Juan Lobato pasa por ser una de las figuras más prometedoras del PSOE madrileño. Alcalde de la localidad madrileña de Soto del Real, saltó a la primera fila de la política madrileña al presentarse para la liderar el PSOE madrileño a finales de 2017 y obtener el 20% de los votos. Y es que con tan solo 33 años, muchos militantes le ven como el futuro líder del PSOE en la Comunidad de Madrid.

 

Como explicarías quien es Juan Lobato a quien no te conozca….
Pues diría que es un vecino de Soto del Real, de 33 años, Técnico de Hacienda del Estado, abogado y Licenciado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas; y padre desde hace 4 meses y medio.

Pese a ser muy joven, parece que lleves toda la vida en la política…
Pues desde pequeñito he estado muy interesado; con 15 años me afilié en las Juventudes Socialistas en Chamberí, y desde entonces trabajando, montamos Juventudes en Soto del Real, y ya empezamos a trabajar en el ayuntamiento en la oposición y desde ahí paso a paso hasta donde estamos hoy.

¿Y porqué en las Juventudes Socialistas?
Pues bueno, desde los 15 años lo que vas viendo, vas valorando, leyendo, etc. al final uno va construyendo su manera de ver las cosas y se empieza a identificar con lo que uno cree y con como uno desea que sea la sociedad. También me viene de trayectoria familiar, aunque en todas las familias hay de todo, pero mi padre fue concejal en el Ayuntamiento de Madrid en su momento con Enrique Tierno Galván y también esa situación familiar ha tenido un papel importante.

Y ahora que eres Alcalde… ¿te ha cambiado mucho la vida?
A ver, antes de ser Alcalde, durante 12 años, fui portavoz del PSOE en Soto del Real por lo que ese esfuerzo y trabajo a nivel local ya lo tenía, con mucho contacto y conocimiento con todos los vecinos. Eso evidentemente se ha intensificado mucho, porque lo que se le pide a un Alcalde es mucho más de lo que se le exige al jefe de la oposición en un Ayuntamiento, pero lo que ha subido es la intensidad del trabajo, eso sí.

Estudiaste en la Universidad Autónoma, Derecho y Administración y Dirección de Empresas, ¿cómo han influido tus estudios en la gestión como Alcalde?
La verdad es que influye mucho, tener conocimiento y práctica en la propia gestión en la administración (estuve durante 5 años como técnico de Hacienda del Estado). Es verdad que no hace falta nada especialmente para ser alcalde o político, lo que hace falta es identificar los problemas y proponer soluciones, luego están los técnicos del Ayuntamiento para ponerlo en marcha, pero indudablemente conocer los temas te ayuda a ser más capaz de gestionar de una manera más adecuada.

¿Qué le hubiera dicho el Juan Lobato estudiante y activista al Juan Lobato Alcalde?
Le diría que mantenga la ilusión y la fuerza que se tiene cuando se está estudiando.

¿Y viceversa?
Que aprovechara todo el tiempo de juventud posible porque luego vienen largas jornadas de proyectos y de trabajo.

¿Crees que te ha cambiado ser profesional de la política?
Bueno, no diría que soy profesional, de hecho profesionalmente solo me dedico a la política desde hace 2 años, antes trabajaba en la AEAT y mi trabajo era coordinar equipos para hacer inspecciones de hacienda, básicamente. Estos dos años y medio te cambian la vida y te cambian el ritmo de trabajo, en unas cosas para bien porque hay proyectos que dan muchas alegrías e ilusiones, pero entre el horario de 8 a 15 horas y de Alcalde de 24 horas, 365 días al año hay una gran diferencia; por lo que sí que te cambia sí.

 

“Creo que el PSOE está en una transición de ser un partido clásico y tradicional a convertirse en uno moderno y adaptado a la sociedad del siglo XXI. Ese proceso puede ser lento y largo o contundente y valiente”

 

¿Te imaginabas que iba a ser así lo de ser Alcalde?
Pues yo creo que me imaginaba quizá que iba a ser un poco más complicado toda la parte administrativa, al final creo que a los que hemos estudiado leyes y hemos trabajado en la administración sabemos lo complejo que es todo lo relacionado con la administración y lo que cuesta mover cada cosa y quizá me he sorprendido de que pese a que hay que cumplir muchos trámites y procedimientos, con funcionarios capaces y ágiles se pueden hacer muchas más cosas de lo que en un principio te esperas que vas a poder hacer. Realmente yo lo disfruto muchísimo porque consiste en identificar problemas y necesidades, diseñando proyectos modernos e innovadores que permitan mejorar la calidad de vida y arreglar esos problemas que ves, ponerlos en marcha e ir evaluándolos y mejorando conforme se van ejecutando en el ayuntamiento. Es muy dinámico y con muchas cosas diferentes que hacer a lo largo del día.

