FOTOGRAFÍA: MÓNICA REBOLLO

María Parrado presenta su cuarto álbum “Conmigo”. Un proyecto en el que muestra cómo ha crecido y madurado en este tiempo. El single se titula “Calcetines”, un sencillo fresco y divertido en el que la artista y su equipo coincidieron en que debía ser el segundo plato para mostrarle a sus seguidores. Un disco que tiene un poco de todo, bajo sus palabras “he cambiado de estilo sin perder mi esencia”. Estos “Calcetines”, hacen referencia a un símil de calcetines desparejados con una relación tóxica. La artista se encuentra actualmente inmersa en la preparación de una gira por España. 

¿Qué tal está?

Muy feliz, tenía muchas ganas de estar por aquí por Sevilla. Vine hace poco de promo por “Calcetines”, en diciembre. Tenía muchas ganas de volver ya con el disco completo. 

¿Cuál es la última canción que ha escuchado en Spotify?

Las canciones de “Euphoria” porque estoy enganchada a la serie. Además, tengo en bucle el disco nuevo de Belen Aguilera. Mi disco, de vez en cuando aprovecho y lo escucho, porque después de tanto tiempo tengo ganas de escucharlo. 

¿En qué nivel de su etapa profesional llega este nuevo disco?

En una etapa en la que me involucro muchísimo más, soy co-autora de los diez temas. Eso para mi es súper importante. Las sesiones de composición han sido increíbles, he compuesto con Andrés Suares, Funambulista, Carlos Ares, amigos como Gonzalo… para el siguiente disco espero seguir dando más pasos como compositora. 

En este disco ha dado un paso más, ha dejado Cádiz para trasladarse a Madrid,¿cómo ha afrontado dejar su tierra? 

Me apetecía tener un disco que hablara un poco de todo, no quedarme en lo superficial que es el amor y el desamor. Al final, son cosas imprescindibles a la hora de escribir una canción y todos conectamos con ello. Pero quería temas que verdaderamente hablaran de mí al cien por cien. Creo que eso se refleja en “A mí”. Justo tengo escrito en el disco que “todos los caminos llegan a mí”, es el mensaje del disco. También tenemos “500km” que habla de la razón por la que yo me mudo, que echo de menos a mi madre, a mi familia… al fin y al cabo, somos muchos los que nos vamos de casa en busca de un futuro y un sueño.

¿Qué tres palabras definen “Conmigo”? 

Sentimiento, variedad y esencia. Al fin y al cabo, creo que por mucho que cambies de estilo si tú lo defiendes y te reconoces en cada uno de los temas, la gente lo va a disfrutar. Me preguntan mucho si me veo haciendo otro tipo de estilos, pues no lo sé, no quiero cerrarle la puerta a nada. Nunca digas nunca, mientras lleve tu voz y tenga ese toque, siempre va a ser bueno. 

¿Qué tal está siendo la recepción? 

Hoy día tenemos las redes sociales, que te metes en Twitter e Instagram. Ha sido súper bonito porque unos fans se cogieron una casa en Madrid para escuchar el disco todos juntos. Quedé con ellos, con los que estaban por Madrid para firmarlos. Siempre están al pie del cañón. Estuve en Barcelona y vinieron a verme en un acústico. Hoy estaré aquí en Sevilla y también vendrán algunos. Entonces, estoy muy emocionada. 

El disco en su conjunto es muy completo y potente, ¿era algo que quería buscar o surgió durante la creación del disco? 

A la hora de crear, no me puse ninguna retención. De tener por ejemplo, cupos de balada o así. Si un día llegaba queriendo hacer una balada, al final, se convertía en un tema más movido. Los temas cambian mucho desde su idea principal. Hay temas que se han quedado muy distintos a la maqueta, es el caso de “Calcetines”. Cuando la cogió el productor Carlos Ares, parecía que la habían vestido de chaqueta. El proceso de creación es maravilloso, porque ya decididos los temas, luego todo te sorprende. 

¿Qué canción de su disco se siente hoy?

Si tuviese una que se llamase “resfriada”, me encantaría (risas). Pues hoy, me siento muy “500km”, justo hoy vuelvo a casa. Tengo ganas y nostalgia, cuando vuelva de cantar viene mi familia. 

La versión física de su disco, trae un tema más incluido, “Incontrolable”, ¿diría que hoy la música es más efímera?

Creo que todos los artistas tenemos miedo de desaparecer dos o tres años, que realmente es el proceso de creación de un disco. Para que hayan diez temas de calidad y todo salga perfecto, hay un tiempo de parón y le hemos cogido miedo. Pensamos que no vamos a ser lo que era. Hoy día, tenemos a los artistas sacando temas todos los viernes, es como que se nos hace antiguo un tema a los dos meses. Si me preguntarás, ¿cuál es mi sueño? Mi sueño no es tener más seguidores ni éxito, mi sueño es que mis temas perduren en el tiempo y se convirtiesen en un himno, eso es lo mejor que le puede pasar a los artistas. 

¿Qué tal se maneja en las redes sociales? 

Pues lo llevo bastante bien. Instagram siempre me ha gustado, Twitter como a ratos, ahora le tengo mucho cariño. Tik Tok no sabía como usarla, la llamaba la “aplicación de los bailes”. Me estoy dando cuenta de que hay mucha calidad, es una plataforma muy divertida y ahora le estoy dando caña subiendo mucho contenido. 

¿Qué planes tiene a corto plazo para estos meses?

Voy a empezar la gira de cara a primavera, pisaremos Sevilla, tenemos muchas ganas. Y pensando ya en lo próximo. Los artistas somos así, acabamos una cosa y ya tenemos la vista puesta en otra. 

¿Con quién le gustaría sentarse a componer?

Con Vanesa Martín me encantaría, tiene una manera de escribir preciosa. También con Manuel Carrasco, Pablo Alborán, son unos cantautores increíbles. 

Para terminar, ¿qué mensaje le mandaría a sus fans?

Pues creo que el mensaje que manda el disco de “todos los caminos que llevan a mi”, que no hagan caso de opiniones o críticas, sólo si son constructivas, obviamente. Que se dejen llevar por ellos mismos. De todo se aprende, todo es un aprendizaje. Ojalá mi disco les ayude a pasar momentos felices y les cure todo los momentos malos que pasen.