Aunque la gran mayoría utiliza los dos términos indistintamente, porque efectivamente ambos inspiran a la audiencia con sus contenidos, los creadores y los influencers son perfiles completamente diferentes. Arianna Arcai, responsable de la oficina de la fábrica de contenidos italiana Mambo en España, nos da las claves para aprender a reconocerlos.

En primer lugar, los creadores digitales generan fotos, vídeos o artículos para blogs, que se distribuyen a través de las redes sociales, tanto las suyas como las de otras marcas. Su objetivo es crear piezas que atraigan a la audiencia y, para ello, estudian muy bien el lenguaje y la tipología de comunicación adecuada para cada plataforma, siendo capaces de generar contenido adaptado al interés de cada canal. El resultado es un contenido profesional y de alta calidad, ya que, además, suelen especializarse en temáticas de dominan, como la moda, la belleza, la sostenibilidad, la gastronomía o los viajes.

Los influencers, en cambio, son celebridades dentro de su comunidad, y tienen la capacidad de influir en las elecciones de consumo de su audiencia. No se centran en temáticas concretas, sino que comparten su estilo de vida general, y promocionan aquello productos o servicios que creen que pueden resultar relevantes para sus seguidores. Su principal fortaleza es que son capaces de llegar a su público y conectar con ellos, por lo que son excelentes amplificadores para las marcas. Otra gran diferencia es que, casi siempre, utilizan sus propios canales, ya que a las marcas lo que les interesa es obtener visibilidad entre la audiencia atesorada por el influecer.

En el caso de TikTok, ganan poder los creadores

La red de moda es una plataforma con un formato y unos códigos muy específicos, así que para triunfar en ella hay que adaptarse a su singularidad. Así, las marcas apuestan cada vez más por contratar a creadores muy especializados, que han transformado la fórmula del entretenimiento online. Su diversidad, autenticidad y capacidad para conectar con la audiencia los han convertido en figuras influyentes en la cultura actual. Lo que más se valora en ellos es su conocimiento de la plataforma y de sus usuarios, lo que aporta un valor añadido a la estrategia de la marca. Además, suelen ser profesionales multidisciplinares que saben editar material audiovisual y redactar los guiones y gozan de gran credibilidad al estar tan especializados y no se vincularse normalmente a promociones en sus propios canales. Por último, la colaboración con ellos es escalable en términos de presupuesto, ya que al poder trabajar con diferentes perfiles es posible diversificar la inversión.

Los datos de TikTok también respaldan este argumento. Los anuncios de TikTok de creadores lograron tasas de visualización de dos segundos un 91% más altas en comparación con los anuncios que no son de creadores. Además, el 62% de los usuarios de TikTok opina que el contenido de marca creado específicamente para esta plataforma es la mejor manera de conectar con los consumidores. Y, en concreto, el contenido generado por los creadores de contenido genera más recuerdo de marca en belleza (72%) y moda (50%).

A medida que TikTok continúa evolucionando, seguiremos viendo el surgimiento de nuevos
talentos y la redefinición de la industria del entretenimiento digital. Sin duda, los creadores de contenido de TikTok han llegado para quedarse, y seguirán inspirando, entreteniendo y educando a millones de personas en todo el mundo.

Sobre Mambo

Fundada en Italia en 2021 e instalada en España hace un año, Mambo es una video content factory que ofrece soluciones rápidas y accesibles a marcas que necesitan expresar sus historias de marca y producto mediante las nuevas formas de lenguaje. Reúne una comunidad de creadores con más de 40 millones de seguidores, con la que ayuda a las marcas a conquistar los feeds de usuarios gracias a su creatividad y conocimiento sobre el mecanismo y lenguaje de cada plataforma. Hasta la fecha, Mambo ha colaborado en campañas para importantes anunciantes como Barilla, Lavazza, Colgate, Vigorsol, Royal, Philadelphia, Dior, Kiko, Amex, Allianz, BBVA, Mastercard, Fiat, Cupra, Alfa Romeo, o Chicco entre otros.