Hablamos de tu partido… ¿Qué cambio le puedes pedir al PSOE?
Creo que el PSOE está en una transición de ser un partido clásico y tradicional a convertirse en uno moderno y adaptado a la sociedad del siglo XXI. Ese proceso de transición puede ser lento y largo, o puede ser algo más contundente y valiente. Lo que le pido a la organización es que sea valiente, moderna y que sepa entender los problemas y los retos de hoy, y que no se quede anclada en posiciones clásicas que hoy no encajan en la sociedad española actual.

¿Y eso es lo que prometes a tu militancia, es decir, más valentía en esa transformación para ser más actuales?
El compromiso que tengo fundamentalmente con la militancia es que todos los procesos en los que el partido esté tomando decisiones sobre la forma de trabajar y de afrontar los retos de la sociedad, pues yo trataré de participar, opinar e influir en todo lo posible para que se dé ese salto de modernidad y de adaptación a la sociedad actual. Ese compromiso es claro y además se da así siempre.

 

La figura de Pedro Sánchez como líder parece estar bastante contestada por una parte de la militancia… ¿a ti personalmente que opinión te merece Pedro Sánchez como líder?
Pedro Sánchez está inmerso en este proceso, esta transición a la modernidad, y en una transición hacia la participación y transparencia dentro del partido. Y la verdad es que tengo una buena relación con él, le apoyo absolutamente y espero que lo consiga.

Y a nivel Autonómico, ¿Cómo valoras el trabajo de Gabilondo y del PSOE en la Asamblea de Madrid?
Creo que Gabilondo es lo mejor que le ha pasado al PSOE en los últimos 10 años y también que es el reflejo de la capacidad que tiene el PSOE de atraer talento de fuera del partido y convencer a la gente de que el PSOE es el instrumento de cambio más eficaz, más progresista y moderno que puede tener España. Gabilondo refleja eso precisamente; estoy convencido de que el trabajo que ha hecho primero como candidato a Presidente de la Comunidad de Madrid fue un gran trabajo; de hecho nos quedamos a un escaño de entrar a gobernar en Madrid. Y el trabajo que está haciendo desde la oposición con las ideas claras y tratando de poner sobre la mesa siempre las propuestas del PSOE es un trabajo realmente brillante. Espero que de sus frutos y que consigamos una mayoría de gobierno dentro de un año y medio.

 

“Pedro Sanchez está inmerso en este proceso, esta transición a la modernidad, y en una transición hacia la participación y transparencia dentro del partido. Y la verdad es que tengo una buena relación con él, le apoyo absolutamente y espero que lo consiga”

 

Al margen de por ser alcalde, saltaste a primera plana de la política madrileña al postularte como Secretario General del Partido en Madrid y planteabas medidas para evitar las luchas internas del PSOE en Madrid…

Lo que planteaba es que históricamente los principales problemas que había tenido el PSOE en Madrid no eran por propuestas ideológicas o de programas, sino que eran luchas por el reparto de poder, y a eso no le veo ningún sentido. Podemos debatir y discutir sobre temas ideológicos o sobre posiciones de partido, tiene todo el sentido del mundo y es positivo, pero discutir por luchas de poder… mejor que sean los militantes los que decidan los que lideran el partido, quienes ocupan las listas y quienes son en definitiva los candidatos. En resumen, que nos centremos más en política y menos en temas internos.

¿Cómo era tu visión para corregir ese problema y que planteabas?
Planteábamos varias líneas de trabajo, una muy clara es que los militantes lideraran de verdad toda la toma de decisiones en el partido, tanto del contenido programático e ideológico como la toma de decisiones, las personas que deben ocupar los cargos y las listas electorales. Esto se concreta en abrir el partido a los 15 mil militantes que tiene, en reunirles en distintos grupos de trabajo donde se discutan los distintos temas de interés y cuando se tenga que decidir los que conformen las listas electorales, que sean los propios militantes los que con su voto vayan decidiendo y votando quién entra y en qué orden deben integrar esas listas. De esta forma solo nos dedicaremos a hacer política y no a peleas internas por puestos.

 

“Históricamente los principales problemas que había tenido el PSOE en Madrid no eran por propuestas ideológicas o de programas, sino que eran luchas por el reparto de poder, y a eso no le veo ningún sentido”

 

En esas primarias alcanzaste casi el 20% de los votos, ¿Cómo valoras el resultado? ¿Qué crees que te faltó para ganar?
Creo que de 5 candidatos, que hubiera un joven de 32 años con un equipo de Alcaldes y de gente joven que no habían estado clásicamente en puestos de relevancia orgánica, hombre, pues quedar segundos de cinco candidatos, con un 20%, creo que fue un resultado bastante bueno. Aparte que el objetivo de presentarnos no era tanto ganar o perder un congreso sino hacer ver a la sociedad que el PSOE es un partido vivo, con gente valiente y que se atrevía a plantear y a decir cosas distintas y bueno, pues que daba la oportunidad a los militantes de poder escuchar otras cosas. Luego cada uno votó en función de muchas claves, claves locales, generales, regionales. Pero al menos todos pudieron escuchar un discurso moderno y diferente.

