Ves que esa chica tiene un plan, que es pedir un préstamo para poder crear su espectáculo, eso le hace saltar a las grandes marcas y al público. Otro caso es el de C. Tangana. Usas eso para irte atrás y piensas en un joven Joaquín Sabina o como Serrat hace sus primeras canciones. A mi todo eso me apasiona, irte a los comienzos y ver lo que está pasando ahora.

¿Cómo está siendo el recibimiento de “Las que nadie quiso”?

Estamos teniendo una respuesta rápida y eso es muy interesante. Estamos en unas semanas de promo y al final, aunque por supuesto lo primero es el público, estamos teniendo una respuesta muy interesante de los medios y de la gente que está en los medios. Cuando vas a una radio y tienes una entrevista, estás con una persona que ha visto pasar a mil artistas por ahí, entonces llegas y le cantas tus canciones. Esa persona habla de tu disco y ves su respuesta, que puede ser una de las más limpias que hay. No tiene que camelarte, es muy satisfactorio ver como conecta contigo, con la letra y ver tu energía. El momento en el que estamos es para eso, el único objetivo es conectar con una luz positiva, ya nos hemos estado quejando un año. Si alguien se quiere seguir quejando se le sigue escuchando, pero como discurso ya cansa. Todo el mundo lo sabe y quien lo tiene que solucionar no lo ha solucionado, no se ha involucrado. La cultura está en un lado.

Entonces, vamos nosotros mismos con nuestro arte y palabra a crear cosas, lanzas convocatorias. Hay gente que está mal todavía, entramos en una patología, entonces, hay gente que no se entera. Este disco es muy positivo, no hay pena, puñales… estoy lleno de vida, eso nos lo ha enseñado la pandemia. Tú puedes tener un castillo de naipes de cuatro metros, pero yo hago así y se derrumba. Llevo cuatro horas trabajando en ello y viene un cabrón llamado coronavirus que nos ha puesto a todo al mismo nivel. Si tuviésemos que sacar lo menos malo, es que nos ha puesto a todos en la casilla de salida. La pena, es que había gente que se lo estaba currando de puta madre, que lleva toda la vida y manda huevos. Ahí tenemos un ejercicio de humildad, había personas que iban muy locas y muy prepotentes. Ahora te ha puesto al lado una persona que ha terminado una carrera, tiene más ilusión que tú… entonces, tomas conciencia de lo que es el relieve.

 

Antes comprábamos el disco físico y el formato digital de su disco verá luz una semana después, ¿siente nostalgia del funcionamiento del mercado musical?

Siento la nostalgia porque aunque a día de hoy si tienes una buena distribuidora o multinacional, tu disco va a estar en las pocas tiendas que hay. En el caso nuestro que somos independientes, mi disco es artesanía pura. Yo soy quien contacta con las empresas para que mi disco esté. Ahora va todo muy deprisa, tienes que ponerle el disco para escucharlo. Como te decía antes, tenemos que adaptarnos a las nuevas tecnologías. Para mi el éxito es esto, hablar contigo y que una persona me esté haciendo fotos en un hotel tan bonito. Para mi esto es el éxito total, entonces, eso es que salga tu disco en plataformas y puedas tener una respuesta a corto plazo. Así no te cansas de tu disco, porque lo trabajas y le das forma. Mi disco es auto-producido, antes había muchas más tiendas. Hay una frase por ahí que dice “No gana el más fuerte sino, el que se adapta antes”. Entonces, quien gana realmente ahora es quien se adapta a los tiempos, siempre que analices todo lo que esté pasando. A mi me encanta hacer redes, plataformas… me encanta, ahora estaba arriba en la habitación diseñando un post de Instagram para cada canción con los créditos porque eso se ha perdido. Me da pena y a los que nos gustan los créditos, que es abrir el CD y buscar toda la información e historia del disco. Abres y sabes quién ha tocado, la ha compuesto, las letras… estoy sacando un post para cada tema y el viernes saldrán con todos los créditos, eso es una iniciativa de Tomy Torres. Es el compositor de grandes éxitos para Ricky Martín, él luego saca canciones y se hace súper conocido. Él hizo un post para reivindicar eso, porque Spotify solamente pone escrita por y producida por. No sale nada de la música o los arreglos.

¿Por qué elige ese título?

