Enfrentarse a valorar un cortometraje siempre es difícil. Porque su formato es complicado. A veces son pocos minutos para contar mucho. O quizás demasiados minutos para no contar nada. Los cortos como un medio, no como un fin. Y es que habitualmente son tarjetas de presentación de un guionista o de un director. Mucho “ey, fíjate lo innovador que soy”, o “admirad ese diálogo, que sutil e ingenioso”. A veces en vez de una historia es una escena, lo que no es bueno ni malo, solo “diferente”. Normalmente hay ilusión, que duda cabe. Y fuerza. Pero también prisas y amateurismo.

“Pero hay otras veces que el resultado se podría catalogar como redondo. Y ese es el caso de Imposible decirte adiós, el último corto de Yolanda Centeno”

Pero hay otras veces que el resultado se podría catalogar como redondo. Y ese es el caso de Imposible decirte adiós, el último corto de la joven y prometedora directora jerezana Yolanda Centeno. Apunten este nombre, porque con seguridad le van a oír muchas veces en un futuro cercano. Yolanda viene de trabajar en publicidad, lo que se nota en el ritmo que sabe imprimir al cortometraje pero sin obligar al espectador a sacar bandera blanca, y huye de sorpresas impostadas y de la brillantina tan habitual en los primeros trabajos en ficción. Y es que si hubiera que definir con una palabra Imposible decirte adiós está podría ser sinceridad. Se nota que Yolanda sabe lo que quiere decir, que se cree la problemática de la propuesta y sobre todo sabe como trasmitirlo desde la verdad, su verdad. Los diálogos son sentidos, de ley, con un realismo lúcido que no implica que sean verdad, sino que hace que sea una posible verdad. Yolanda te abre la puerta y busca la complicidad del espectador, haciéndole partícipe del dilema. Por otro lado un aspecto tan fundamental (y a menudo descuidado) en este tipo de formato como es su producción está sumamente trabajada en todos los aspectos, y pese haberse rodado en plena pandemia han hecho de la necesidad virtud, dando la vuelta a la propuesta narrativa y sabiendo adaptarse a los requisitos obligatorios para las grabaciones.

El reparto es de auténtico lujo, con tres espadas del calado y bagaje de Alexandra Jiménez que está soberbia, Fele Martínez (un seguro de vida) y Ruth Gabriel. Pero un apartado especial se merece el chaval, Darío Ibarra, que sabe trasmitir toda una infancia solo con su mirada.

Como era de esperar dada la calidad de esta propuesta, parece ser que Imposible decirte adiós va a tener continuación en un largometraje. Y es que este corto es sin duda uno de los trabajos en este formato que más reconocimiento están logrando tanto en España como en el extranjero (sin ir más lejos será presentado en el prestigioso y siempre complicado Festival de Shangai) en este extraño año.

No se lo pierdan, merece mucho la pena.

 

Productora: HARRY KANE S.L.
Dirección: Yolanda Centeno
Intérpretes: Alexandra Jiménez, Fele Martínez, Ruth Gabriel, Darío Ibarra
Guión: Yolanda Centeno, Jesús Luque
Producción: Tay Sánchez
Fotografía: Paco Femenía

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here