¿Crees que te penalizó un poco el hecho de ser joven o que en algunas ocasiones te pueden juzgar por la “inexperiencia”?
Puede ser que alguien pensara que la falta de edad fuera importante, pero también creo que hoy por hoy tenemos poca gente que haya gestionado y gobernado, y creo que eso también es un valor importante. Donde más he madurado yo al menos políticamente no ha sido en años y años de congresos o comités regionales, comisiones de lista, etc. sino básicamente gobernando, tomando decisiones de dónde podemos gastar o no gastar el dinero, que cosas se pueden o no hacer y todo ese tipo de decisiones.

En esas primarias hubo baja participación, ¿Crees que el militante del PSOE está un poco desmotivado?
Esas primarias coincidieron con todo el tema catalán, de hecho se celebraron el día de antes del referéndum de Cataluña. Fue un disparate desde el punto de vista del calendario de esas primarias y la verdad creo que penalizaron bastante. El impacto mediático de las primarias fue mínimo, porque lo normal es que hubiera sido muy elevado y creo que fue porque ocupó la agenda Cataluña. Ese fue el principal problema de participación.

¿Ves a los militantes socialistas motivados ante las nuevas perspectivas del partido?
Siempre que hay cambios hay un plus de ilusión y de motivación. Todos los cambios que se están produciendo a nivel federal y también esta nueva etapa en Madrid genera una primera etapa de ilusión y de fuerza. Ahora el reto está en tratar de dar continuidad y de que realmente vean los militantes que son útiles, que van a poder protagonizar todo el debate tanto ideológico como de decisiones sobre los representantes o en las instituciones. Es ahí donde nos vamos a jugar que realmente los militantes tengan esa fuerza e ilusión para llegar a las elecciones de 2019 con un buen equipo.

 

Hablando de 2019, si lo quieres anticipar, ¿qué medida estrella tienes para Soto del Real?
Creo que es pronto para lanzar nada, pero básicamente hemos podido cambiar hacia un modelo de gestión totalmente transparente, abierto a los vecinos, en el que todo el mundo puede ver toda la información: las cuentas, los decretos, etc. con acceso directo, y donde estamos abiertos y escuchamos siempre ideas y propuestas de los vecinos. Gracias a eso y al sistema de participación, único en España, tenemos dos récords de votación de preguntas ciudadanas en España, de la historia. Ese modelo de participación ciudadana es el modelo de referencia que se está tratando de replicar en muchos otros municipios de España y creo que consolidarlo y desarrollarlo es el gran reto que tiene Soto por delante ahora mismo.

¿Como habéis conseguido esta tan alta participación? Imagino que con la transparencia de la que hablas…
Pues lo primero la clave de la transparencia es fundamental, nosotros nos lo hemos tomado en serio desde el minuto uno. En Soto, entre otras cosas, todos los concejales de todos los partidos tienen las claves informáticas de todas la aplicaciones del Ayuntamiento. La oposición ve a la vez que el Gobierno toda la documentación: las facturas, la contabilidad, los decretos, todo. Esto ya le hace ver a los vecinos que vamos en serio, da un mensaje muy claro: que la transparencia se hace en serio y no es una pegatina.

Y segundo que la participación es real y absoluta. Aquí los presupuestos participativos no son tres ideas que tiene el alcalde y pregunta a los vecinos cual les gusta más. Son directamente los vecinos los que elaboran las propuestas y luego van a los presupuestos participativos. Y es por eso que hay una participación masiva de vecinos, porque como han sido cientos y cientos de vecinos que han estado meses realizando las propuestas luego son ellos mismos los que movilizan a miles de sotorealeños que acuden a votar en esos presupuestos participativos; esa es la clave del éxito, tomártelo en serio e ir a por todas.

¿Cual sería una de las respuestas que darías al problema del transporte en Soto del Real?
En Soto hemos llevado acabo una iniciativa absolutamente exótica y pionera, en lugar de un autobús urbano que supone un coste altísimo para las arcas municipales, trayectos largos, esperas, etc. Hemos puesto en marcha un sistema de transporte “puerta a puerta”, acordando con los tres taxistas municipales, un precio de 2 euros que se cobra a cada vecino dentro del municipio; de esta forma los taxistas tienen mucha más actividad y trabajo del que tenían antes, los vecinos consiguen un transporte “puerta a puerta”: al ambulatorio, a hacer la compra, al colegio o a un cumpleaños, etc. Y hemos conseguido que el Ayuntamiento ceda una subvención que supone 10 mil euros al año, que es muchísimo menos que otro sistema. Los vecinos felices porque por 2 € pueden moverse fácilmente dentro del municipio y los taxistas encantados porque tienen más trabajo.

