Maximiliano Calvo nos atiende durante su estancia en Sevilla con motivo de la presentación de su último single “De Rodríguez”. Una conversación en la que pudimos conocerle y hablar sobre su próximo tema junto a Antonio Carmona. Además, adelanta que está preparando un álbum en México. Un artista argentino canalla, sensual y con el “corazón latiendo fuerte”, bajo sus palabras.

¿Cuál sería su carta de presentación para alguien que escuche su música por primera vez?

Un personaje bastante gracioso y peculiar, muy caótico que saca muchas historias para hacer canciones. Le gusta mucho conocer a la gente y odia las despedidas. 

¿Cómo se prepara para un día de promoción?

Bueno, intento divertirme, conocer a gente y medios, tomármelo con algarabía. Al final es para eso, para mostrar la música y compartirla, es algo súper bonito. Me encanta estar en Sevilla, estamos paseando entre entrevista y entrevista. Es precioso todo, me encanta, me hubiese gustado venir más días. 

A estas alturas, ¿se ve haciendo algo que no sea música?

Yo también actúo, escribo, tengo ahora una novela que está a punto de salir, no puedo decir nada. Todo lo que tenga que ver con crear y volver un poco a la niñez, la verdad que me divierte intentar salir de los cánones de la sociedad. Intentar ser lo más libre que pueda dentro de lo que se puede. 

Ese canallismo y sensualidad que tiene su música, ¿refleja lo que realmente es?

Tiene algo de mi, sino sería un farsante. Tiene algo de eso, pero todo obviamente se amplia con las historias, hay partes ficticias o bastante creadas. Ahora en este caso no, soy bastante yo, siento ser cada vez más yo. Lo que muestro soy bastante, me siento bien con eso. 

¿Cómo gestiona esa demanda constante de la industria musical?

Intento no volverme loco, creo bastante canciones, aún tengo mogollón de canciones por salir. Es más la ansiedad de sacar single a single, eso me pone más nervioso. Soy de la vieja escuela, de sacar un disco, prepararlo por todo un año. No gestiono bien eso, soy muy ansioso, me gusta estar en constante creación y al final, eso me paraliza un poco, son las reglas del juego. Me encantaría cambiarlas y romperlas. 

¿Qué importancia le da a las redes sociales?

Cada vez menos, son necesarias para comunicar mi música pero considero que tienen que tomar más poder los medios de antaño. Me divierte más salir en un periódico local, salir en la tele, es más poético. Tengo que adaptarme a todas las cosas en esta profesión. Creo que se pierde mucho misterio con las redes sociales y de poética, mostrando todo el tiempo todo. Bueno, igual en un tiempo me dan ganas de convertirme en tiktoker. 

¿Qué significa “De rodríguez”?

Es una frase del refranero español de toda la vida, hace referencia a cuando el hombre se quedaba solo en casa. Cogí esa frase, para intentar reírnos un poco de ella. Creo que nos tenemos que apoyar en el pasado, se han puesto todos muy solemnes y está todo el mundo muy enojados.

La ha compuesto junto a Carlos Ares, ¿se conocían previamente?

Sí, es muy amigo mío. Somos muy cercanos, él está grabando un disco en México. Siempre nos acercamos, nos hemos divertido mucho componiendo, es un crack. 

¿Ha sido difícil combinar los ritmos brasileños con lo español?

Tiene como un poco como yo, tomo de aquí y de allá, pasa por mi filtro y al final no es una cosa ni la otra. Así entiendo yo la música. Me parece súper interesante cómo llego a ese nivel, el juego entre ritmos y salen cosas extrañas que tienen que ver un poco con todos los sitios en los que me siento parte. Uno de los que me siento parte seguramente es Río de plata y la Península. 

¿Qué cambiaría de la industria musical?

Creo que al final, justamente con el equipo que tengo me siento muy bien. Siento que a veces falta un poco de sensibilidad a la industria. Cada vez importa menos la música e importa más las cifras. Lo importante es crear, la industria antes creaba artistas interesantes. En cambio, siento que ahora está de moda ir con la gente que tiene otro tipo de intereses. Me gustaría que tenga más envergadura la música que los seguidores. 

¿Con quién le gustaría sentarse a componer?

Justo ayer estuvimos haciendo el vídeo de la canción nueva, que sale junto a Antonio Carmona en mayo. Entonces, creo que mejor que él no hay nadie. Supongo que con Dani Martín, Leiva, Calamaro, Bunbury o Joaquín Sabina. Por decir otro más, con Tangana también me gustaría, nos conocemos de una pasada pero me encantaría hablar. 

2022 nos ha dado una guerra y pandemia, ¿tiene ganas de pasarlo bien?

Hemos llegado todos a un nivel en el que queremos que nos dejen seguir con nuestras vidas. El ser humano tiene un nivel de empatía que llega hasta un punto, estamos cansados. Las noticias tienen como suelo la pandemia y la guerra, todo es muy trágico. Echo de menos las noticias de antes, ya no existen, ahora es todo asesinatos, bombas o muertes. Eso te agota, por más empatía que tengas no puedes más, tenemos que reírnos un poco de lo que nos hemos convertido. La vida era muy bonita, tenemos que ser cuidadosos y empáticos, tenemos que reírnos.

¿Cuál es el siguiente paso que va a dar en su carrera profesional?

Tengo un disco, que grabamos en México, saldrá pronto. Es un disco largo y bastante rockero, esperemos que le guste a la gente y que podamos tocar mucho y por mucho tiempo.