El espíritu navideño envuelve  la República Checa desde finales de noviembre y no queda plaza, parque, castillo o palacio que no contribuya a potenciar esa magia que emana de forma natural de las luces, los villancicos y los aromas propios de estas fechas. Imposible no sucumbir a la atmósfera de los mercadillos de Adviento de Praga, Brno, Pilsen, Karlovy Vary, Ostrava, Kutná Hora o Český Krumlov.

 

Los países centroeuropeos como la República Checa poseen un don natural para enamorar con su arquitectura, que parece salida de un cuento, sus frondosos bosques y una gastronomía siempre dispuesta a ayudar a entrar en calor. Pero es durante el periodo prenavideño y navideño cuando esa magia se hace aún más palpable, cuando los mercadillos invaden rincones, ya de por sí llenos de romanticismo, para hacerlos destacar aún más con luces de colores y aromas de canela y vainilla. Entrar en el micro-mundo de los mercadillos de Adviento es olvidar por un momento la vida cotidiana para recuperar la ilusión de la infancia. Y si se viaja con niños, para disfrutar doblemente con el brillo en la mirada de los más pequeños. Prepara gorro y guantes porque ha llegado el momento de recorrer algunos de los mercadillos imprescindibles de Chequia.

1. Mercadillos y belenes de Praga

La histórica capital checa se transforma durante el mes de diciembre en la ciudad perfecta para los amantes de la atmósfera navideña. Las plazas, grandes o recoletas, de Praga se engalanan para la ocasión y en ellas se instalan puestos de artesanía, escenarios donde se cantarán villancicos en directo, y quioscos en los que se sirven vino y ponche caliente (debes pedirlos como svařák o punč), además de los deliciosos dulces navideños (cukroví). Este año el mercadillo de la Plaza de la Ciudad Vieja estará funcionando entre el 27 de noviembre de 2021 y el 6 de diciembre de 2022. Y también lo hará otro de gran tamaño, el mercadillo de la Plaza de la República que estará abierto del 25 de noviembre al 24 de diciembre de 2021.

En los puestos de estos mercados venden adornos para el árbol de Navidad –y para toda la casa– de diversos materiales, como paja, cristal, cera o madera. Y para alimentar aún más el espíritu navideño, se puede visitar la exposición ‘Los belenes en la capilla de Belén’, que permanecerá abierta del 27 de diciembre de 2021 al 3 de enero de 2022, donde se mostrarán oficios populares, adornos típicos, belenes y se narrarán tradiciones checas navideñas.

2. Český Krumlov, un cuento de Navidad en Bohemia del Sur

Una de las ciudades de Bohemia del Sur donde la fantasía navideña se multiplica en cada uno de sus pintorescos rincones es Český Krumlov. Desde la torre del castillo del siglo XIII que preside la población se puede observar un entorno perfecto para convertirse en un enorme belén viviente, donde el ambiente medieval, los puestos navideños y la música de villancicos completan una estampa ideal. Los mercadillos, del 26 de noviembre de 2021 al 6 de enero de 2022, son un espacio social y de encuentro de pequeños y mayores.

El ambiente festivo comienza con el encendido del árbol el primer domingo de Adviento, y a partir de ahí se suceden costumbres tan bonitas como la llegada de San Nicolás, que lleva regalos a los niños que se portan bien, las cartas que los pequeños escriben al Niño Jesús contando sus deseos, o ese momento entrañable de regalar dulces a los osos del foso del castillo. Y si vas al sur, por el camino puedes parar en los mercadillos navideños de la capital de esta región, en České Budějovice.

3. Karlovy Vary, mercadillos entre aguas termales

La histórica ciudad balnearia de Karlovy Vary lucirá mucho más brillante esta Navidad gracias a la reciente declaración de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Sin duda, recorrer sus elegantes avenidas rodeadas de casas palaciegas, caminar bajo las columnatas que albergan fuentes de aguas termales o dar románticos paseos en el período de Adviento son experiencias inolvidables. Para disfrutar de su mayor mercadillo navideño, hay que dirigirse a la columnata del Molino (Mlýnská kolonáda) entre el 27 de noviembre y el 26 de diciembre de 2021. Alrededor del gran árbol de Navidad situado frente al hotel Thermal los villancicos no dejarán de sonar y las luces mostrarán una imagen aún más espectacular. Caminar por la alameda del río o recorrer la ciudad en el trenecito navideño mientras se degusta un dulce típico o una oblea rellena de chocolate son vivencias que perdurarán para siempre en el recuerdo.

