Una de las grandes revelaciones este último año en el mundo de la animación ha sido la directora Carmen Córdoba, que con su primer cortometraje “Roberto” ha obtenido multitud de premios y galardones, tanto a nivel nacional como internacional. Con motivo de la celebración del Día de la Animación hemos querido hablar con ella sobre sus proyectos más inmediatos

 

 

Tu trabajabas como ingeniera informática…

Jajajaja, sí, así es pero siempre me había gustado dibujar, y contar historias a través del comic. Y siempre tuve en la cabeza la historia de “Roberto” y más adelantes con la crisis de los 30 y trabajar 8 años como ingeniera en la crisis de los 30 me di cuenta que no me sentía muy feliz, y decidí darle la oportunidad a “Roberto”, así que deje todo y me fui a estudiar animación, y más tarde me puse con el corto.

 

¿Fue muy duro conseguir sacarlo adelante?

Uff, 7 años de sufrimiento… yo no sabia donde me estaba metiendo ni tenía alrededor a nadie que hubiera hecho algo parecido y tuve que inventármelo sobre la marcha sin financiación.. . Durante la primera parte, la preproducción funcionó muy bien el modelo colaborativo pero cuando llegamos a la animación estuvimos 16 animadores trabajando en nuestro tiempo libre porque no cobrábamos y después de un año no habíamos sacado ni un plano… Y ahí, 5 años después de haber dejado todo pensé “esto no sale”. Así que pedí un préstamo al banco, y junto con el apoyo de la Comunidad de Madrid pudo ver la luz “Roberto”. Fui duro, aunque luego salió muy bien.

 

¿Esperabas el éxito a todos los niveles de Roberto?

Jajaja, pues sinceramente no, yo no sabía como funcionaba el tema de los festivales ni el mundo de la distribución, no tenía ni idea, yo  solo quería contar la historia. Para mi era impensable, ha sido una locura. Ahora que ya se como funciona este mundillo me parece todavía más increíble… para ser un primer corto ha sido una cosa tremenda.

 

Ahora acabs de sacar “Amarradas”, un nuevo corto…

Acabamos de estrenar en Weird, porque habíamos ganado el año pasado el premio sobre proyecto y entonces el estreno tenia q ser Weird, y ahora acabamos de ganar nuestro primer premio. Es un corto muy diferente de “Roberto” a todos los niveles y mis objetivos con él son muy diferentes. El recibimiento está siendo estupendo.

 

Y ahora estas en preproducción de un largometraje… ¿Mucho vértigo…?

Es otra historia. Los ritmos son mas lentos, vas entrando y saliendo del proyecto y hay determinados momentos de muchísimo trabajo y otros más tranquilos. Es un proyecto muy muy bonito, y estoy muerta de ganas de entrar ya en la producción.

 

Tu primer apoyo vino de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid…

Sí, así es, todos mis proyectos fueron apoyados por la Comunidad de Madrid. Nunca podré agradecer lo suficiente su apoyo, sin él hubiera sido todo imposible, y sobre todo apostaron apostaron por mi cuando nadie creía…

 

¿Recomendaría a un joven que entrara a trabajar en el sector de la animación?

Yo deje todo por trabajar en este sector… ¡Lo que me tiro de los pelos es de no haber llegado antes!. Es una profesión muy vocacional y los que estamos aquí somos realmente apasionados. Y la comunidad tiene un gran compañerismo.

 

El viernes 28 se celebra el día mundial de la animación y hay una serie de actos organizados por la Comunidad de Madrid… ¿Qué importancia das a este certamen?

Para mi tiene varias funciones. Por un lado los invitados como yo nos dais una visibilidad que para nuestros proyectos es muy importante, y por otro lado para el público es muy valioso. Yo he sufrido en primera persona el no conocer nada de este mundo, y me tuve que inventar la rueda. Encontrar un escaparate donde profesionales te cuentan su experiencia te dan un punto de apoyo para informarte que es algo fundamental.