Laura Uría Arranz, también conocida como LUA, una mujer de mirada felina, corazón de poeta y voluntad férrea, es una feminista declarada. Pero quienes la conocemos sabemos que ella es aún más, es una creadora de arte, una activista por y para sus congéneres, una luchadora que alza la voz por aquellos que callan y sobre todo, una mujer con tanta sensibilidad como fuerza.
Formada en radio y realización de audiovisuales entre otros, ha trabajado en radio, prensa, cine y ha sido responsable de una librería donde las actividades culturales eran las protagonistas. Pero como la mejor forma de conocer a alguien es por sus actos, viajemos hasta el mundo creativo de Lua…

 

Lo que contamos. Premiado con el Mejor cortometraje en la XII Edición del Festival Cortos por la Igualdad de Valencia. ¿Qué quieres contarnos Lua?

Lo que me gustaría destacar de esta maravillosa experiencia es el trato exquisito por parte de las personas que organizan el festival. Sentirte tan cuidada y arropada hace que permanezca viva la fe en el feminismo que, desde mi punto de vista, debería poner esos cuidados en el centro.

«Las mujeres sufrimos diferentes opresiones en función de nuestra condición social, por ello es importante entender nuestros propios privilegios y de construirnos día a día»

El vuelo de la Libélula. Tu primer largometraje donde reflejas un universo femenino/feminista a través de más de 40 voces. ¿Cuál es el mensaje que envía?

Las mujeres sufrimos diferentes opresiones en función de nuestra condición social, por ello es importante entender nuestros propios privilegios y de construirnos día a día. Ser conscientes de que tenemos más puntos en común que diferencias. Escucharnos, trabajar la compasión entre nosotras y sobre todo, cuidarnos mucho. Pero cuidarnos empezando por nosotras mismas, sin juzgarnos. Respetarnos y escucharnos. Respetar nuestros ciclos naturales, que son distintos de los de los hombres aunque nunca nos lo dijeron. No estamos locas, estamos más cuerdas que nunca.

 

Stoyan. Película del guionista y director de cine Roberto Ruíz Céspedes que será estrenada en breve. Aquí tu papel es la dirección y realización del documental que nos habla de la simbología principalmente budista de la historia y el making of. Gran responsabilidad la tuya pues eres la primera cara que este largometraje mostrará al público. ¿Sientes vértigo ante un proyecto tan importante?

Creo que es una oportunidad por la que no puedo dejar de estar agradecida, no obstante creo que, a pesar de que estamos hablando de una producción ya de cierto nivel (infinitas ganas de que podáis disfrutar de esta maravillosa obra que se ha marcado el director), no me parece distinto de mi primer largometraje que es de bajo presupuesto, pero que considero de gran responsabilidad también debido al tema que plantea y los distintos puntos de vista que encontramos en él.

Pero sí, ahora mismo me encuentro en el proceso de montaje del documental y lo estoy disfrutando muchísimo. Sumamente agradecida además por haberlo ido a rodar a Lanzarote y a Bulgaria. Ha sido una de las grandes experiencias de mi vida, sin duda.

«Supongo que si tuviera que elegir un mesio, elijo el coger una cámara y grabar. Después ir a la sala de montaje y jugar»

Radio, cine y escritora. Donde te sientes más cómoda, en el mundo de las ondas, en el del cine o en la soledad que busca el poeta para escribir?

No sé si podría elegir el medio en el que me siento más cómoda, pues cada uno me ofrece una intimidad conmigo misma que es inefable. Y también digamos que depende de en qué formato se haga o si son obras creadas desde tu interior o compartidas. Supongo que si tuviera que elegir uno de ellos, elijo el coger una cámara y grabar. Después ir a la sala de montaje y jugar. Pero ahora mismo digo esto y a lo mejor mañana te digo que irme frente al mar y escribir unas cuantas líneas después de un buen baño sanador.

 

Eres una mujer que moldea las palabras hasta conseguir de ellas la denuncia poética. Varios libros en tu haber. En un mar helado, Somos río y recientemente Polvo de estrellas. Prosa poética. ¿En cuál de los dos medios, audiovisual o literario crees que se escucha mejor la voz de las mujeres?

Considero que todo es poesía en la vida, pero si hacemos esa distinción de poesía en palabra escrita o transformando esa palabra escrita desde un guion a la pantalla, diría que a través del cine. Es un formato que se consume más, ya sea cine o series de TV. A poetas muy grandes como son Alfonsina Storni, Gioconda Belli o Alejandra Pizarnik, siempre se las va a leer. Sin embargo, actualmente nos cuesta leer autores y autoras del momento. Soy muy partidaria de hacerlo, no sólo porque yo misma lo haga, sino porque son continuos espejos que llegan para recordarte lo que necesitas en cada momento. Donde hay un escalofrío, ahí es. Y escuchar poesía en directo es una ráfaga de escalofríos continua de la que quedas plenamente satisfecha. Y además, no voy a parar de escribir.

 

Gracias Lua, por alzar la voz, por dejar impresa tu lucha y por continuar adelante bien sea entre imágenes o entre letras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here