El actor malagueño de moda, Jose de la Torre, se pasa por The Citizen para presentarnos la segunda temporada de «Toy Boy». La primera entrega se posicionó entre las series españolas más vistas durante la cuarentena. En esta veremos a un Iván más maduro, como siempre persiguiendo sus sueños y emprendiendo nuevas aventuras junto a sus inseparables Toy Boys. Tras la proyección en Atresplayer Premium, la segunda temporada se encontrará disponible en Netflix. 

 

¿Cómo se definiría? 

Creo que soy un tipo bastante afable. Entre afable y luego tengo mi pizca de seriedad. Me considero bastante serio.

¿Cuál es su primer recuerdo de querer dedicarse a la interpretación? 

El primer recuerdo que se me viene a la mente es cuando era pequeño. Siempre estaba viendo películas y pegado a una televisión. Me veía todo y todos los papeles me gustaban. Grandes películas que veía de pequeño son las que me ayudaron a tomar la decisión.

¿Y el recuerdo más bonito que tiene de sus años de formación en Málaga?

El teatro de la Escuela de Arte Dramático de pie, aplaudiendo a una función que hicimos. Tuvimos quince funciones y fue una experiencia preciosa, ha sido el momento en el que más me he emocionado en mi vida. En la última función estaba roto llorando sin parar. Me encantó ver al público igual de emocionados que nosotros.

¿Cómo recuerda la primera vez que le reconocieron por la calle?

Quiero recordar que fue porque curiosamente, «Toy Boy» tuvo dos fases, la que estuvo en abierto en Antena 3 y luego la fase Netflix. La gente no consume televisión en abierto y esa etapa fue menos fuerte. Durante la cuarentena fue cuando pasamos a Netflix y recuerdo que bajé a la gasolinera más cercana de casa a comprar unos hielos y un chico me pidió una foto para su novia. Ahí me di cuenta de que nos estaban viendo muchísima gente.

¿Quiénes son sus referentes? 

Un Huge Jackman, Antonio Banderas, Mathew McConaughey… de actrices me gusta mucho Blanca Portillo.

Un compañero con el que le gustaría repetir en todos los proyectos. 

Sin duda, con Jesús Mosquera.

¿Qué tal lleva las redes sociales? 

Las utilizo como una herramienta para la promoción. Con las redes sociales estoy en el borde de poder vivir sin ellas. Las uso a un nivel muy bajo, a penas soy una persona activa en redes. Esto me ha pillado mayor a mi, no lo veo muy necesario para nuestra profesión. Si hay que promocionar algo se promociona. Pero juro que, el día que pueda las quitaré y me iré.

¿Cómo está siendo el recibimiento de la segunda temporada de «Toy Boy»? 

En la plataforma de Atresmedia tienen la dinámica de subir un episodio por semana, es lo que hacen. Ahora están los tres primeros subidos y se prevé que cuando acabe la emisión en Atresplayer pasen directamente a Netflix. El recibimiento lo he vivido en carne y hueso cuando asistimos a los cines Capitol. Se emitieron los dos primeros capítulos con la sala llena de gente. El público rompió a aplaudir con cada capítulo. Sentí que el público estaba recibiendo bien esta segunda temporada. Esta segunda temporada está teniendo otro color y lo está recibiendo muy bien.

 

¿Ha madurado Iván? 

Me puedes responder tú a esa pregunta, que eres la espectadora. La idea es esa, al final es muy difícil arrancar una primera temporada de un proyecto nuevo y hacerlo todo perfecto a la primera es muy complicado. Que no te quepa duda ni a ti ni a nadie, es que dimos todos el cien por cien en la primera temporada. Yo creo que el resultado está ahí, el público nos puso donde nos tenía que poner. La evolución de cada uno, la mía personal pues evidentemente tras ver la primera, ver yo y ver al personaje hice un resumen personal. Le aporté cosas al personaje tras haber visto todo, incluyendo la ayuda del director para que el personaje mejore.

¿Ha sido difícil adaptarse a personajes nuevos o localizaciones? 

Sí, creo que esa es la raíz y la esencia de Iván durante la segunda temporada. Transita en todos los capítulos desde una posición de envidia y frustración. Está viendo en la vida de otra persona, como es el Turco, que está cumpliendo su sueño y está teniendo el local de moda, el que más lo peta y triunfa… como estamos viendo viendo en los capítulos nada es tan luminoso. Iván está trabajando con rabia de hacerle el trabajo a otro y él quiere ser emprendedor, tener su negocio y ser su propio jefe.

¿A qué personaje le hubiese gustado interpretar? 

Jairo me parece muy bonito. Hugo es un personaje muy bonito y Zapata es muy divertido. Depende del personaje, son todos muy bonitos y tienen un interior muy delicado. Si te lo quieres pasar bien, elijo a Zapata.

¿Apuesta por una tercera temporada? 

Si te dijese que no, me mentiría a mi mismo. Creo en el trabajo que hemos hecho, se ha hecho un trabajazo desde el principio. Esta temporada se ha hecho con vistas de una tercera temporada. Esa decisión la tendrá quien decida financiarla pero, será con el efecto llamada del público. Hemos puesto mucha ilusión para continuar hacia una tercera temporada. Así que espero que se haga, de corazón.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here