Es el tema de conversación más recurrente en los ambientes jóvenes de la Bahía de Cadiz, que en estas semanas está a rebosar de veraneantes habituales y de muchos que disfrutan de todo lo que puede ofrecerles por primera vez: el festival Puro Latino, que se celebrará en el Polideportivo Municipal del Puerto de Santa María, a apenas unos minutos de la Playa de La Puntilla, promete ser uno de los eventos del verano. 

Sí. Internet está lleno de artículos en los que se dice que un festival y otro son los eventos del verano. Sin embargo, lo que interesa del Puro Latino va más allá de lo que puede pasar en uno de los muchos festivales que se celebran cada verano en nuestro país. 

En un momento en el que la música urbana ha alcanzado su cenit de popularidad en todo el mundo, en el que la escena española está metida en un proceso de evolución para asentarse como industria, en el que la crítica especializada empieza a mirar con más interés lo urbano después de años dejándolo de lado mientras las calles, los barrios y las discotecas se llenaban de gente escuchando a artistas que venían de esas mismas calles, y se superaban prejuicios en cuanto a racismo o clasismo (todo el mundo baila lo mismo) gracias a la música. 

En un momento en el que el festival más importante del país, el Primavera Sound, se abre por fin a lo urbano, con la estrella mundial J Balvin encabezando un cartel donde hace apenas unos años todo era música indie, no había un festival que encumbrara el género que ha hecho posible este cambio, este boom. Hablamos, evidentemente, del reggaeton. 

Ha habido tentativas, sí. En Madrid se han celebrado festivales donde había presencia de lo urbano (muchas veces acompañado de música electrónica), en festivales como el Cabo de Plata se ha dado protagonismo a artistas clave de la escena como C. Tangana o Dellafuente, incluso sí se han organizado festivales con los grandes nombres del género como cabezas de cartel, pero enfocados al numerosísimo público latino que vive en nuestro país. 

La segunda edición del festival Puro Latino que se celebra este fin de semana (2 y 3 de agosto) en el Puerto de Santa María rompe con todo lo anterior apostando abiertamente por organizar una fiesta del género dirigida a un público transversal y multitudinario. Tan multitudinario que la organización ha ampliado el festival en el espacio y en el tiempo. 

Pensado originalmente para tener lugar en Puerto Sherry, una de las zonas más interesantes de esta localidad gaditana, la organización ha decidido cambiar la ubicación para dar cabida a los numerosísimos interesados en asistir. En la misma línea, lo que era un festival de un solo día ha pasado a ser de dos (y aquí viene lo realmente interesante) que acogerá a algunos de los nombres más potentes del reggaeton al nivel mundial. Nombres que ayer y hoy han marcado la pauta en el género primero y en la música popular de todo el mundo después. 

Don Omar, uno de los pioneros, que lleva desde hace más de quince años en el top mundial, encabeza el cartel del festival, y su actuación en la noche del viernes promete ser mítica. No se prodiga en conciertos en nuestro país el puertorriqueño que alcanzó una de las cimas del reggaeton con su álbum King of Kings y que ha seguido evolucionando a través de los años con trabajos como iDon, en el cual se abrazaba a los sonidos propios de la música para dejarnos hits como ‘Virtual Diva’ o que supo volver a agitar la escena con temas como ‘Guaya Guaya’ cuando el reggaeton pasaba por el único bache de popularidad que ha tenido desde su nacimiento, cuando, con la aparición del electrolatino, Un electrolatino en el que Don Omar también participó (e incluso instigó) con temas como Danza Kuduro, que se salían de los sonidos habituales en el género para entonces. 

Al de ‘Dile’ le acompañarán la noche del viernes jóvenes artistas que se encuentran en el momento cumbre de sus carreras como Karol G, Justin Quiles o Farruko, todos entre los artistas más escuchados en todo el mundo en las plataformas de streaming y con incontables éxitos a sus espaldas en los últimos años. Entre solo esos tres artistas se acercan a los setenta millones de oyentes mensuales en Spotify. A los que hay que sumar la presencia de Juan Magán, uno de los artistas españoles más consolidados en el género a nivel mundial (colaboraciones con J Balvin o Don Omar no se ven todos los días en nuestro país). He aquí la diferencia con otros festivales que solo se acercan al reggaeton de puntillas, para hacer gala de su diversidad musical o para lograr un golpe de efecto. En el Puro Latino la apuesta es a lo grande. Un all in de manual. 

Esto queda refrendado por la segunda jornada que se ha programado en el festival, la del sábado. En este caso el cabeza de cartel es nada menos que Anuel, uno de los cantantes que más a aportado al género para renovarse en los últimos años y que cuenta con hits en su haber como ‘Secreto’, junto a Karol G, ‘Ella Quiere Beber’ o ‘China’, su último éxito. Le acompañarán en la segunda línea del cartel nombres de la nueva hornada española que han conseguido asentarse con sus últimos trabajos como el canario Don Patricio, coautor de uno de los temas del año como es ‘Contando Lunares’ o Maikel Delacalle, también canario, y que quiere ser la voz más importante en español en el anglosajonizado mundo del R&B, una empresa complicada pero que lleva por buen camino.  

Todo esto, sumado a la ya comentaba expectación alrededor del festival en la Bahía de Cadiz, donde todo el mundo entre los 18 y los 30 años conoce a alguien que va al festival (o directamente van ellos mismos) prometen hacer de la segunda edición del Puro Latino un evento único que, si hace el ruido suficiente, puede ser la punta de lanza de un nuevo concepto de festival en nuestro país. Veremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here