Cadena 100 ha celebrado la decimoséptima edición de los Premios ¡Buenos días, Javi y Mar! Por un mundo mejor en el Teatro Capitol Gran Vía en Madrid el pasado 14 de diciembre.

Como en pasadas ediciones, el evento ha sido conducido por Javi Nieves y Mar Amate, presentadores del programa matutino ¡Buenos días, Javi y Mar! en Cadena 100. También ha contando con actuaciones en directo del coro de niños del colegio Tajamar y el colegio Cambrils, el artista catalán Depol, la conocida Edurne y el número uno mundial, Iñigo Quintero.

La gala tiene como finalidad dar visibilidad y reconocimiento a personas completamente anónimas que impulsan acciones capaces de hacer un mundo mejor. Tal y como comenzaba señalando Mar, “hoy ponemos en valor historias a las que queremos dar voz y de las que tenemos que aprender mucho. Todos y todas los que van a pasar por aquí, tienen algo que enseñarnos y espero que algo de ellos se nos contagie esta noche”.

A lo que Javi añadía: “Son premios que dan a conocer la normalidad, de personas que hacen cosas extraordinarias. Y estos son premios son de agradecimiento y visibilidad”.

Primer premio

El primer premio de la noche entregado por los propios presentadores reconocía la entrega y cuidado a los más vulnerables. “Por regalar un futuro a los que lo han perdido” y era entregado a MariaLar. Ella, es una mujer que colabora con el servicio de acogimiento de la Comunidad de Madrid, y ha cuidado a 25 bebes dándoles un hogar y el cariño materno que les ha faltado. “Yo le doy cariño a mis niños, y ellos han conseguido que mi hogar sea un lugar maravilloso y lleno de alegría”; MariaLar.

Segundo premio

El artista DePol entregaba el segundo premio a Elisabeth Ezpeleta galardonada por poner su mirada a disposición de su padre, quién perdió la vista hace cinco años por un desprendimiento de retina. Elisabeth, con tan solo catorce años, ya lleva cinco acompañando a su padre Alfredo en todo momento, poniendo su mirada por él.

Tercer premio

El tercer premio ha sido entregado por Enrique Ordieres como presidente del patrocinador Grupo Cinfa que hacía entrega del premio a Ignacio Muñoz. “Por su entrega, sacrificio y recorrer miles de kilómetros para que otros también puedan recorrer los suyos”. Su labor como traumatólogo se ha trasladado a otros países para operar a niños y adultos con problemas en la cadera con el objetivo de regalar pasos a quienes no podían caminar.  Sam es uno de los niños a los que el doctor cambió su vida en Senegal y así, hacía entrega del premio a su doctor Ignacio quien agradecía la visibilidad de este tipo de premios.

Cuarto premio

Edurne emocionada entregaba el siguiente premio, un premio que reconoce a otro héroe anónimo que regala a los demás sin esperar nada a cambio. Jairo Montero salvó a un bebe y toda su familia de un incendio en un edificio al que había difícil acceso. Con el premio en la mano afirmaba: “lo que hice el día de incendio lo volvería a hacer sin dudarlo. Si puedes ayudar, ayuda y así nos iría un poco mejor a todos”.

Quinto premio

El presentador de televisión Ion Aramendi ha sido el encargado de entregar el siguiente premio a Anabel Alcántara, profesora de infantil que invierte su tiempo en viajar y ayudar a los que más lo necesitan. “Por ser uno de esos faros que iluminan a los más perdido”; ella acogió a dos personas sin hogar durante una semana en su casa, ofreciéndoles sus propios recursos hasta que les encontró un alojamiento.

Anabel emocionada agradecía su reconocimiento por parte de Cadena100 y el apoyo recibido de su Cádiz natal; “ en Cádiz tenemos arte para el carnaval, pero también tenemos mucho arte para luchar por la causas perdidas”.

Sexto premio

El último premio de la noche ha sido entregado por el cantante Iñigo Quintero, que le hacía entrega a Ignacio Navarro, profesor y creador del proyecto Kintuadi. Él ha creado un grupo de jóvenes que se juntan para dedicar su tiempo a los más mayores, ofreciendo compañía y cariño. “Si no das a los demás, te quedas vacío” señalaba Ignacio y animaba a todo el mundo, como hace con su grupo de jóvenes a no tener miedo al compromiso, a dar tiempo a los demás y apostar por la escucha, la ternura y el cariño”.

Con una última actuación navideña del coro de niños se despedía la gala. Como recordaban Javi y Mar, se daba cierre a una noche de emocionantes premios, premios que tienen como denominador común el amor. “Son historias que existen, son el día a día y nos enseñan que el bien existe y es muy importante reconocerlo y enseñarlo”.