¿Cómo te imaginas Soto dentro de 10 años?
Me lo imagino primero con muchísima vida ciudadana, veníamos de décadas donde ni había actividad municipal, ni había acción, ni un municipio abierto; cada uno con su chalet y su barbacoa y no se hacia vida ciudadana y ahora está creciendo el numero de asociaciones, de clubes deportivos, hay 12 consejos sectoriales, con muchísima actividad en el municipio, absolutamente vivo.

El Ayuntamiento es un motor que ha puesto en marcha un sistema de actividad y de participación, pero a partir de aquí es el propio sistema el que va funcionando solo, hemos llegado a un punto en el que es el ciudadano el que ya lidera esas actividades y el Ayuntamiento otorga el permiso y las apoya. Pero toda esta dinámica de participación ha hecho que Soto sea un pueblo vivo y dinámico y creo que Soto va a ir creciendo en esta faceta, además con una serie de nuevas infraestructuras que van a hacer que se puedan potenciar mucho más, como con los centros de Arte y Turismo que inauguramos en 3 meses.

 

“En Soto hemos llevado a cabo una iniciativa absolutamente pionera; en lugar de un autobús urbano que supone un coste altísimo hemos hecho un sistema de transporte “puerta a puerta” acordado con los tres taxistas municipales”

 

¿Crees que esta nueva actividad potencia la dinamización del comercio en el municipio?
La clave para que el comercio tenga actividad es que la gente salga, si la gente sale los comercios funcionan. Si se quedan en casa se para la actividad, es así de simple… y aquí eso se ha conseguido, cada fin de semana hay algo: mercadillo de productos naturales y artesanos, o de “destocaje”, actividades infantiles de cuenta cuentos en la plaza, alguna actividad deportiva potente, etc. Y esto hace que la gente salga, esa rueda ya se ha puesto en marcha… aunque la gente no sabe que puede haber sale a la calle, porque sabe que habrá algo; hay ambiente.

¿Y eso hace que también que la tasa de paro sea inferior del 8% verdad?
Sí, bajísima y además ha bajado más en los últimos 2 años. Para que tengas un dato objetivo: el número de terrazas contratadas al Ayuntamiento es más del doble de las que las que había hace 2 años y medio cuando entramos. Esto es una señal evidente de que los comercios y la hostelería están funcionando bien y eso es por que hay actividad.

 

Uno de los problemas de las zonas más apartadas de Madrid es la despoblación, es decir, se abandona el municipio para buscar nuevas oportunidades. ¿Esta situación que comentabas hace que se frene esta tendencia?
Soto desde el 2005 y 2015 tuvo una etapa de gobierno donde el padrón municipal bajó aproximadamente un 6%, sin embargo desde hace 2 años y medio, con unas políticas para incentivo del padrón, como: bajadas de impuestos, servicios para empadronados (la iniciativa del taxi por ejemplo); hemos subido un 4 % el padrón. Y esto es un hecho que, aparte de ser histórico por el volumen, es muy relevante porque ayuda a que haya mayor financiación para el Ayuntamiento y que prestemos más servicios de los que prestábamos. Esta dinámica ha hecho que mucha gente se haya venido a Soto o que mucha gente que tenía la segunda residencia en Soto, la haga la primera, ya que tienes todos los servicios y vida durante todo el año.

Al margen de esto que indicas, a la Comunidad de Madrid también le pediréis infraestructuras en términos de conexiones con Madrid o servicios que os permitan seguir creciendo.
Los problemas que necesitamos solucionar son los de transporte, con una red que funciona bastante mal, con autobuses antiguos, con muchas averías que no son capaces ni de renovar ni de mejorar. También el tema sanitario, hace falta un centro de especialidades y hace falta que, al menos en Colmenar Viejo que es el pueblo grande vecino, se instale una serie de especialidades que no hay. Y luego debido a la estacionalidad más servicio médico en el centro de salud de Soto durante el verano, date cuenta de que pasamos de 9 mil a casi 30 mil habitantes por lo que las necesidades son mucho mayores y esto la Comunidad no lo atiende como debería; de ahí que sea una demanda permanente.

 

A quemarropa

¿Cómo te defines en una palabra? Energía.
¿Un defecto? A veces “no del todo puntual”, según mis amigos.
¿Una virtud? Instinto.
¿Un libro? “La trilogía del siglo” de Ken Follet.
¿Una película? “La vida es bella”.
¿Una canción? “The River” de Bruce Springsteen
¿Un viaje? Australia.
¿Un recuerdo? Texas.
¿Un sueño por cumplir? Vivir en el extranjero.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here