Ni uno. Ni un solo Abdullah en la Lista de las Listas, la Madre de todas las Listas. Pongamóslo remedio y olisqueemos entre las florecillas primaverales… Sin duda el que más llama la atención es el brillantísimo Sinkin, 4 carreras, 4 victorias, ganador del Phoenix y al que probablemente tras Royal Ascot le veremos disputar los mejores Stakes de velocidad pura.

No, demasiado fácil. Pero ya que estamos en el patio del veterano Mister Ger, y dejando a un lado a la estrella mediática de Siskin, allá, en el fondo, hay un potrito que llama la atención. ¿Qué quién es? Muy conocido no es. Se llama Lough Cutra. Dos carreras, dos colocaciones. Que sí, que es un maiden, pero tiene cositas. Tiene hechuras, y buenas referencias. Y papeles, muchos papeles, casi una guía telefónica en sus ancestros. De padre Oasis Dream, un pedazo de historia de la marca Juddmonte, el cual si se mira potencial/fee debe ser uno de los sires más recomendables de toda Inglaterra. No es un semental de moda, pero es un magnifico seguro de vida. Pero vamos a la madre, que es donde está el salseo… Zulema. Lo sé, ese nombre (obviando la Casa de Papel y la mujer de Menem) no dice demasiado. Vamos que ni corrió. ¿Y de progenie que tal? Bueno, ahí anda… antes que a Lough Cutra tuvo dos productos, Referee (por Dansili) y Desfilade (por Bated Breath). Escasas actuaciones y ninguna victoria entre los dos. No muy halagüeño. Pero no siempre que lo que se ve es lo que hay, porque si vamos a su segunda madre hay que sacar el esmoquin y entradas para la Scala. Nada más y nada menos que la americana Eva Luna, una hija de Alleged valor 114 que se pegado el gustazo de poner en pista un producto como Sea the Moon, un 126 colocado en la Breeders y ganador en Royal Ascot, un auténtico trotamundos que compitió en Inglaterra, Irlanda, Francia, USA y Australia. Y también a Brian Boru, que defendiendo los colores de Ballydoyle ganó entre otros stakes el Racing Post Trohy y el St. Leger, y a Kitty O´shea, dos salidas, 2 victorias y que pintaba de lujo y que ya en Coolmore produjo productos como Kissable, una 110 colocada en el Moyglare y vendida para criar por más de 200.000 €. Sin duda una línea femenina de relumbrón para este Lough Cutra.

Lough Cutra ha logrado colocaciones en dos pruebas sin demasiada relevancia, pero donde se ha encontrado algún que otro rival con aspiraciones. En su debut de octubre fue segundo a ½ cuerpos de un pupilo de Bolger de origen muy goloso y que fue rematado por casi 100.000 €, el cual no ha vuelto a correr, y detrás dejó a dos Ballydoyle, a un Aga Khan y a un Moyglare. Sin duda, un lote de bastante interés.

En su segunda actuación, ya en 2020, se enfrentó a un terreno terriblemente pesado y una distancia que pudiera ser que estuviera al límite de sus aptitudes, solo pudo ser tercero, sin mostrar mejora de su debut en dos años. Habrá que achacárselo a la larga inactividad (más de 5 meses) y a un terreno en el que no parecía moverse demasiado agusto. Por delante de él, un O´brien de origen exquisito (y al que convendría no perder de vista) y Lobo Rojo, en el que Jessica Jane Harrington, la Gurú londinense, tiene puestas muchas esperanzas.

Veremos en sus próximas actuaciones… Pero Abdullah siempre tiene taquilla reservada en el vestuario de los Grupos I.

A ver si Lough Cutra es el invitado sorpresa…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here