Zinedine Zidane deberá esperar, hasta nuevo aviso, para vivir su noche europea más trascendental como técnico del Real Madrid. La situación actual ha obligado a suspender todas las competiciones, y el conjunto blanco tendrá más tiempo para recuperar sensaciones y efectivos de cara al choque contra el Manchester City.

Antes del decisivo cruce de octavos de final, en cualquier lugar para apostar online el Real Madrid era claro candidato al título, pero la realidad es que está apenas a 90 minutos de ser apeado de su competición favorita.

La flor de Zidane

Los números del Real Madrid esta temporada abren una pequeña puerta a la esperanza. De media, el equipo blanco marca 2.1 goles por partido, justo lo que necesita para superar la eliminatoria. Además, en defensa, el conjunto dirigido por el técnico galo encaja algo menos de un gol por encuentro, por lo que si esta probabilidad se hace realidad, el Real Madrid estaría en los cuartos de final.

Desde su regreso a la casa blanca, el cambio más acuciante de Zinedine Zidane ha sido convertir al Real Madrid en un equipo sólido en defensa. Hacia muchas temporadas que la escuadra madridista no lideraba la clasificación de equipo menos goleado de LaLiga Santander, todo un mérito compitiendo contra el Atlético de Madrid, un experto en estos registros defensivos.

Siempre se ha considerado al entrenador francés como un hombre con suerte, algo necesario por otro lado para conquistar 3 veces consecutivas la Champions League. Ante el Manchester City, deberá aparecer nuevamente ‘la flor de Zidane’, como bautizaron estos golpes de suerte del galo, aunque observando los números del Real Madrid, existe un gran trabajo táctico detrás de todo su cuerpo técnico.

El papel de Thibaut Courtois, decisivo

El cancerbero belga llegó al Real Madrid en una época un tanto convulsa tras la marcha de Zinedine Zidane, algo que sorprendió a muchos aficionados, y con un ambiente de transición más que de equipo ganador y aspirante a todos los títulos. Su primera media temporada no fue del todo positiva, llegando a estar incluso discutido por un sector del público del Santiago Bernabéu.

Pero la 2019/2020 está siendo sin duda su temporada. Thibaut Courtois es el guardameta menos goleado de LaLiga Santander, y va camino de conseguir otro premio Zamora, puesto que ya consiguió uno como portero del Atlético de Madrid. Además, sus intervenciones están siendo decisivas de tal forma que ayudan a ganar partidos, sin ir más lejos el último ‘clásico’ ante el FC Barcelona, eterno rival merengue.

En el último partido de liga, una inoportuna lesión le tiene apartado de los terrenos de juego un tiempo, pero la suspensión de la competición le beneficia en el sentido de que podrá estar disponible antes de que se reanude la champions. Parte de las opciones del Real Madrid de seguir vivo en su competición favorita pasarán por las manos de Courtois, que intentará mantener la portería a cero mientras que sus compañeros procuran lo contrario, ya que al menos dos goles necesitan para tener opciones de pasar de ronda. Para ello volverá a aparecer la famosa ‘flor de Zidane’, el técnico más prestigioso de esta competición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here