Tiene varias capas. Una de ellas es el homenaje a todas esas canciones de todos los compositores y creadores que hay que siempre están ahí. Alguien que pinta, hace fotos o produce tiene cosas que se han quedado ahí, a veces son bocetos pero, a veces son proyectazos. Tú lo sigues viendo y todo el mundo conecta, eso pasa con las canciones. No es que nadie las quisiera, sino que nadie las supo querer. Muchas veces, no nos damos cuenta, necesitamos oírlas. Hay otro mensaje importante que es de las personas que nadie quiso, personas que por su orientación, condición o manera de pensar no las quieren. Porque esa persona no tiene una personalidad luchadora, resta. “Las que nadie quiso”, son también personas que se quedaron a un lado, hay un punto motivador de intentar conectar con esa persona, porque nunca es tarde. Nunca es tarde, me ha pasado que hay cuatro canciones ocultas que realmente se compusieron para un repertorio, se compusieron para algunos artistas. Amo seguir quedando con muchos artistas para componer. Se me acumularon muchas canciones, entonces, hago un disco porque tengo los medios y estudios para hacerlo. Quiero inculcar eso a la gente joven, tienen que ordenarse y aprender el funcionamiento de la música. Se vende de manera diferente. Sale un chico de Sevilla que se llama Beret, hace temitas que luego son temazos. Pasa lo mismo cuando estás en un atasco a decírtelo y adelantas por un nuevo carril, pues él tiene un nuevo carril. Si tú quieres crear una revolución parte de medios pequeños. Luego otra, hay mucha gente negada para las redes, estás conectado, mandas mails eso a día de hoy es indispensable. Ese anuncio que os he enseñado es la consecuencia de un Live Session que hicimos, hay tres temas en YouTube. Lo hice cuando ni siquiera sabíamos que íbamos a sacar el disco. Si buscas Ricki Rivera aparecen muchas canciones, vengo de hacer cine y un poco de todo. Una persona entra ahí descubre a un cantante, eso es una consecuencia. Hay tres artistas en un medio muy importante, estar ahí me parece muy interesante. Por eso te digo, hay que estar en Instagram pero tienes que saber llevar todas las redes sociales. Llevo como nueve meses de locos, desde el 7 de enero, que nos cogió Filomena no he parado, no tengo Semana Santa, verano, sábados o domingos. Yo solamente trabajo de domingo a domingo.

¿Qué tres canciones elegiría?

“Una vida entera”, es una canción creada y producida para que sea el single del disco. Es de primera escucha, tiene pop y es muy Michael Bublé. Entras por esa puerta y es el recibidor del disco, si toda la casa es así, te apetece entrar. “La indirecta”, tiene todo esos ingredientes, es una historia un poco más elaborada y está ubicada cuando chico conoce a chica justo cuando Iniesta marca el gol en el mundial. Me quedaría con esas dos y luego, me voy a la última “Mis cuatro gatos”, es una canción dedicada a un concierto que hice en Málaga en pandemia, no se llenó, vinieron 24 personas o así. En un salón 20 personas es un pelotazo. El concierto salió increíble, hago mucha comedia en directo, pero luego, tengo mucho drama. Cuando te hartas de reír, luego cuento la historia de las canciones y nos ponemos un poco tristes. Con la comedia te relajas y yo puedo entrar por otras puertas.

 

¿Qué nos cuenta de la gira?

Pues que ya no tiene ningún sentido lastimarse o tener miedo, seguimos con las mascarillas pero, si hay alguien que piensa que no puede ir a los sitios ya está perdiendo el tiempo. Hay que salir con precaución y seguir recibiendo cultura. La cultura es progreso, para que exista el progreso en una sociedad tiene que existir cultura. Si no hay cultura esto progresa de una manera cuadrada, como si fuéramos robots. Hay que salir, porque sino nos volvemos locos. Al final, tenemos que agradecer a artistas que tienen muchos seguidores que son ellos los impulsores de eso quien nos hace seguir nuestro camino. Vanesa Martín ha hecho gira, lleva ya dos años, Dani Martín igual… vengo a Sevilla el 21 de noviembre en la sala Platea, está en Plaza de Armas. Y estaré también en Córdoba, Cádiz, Salamanca… si conseguimos que vaya gente conseguimos que se cierre el objetivo de todo esto, que es compartir.

¿Con quién le gustaría sentarse a colaborar?

A parte de con todos los que me he sentado, me volvería a sentarme, por supuesto. He compuesto muchas canciones con David Santiesteban, que es un productor y compositor. Él ha hecho un montón de canciones, desde Cepeda, Aitana hasta Antonio José. Por darte un nombre, me ha encantado unirme a Miguel Poveda o Vanesa, que son las dos últimas cosas que he hecho. Trabajar con Vanesa y Miguel ha sido un regalo del año, en todos los sentidos. Yo sigo teniendo ese punto fan, antes de conocerlos yo los seguía. Yo descubrí a una Vanesa Martín jovencita, recuerdo que estaba produciendo un disco y me llegaron dos canciones de ella, me encantaba como canta. Estoy hablando del 2008 o 2007, tengo en Facebook una foto con ella en el Teatro Quintero, me encantó ese momento. Que no haya trabajado, me gustaría trabajar con mucha gente joven que está haciendo música urbana como Marta Soto.

¿Qué diría que le queda por conseguir?

Creo que mantenerme, para mi triunfar es esto, es poder estar tres días en Sevilla para hablar de mi disco. Me gustaría conseguir, que tu nombre sea sinónimo de calidad para que puedas fluir en tu creación. Que tengas esa seguridad de que un pequeño porcentaje va solo, me encantaría llegar a ese punto. No me gustaría llenar un estadio pero, me encantaría tener una sala de cien personas en Madrid, Pontevedra o Almería. Yo con eso, sería inmensamente feliz. Hay veces que funcionas por el sur y por el norte no funcionas, pero quiero hacer una gira de cuarenta bolos con la seguridad de que voy a tener a mi público.

 

Para terminar, ¿qué mensaje le mandaría a sus seguidores?

Que no dejen de estar abiertos a la conexión porque yo no voy a dejar de soltar cosas. Voy a seguir creando cosas para ellos, si realmente han conectado conmigo que no dejen de estar ahí. Para que yo deje de soñar me tienen que disparar o tengo que estar malito. Pero, tengo mucha guerra para dar.

ENTRADAS PARA LA GIRA «LAS QUE NADIE QUISO» https://www.rikirivera.com/