Polifacética. Si hubiera que escoger un adjetivo para la actriz Raquel Ventosa, quizás ese fuera el más adecuado. Risueña, optimista y emprendedora, Raquel pasa por quizás su mejor momento profesional, con continuas apariciones tanto en televisión como en las tablas teatrales.

Desde The Citizen hemos querido hablar con esta prometedora y talentosa actriz para que nos hable de sus comienzos, de su actualidad y de lo divino y de lo humano.

Y Raquel Ventosa decidió que quería ser actriz…

¡Uff, qué difícil! A ver, desde pequeña siempre he hecho teatro amateur y me encantaba, era mi actividad extraescolar favorita. Realmente desde siempre tengo el recuerdo de subirme a escenarios y disfrutar muchísimo. Pero cuando me tocó tomar la decisión de hacia donde ir, qué carrera escoger, la cosa se complicó… Así que empecé a arte dramático en una escuela de Barcelona, pero me asusté. Cuando me di cuenta de el nivel de exposición e implicación que se requería me asusté. No era mi momento. Así que decidí estudiar estilismo. Siempre he estado muy vinculada con la moda, y me encanta, hacía editoriales de moda, etc. pero yo iba al teatro y tenía esa espinita, veía a los actores y actrices subidos al escenario y no sabía porqué yo no era la que estaba ahí.

Así que empecé a arte dramático en una escuela de Barcelona, pero me asusté. Cuando me di cuenta de el nivel de exposición e implicación que se requería me asusté. No era mi momento. Así que decidí estudiar estilismo

Y comenzaste en el mundo del teatro…

Así es, conocí a un director, Manuel Neto Martín, que tenía una compañía y buscaba a una chica para representar “Ricitos de oro” me hizo unas pruebas y me escogió, y de ahí surgió la oportunidad de trabajar en “La ratita presumida” y nos pasamos un año entero de gira por España. Ese fue mi primer trabajo profesional y ahí pensé que era una señal del destino. Terminamos la gira en Madrid y fue entonces cuando me empecé a formar como actriz. La ingenuidad estaba en que yo creía que iba a llegar a Madrid y lo iba a reventar. Yo desconocía el sector y las dificultades que existen para desarrollarse como actriz profesional.

Empezaste en el teatro, pero también has trabajado en audiovisual, tanto en pantalla grande como series de televisión; si tuvieras que elegir…

No puedo elegir una cosa concreta porque quiero todo, es imposible elegir. En cada uno hay cosas que me encantan. En el cine está la preparación, el tiempo, el equipo… de las series de televisión me encanta la agilidad, la rapidez. En cuanto al teatro, lo vivo muchísimo, y es que los proyectos teatrales son maravillosos, tienen un algo especial que los hace diferentes.

¿Proyecto ideal?

Sueño con hacer cine independiente, “techo y comida” por ejemplo. Pero también me entregaría en cuerpo y alma a un proyecto como “las de la última fila” o “vida perfecta”
Sueño con trabajar con Sorogoyen, Nelly Reguera, Alauda Ruiz de Azúa, Icíar Bollaín, Carla Simón y un largo etcétera.

¿Y con que actores/actrices te gustaría trabajar?

Hay tantos y con tanto talento… Carmen Machi, Blanca Portillo, Javier Cámara, Marisa Paredes, Laia Costa, Candela Peña… te puedo dar un montón de nombres que no son tan conocidos, como Antonio Araque, Álvaro Delgado, Emília Lazo, María Jaimez, Amanda Ríos, Pilar Bergés…
Pero si hay una cosa que tengo clara en la vida es que YO QUIERO SER CANDELA PEÑA.

“Pero si hay una cosa que tengo clara en la vida es que YO QUIERO SER CANDELA PEÑA”

¿Dentro de treinta años donde te ves?

Me veo haciendo cine tanto como actriz como de directora, juntando a actrices a las que admiro y haciendo películas creadas por mujeres.

Imagina que puedes elegir… ¿actuar o dirigir?

Las dos, sería un Paco León, una Leticia Dolera. Además de ser Candela Peña, también quiero ser Leticia Dolera.

¿Te sientes más cómoda en comedia o drama?

Creo que en comedia pero me encanta hacer drama. Si tengo que escribir algo siempre es comedia, aunque siempre tiene también su punto trágico. Un poco la mezcla de los dos.

Tu mayor virtud y tu mayor defecto

Mi mayor defecto igual es el miedo y la inseguridad. Padezco mucho el síndrome de la impostora, pienso que algún día me van a decir que no valgo para esto, que lo deje… luego se me pasa. Veo que todo va bien y me relajo. Esto, entre otras muchas cosas, las estoy trabajando con un coach, Rubén Duque, que es maravilloso.
Mi mayor virtud quizás es que tengo mucha verdad, la constancia, el amor y el trabajo que le tengo a esta profesión.

Y en el futuro cercano…

Acabo de participar en “La que se avecina”, fue muy divertido y me lo pasé muy bien. También he trabajado recientemente en “Mentiras Pasajeras”, dirigida por Félix Sabroso y Marta Font, que acaban de terminarla de rodar y está, muy muy muy chula. Fue un regalo porque además de trabajar con grandes de la interpretación como Elena Anaya tuve la suerte de rodar con mi mejor amiga, Jelen García. Era la primera vez que rodaba con una amiga en una serie de una magnitud así, y fue una experiencia increíble.
Por otro lado acabo de estrenar un cortometraje al que le muchísimo cariño, “La de Valeria”, que lo he escrito y dirigido yo, y que acaba de empezar su camino en los festivales con muy muy buen pie, con varios premios. Es un corto que nace desde el corazón, muy personal y donde hablo de una realidad del día a día como es la precariedad de la profesión.
En teatro he vuelto con “Mamarracha”, que después de estar en los teatros Luchana reventado taquilla durante un año, ahora va a empezar a representarse por diferentes puntos de España.

¿Por qué deben ver “Mentiras Pasajeras”?

Porque es una serie súper coral, está llena de actores y actrices maravillosos. Tiene un punto muy “almodovoriano”, es muy dinámica y divertida.

“Mentiras Pasajeras” tiene un punto muy “almodovoriano”, es dinámica y divertida”

Lo último que has escuchado en Spotify.

Vicente Navarro, es un compositor español que es maravilloso.

 ¿Lo último que has visto en televisión?

«El Inmortal» en Movistar. La vi, principalmente, porque sale Teresa Riott que es mi compañera de reparto en la serie que tuve el placer de participar como actriz “Valeria” y la verdad que me ha enganchado de principio a fin. El reparto está de diez.

 ¿Lo último que has visto en cine?

“Cinco Lobitos”… maravillosa.

Un miedo

No tener constancia a la hora de trabajar como actriz.

 Una ciudad

Venecia.

 Una película

“Entre tinieblas”, de Pedro Almodóvar.

Un libro

“El poder del ahora”, es de autoayuda y habla sobre la importancia del aquí y el ahora. Recurro mucho a él, me hace muy bien.

Una canción

“En el río” de Vicente Navarro.