4. Mercadillos de Brno, que no falte la música en Moravia del Sur

El corazón de la ciudad de Brno vibrará con el ritmo de los villancicos y el trasiego de los transeúntes entre el 26 de noviembre y el 23 de diciembre de 2021. Como cada año, desde 1924, la plaza de la Libertad (náměstí Svobody) acogerá el árbol navideño y será el punto de encuentro favorito de checos y visitantes durante las fiestas. Por el escenario situado en este espacio pasarán grupos musicales y espectáculos infantiles que harán las delicias de los asistentes durante todo el mes. Además de acudir a esta plaza, la capital de Moravia del Sur también propone diversión en la plaza de los Dominicanos (náměstí Dominikánské), donde se sitúan numerosos puestos de comida, un belén con más de cien esculturas de madera y un zoo en miniatura. Dos actividades más que no puedes perderte son el tranvía navideño que recorre el centro histórico y el photocall de la estrella navideña, en pleno centro de Brno.

5. Pilsen, belén viviente y conciertos

El aroma del ponche caliente y de las galletas de jengibre recibe a los visitantes en la plaza de la República (náměstí Republiky), una postal de Navidad que se completa con la imagen de decenas de puestecitos de artesanía, un belén viviente y un coro de niños cantando. Entre el 23 de noviembre y el 23 de diciembre de 2021, Pilsen se mostrará aún más evocadora para recibir a los viajeros que se acerquen no sólo para visitar sus fábricas de cerveza sino para sentir la magia de los mercadillos de Adviento. Una actividad muy recomendable es apuntarse a una visita guiada para conocer cómo se vive la Navidad en este lugar y cuáles son sus tradiciones más curiosas. Y si te gusta la música y las buenas panorámicas, acude a la catedral gótica de San Bartolomé porque suelen celebrarse conciertos de Adviento y se puede subir a la torre para ver Pilsen bajo el foco de las luces navideñas.

6. Ostrava, atmósfera tradicional en Moravia del Norte

La ciudad de Ostrava refleja el desarrollo tecnológico como pocas en la República Checa pero cuando llega el periodo de Adviento también se deja llevar por las tradiciones y organiza un mercadillo con todos los elementos tradicionales. Del 26 de noviembre de 2021 al 2 de enero de 2022 no faltará un impresionante árbol de Navidad de 12 metros en la plaza de Masaryk ni decenas de puestos navideños que ofrecen artesanía, vino caliente o repostería tradicional desde las diez de la mañana. La programación para estas fechas contempla también numerosas actividades para familias y una pista de patinaje en la plaza del Dr. Edvard Benes. La diversión en Ostrava, el corazón industrial de Moravia, está por tanto asegurada.

7. Kutná Hora, una ciudad Unesco pero también navideña

Que Kutná Hora sea una ciudad de grandes atractivos reconocidos por la Unesco no la exime de querer mostrar su faceta más entrañable y familiar durante el período navideño. Justo el 4 de diciembre, día de Santa Bárbara (de cuya principal iglesia es titular la santa) se encienden las luces del árbol de Navidad. La agenda de actividades y los mercadillos se desarrollan del 4 a 31 de diciembre, pero hay que reservar el 26 de diciembre para asistir en la catedral a la famosa misa navideña checa de Jan Jakub Ryba. Es una experiencia inolvidable. Castillos y palacios, aún más mágicos en Navidad. Los evocadores castillos y palacios checos no necesitan atrezo para lograr que el visitante se traslade mentalmente al pasado. Resulta un auténtico placer pasear por el interior de estos monumentos arquitectónicos acompañados por el olor del incienso o la música de organillo disfrutando del bullicio y la alegría de la época navideña. Visitar algunos de ellos también debe formar parte de cualquier viaje a Chequia.

En el castillo de Loket (región de Karlovy Vary) se organiza durante el segundo fin de semana de diciembre un taller para aprender a decorar galletas de jengibre y elaborar adornos de paja para el árbol. A quienes se alojen en Praga, les interesará por cercanía el palacio de Nelahozeves, en cuyo interior se sitúan puestos navideños (27 noviembre), y en su restaurante se sirven menús especiales con degustación de vinos de las bodegas Lobkowicz. También merece la pena acercarse al hospital de Kuks, en Bohemia del Este, durante el fin de semana del 13 al 14 de noviembre ya que en su interior se coloca un mercadillo navideño con productos gastronómicos con los que endulzar esta época tan mágica. Sin duda, visitar la República Checa para conocer sus mercadillos y disfrutar de la Navidad es una experiencia que debe vivirse al menos una vez en la vida.

Si necesitas documentación sobre tradiciones navideñas, puedes consultar este artículo de nuestro blog Destino Chequia, y para ampliar información o solicitar más fotografías, no dudes en contactar con la Oficina de Turismo de Chequia en España.

Muchas ideas interesantes en nuestro blog: https://www.destinochequia.com/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here