En estos días de confinamiento y aburrimiento se tiende a magnificar e idealizar el pasado. Solo hay que darse una vuelta por ese fascinante y maravilloso estercolero intelectual que es twitter para ver como todo lo más bueno mejor en turf ocurrió en los últimos 5 años, quizás 10, no más. Es lo razonablemente alejado para que los recuerdos sean una nebulosa pero lo suficientemente cercano para que los aficionados post cerrojazo de LZ tengan acceso. Pero hay historias que “siempre sí”, como es la campaña de Noozoh Canarias. Vale, no gano ningún Grupo, pero estuvo a un cuello de la gloria, en el mejor escenario y en la fecha estelar: En el Criterium, el fetén, el del Arco. Solo pudo doblegarle un brillantísimo Karakontie, un japonés que defendiendo la siempre elegante casaca de Niarchos ganaría más tarde la Poule francesa y la Breeders Mile Cup, un valor 120 versátil y consistente, que dio su mejor resultado en terrenos rápidos: sin duda, un millero de calidad en una gran generación.

 

Vamos a hablar un poquito más de este pequeño samurai, porque Karakontie mola. Y mucho. De padre, Bernstein, un Ballydoyle que por desgracia murió prematuramente. Rematado por casi un millón de dólares de yearling, este pupilo de O´brien presentaba unos preciosos papeles con un Storm Cat de sire y madre por Affirmed. Sin actuaciones especialmente descollantes (valor 108), se puede decir que fue su brillante origen lo que le hizo tener un book más que interesante en sus primeros años como semental, poniendo en pista caballos rápidos, precoces y de cierta calidad, lo que hizo que su fee subiera desde 10.000 $ hasta los 25.000 $. Entre sus hijos cabe destacar la maravillosa Tapin, múltiple ganadora de Grupo I tanto en USA como Europa, y comprada por Magnier y sus socios por 8 millones de dólares a finales del 2017. Nada mal negocio para sus propietarios, que la compraron por poco más de 100.000 € y se embolsaron en premios unos 3 millones de euros, al margen de la astronómica cifra de venta. En la línea femenina de Karakontie destaca con letras de oro ese mito de Niarchos que es la incomparable Miesque a través de la japonesa Sun is Up, cuyo padre es Sunday Silence. Sin duda, un pedigree de lo más atractivo.

La carrera de semental de Karakontie acaba de comenzar, y desde su primera temporada de cubrición está radicado en Gainesway, (Kentucky) junto al más que notable Tapit, entre otros sementales. Con fee modesto (15.000 $) y con sus primeros dos años en pista en 2019, no se puede decir que que el ex Niarchos haya empezó mal su carrera de sire. Así ya ha puesto en pista un puñado de productos interesante, pese a que su book no se puede catalogar como demasiado brillante. Así entre sus vástagos destaca Sole Volante, ganadora en este 2020 de un Grado III en dirt en Estados Unidos, o el «europeo» Kenzai Warrior. Vamos a fijarnos con más detenimiento en este prometedor potro.

Entrenado por Roger Teal, un entrenador no demasiado reconocido pero que ya sabe lo que es ganar Grupos, fue rematado por unos 50.000 euros en una Breeze up de Goff. Debutaría nada más terminar el verano, en Salsbury, donde con un dividendo de 16/1 se impuso por un cuello entre otros a Max Vega, un pupilo de Beckett, que posteriormente se haría con la victoria en sus dos siguientes salidas, la última un Grupo III por tres cuerpos, y en el que logró un llamativo 108, que le convierte en uno de los potros que están en todas las quinielas para este 2020. Sin duda, un lote que ha funcionado muy bien. Tras este brillante debut, Kenzai Warrior afrontaría en Newmarket un difícil Grupo III sobre 1.400 metros y terreno muy pesado, en el que volvería a imponerse por delante del muy bregado y sólido Ropey Guest.

La línea femenina de Kenzai Warrior proviene de una de las líneas más clásicas de Al Maktoum que se origina en Thawakib, una ganadora en Royal Ascot y madre de ejemplares tan representativos como Shakee o Nasheed, hasta llegar a su madre, la canadiense Lemon Sakhee, de quien Kenzai Warrior es su primer producto en pista.

Sin duda las dos actuaciones de este potro han sido realmente prometedoras, y suponiendo que tuviera algo de mejora, sobre la milla y terrenos rápidos podría ser un ejemplar a tener en cuenta.

Apuesta arriesgada…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here