Lucas Curotto, quinto clasificado de Operación Triunfo, se encuentra en pleno disfrute de su nueva vida post-academia. A pesar del cansancio, su entusiasmo es palpable, especialmente al compartir con sus fans las experiencias que ha vivido desde su salida. Entre entrevistas, firmas de discos y el lanzamiento de su primer single, «Corazones rotos», el uruguayo se sumerge en un mundo de nuevas oportunidades y desafíos. Aunque la presión pueda ser intensa a veces, encuentra refugio en su familia, amigos y en momentos de tranquilidad. Con su música, Lucas aspira a construir un imperio y conectar con audiencias de todo el mundo, mientras explora nuevos géneros y colaboraciones soñadas, entre ellas, como no, con algún miembro de One Direction.

¿Cómo te encuentras?

Muy bien, la verdad. Contento. Con un poco de cansancio, pero en general, feliz y disfrutándolo.

¿Sigues de resaca post-OT?

Ya va pasando un poco la resaca, todavía queda algo, que es obviamente difícil de terminar, porque es poco tiempo fuera y hay mucho en las redes que he estado viendo y que te hacen revivir un montón y te llevan ahí. Es como que se te clava exactamente la espinita ahí, pero mucho mejor.

¿Qué es lo que más estás disfrutando de esta nueva vida?

Ahora mismo, el poder conocer gente, el poder también exteriorizar un poco todo esto, al final la parte de las entrevistas y todo. Si bien es cierto que estamos a full, el poder expresar y explayar después de todo es como un psicólogo para hacerlo o no, poder soltar y hablar de ello al final creo que ayuda y sana también.

Y después el cariño de la gente, poder compartir con ellos y que te cuenten y que te digan, «te vi», «te estuve mirando», tal cosa y que la gente también te conoce porque por el 24 horas no solo sabes la parte artística sino también la parte personal. Sí, el poder también ver de nuevo a la familia, a los amigos y a todos los concursantes que se fueron.

¿Y lo último que has hecho por primera vez desde que saliste?

La firma de discos es lo último que hemos hecho, que no habría vivido nunca y que salió totalmente nuevo.

En estos días de tanto trabajo, ¿en qué te refugias cuando te sientes sobrepasado?

En charlar de otra cosa que no sea OT, de salir un poco de la burbuja y hacer vida normal, estar tranquilo con mi familia, amigos y mi novia.

«Corazones rotos» es tu primer single. ¿Te lo imaginabas así?

La verdad que sí. Ha ido evolucionando porque lo tenía de antes de la academia, mitad inglés, mitad español. Creo que terminamos de convertirlo y darle la vuelta. También, completamos una parte que le faltaba en la academia. Al final, el resultado es este y estoy muy contento.

Uno de los versos dice «pero a quererme tengo que aprender». ¿Te ha ayudado la academia en este sentido?

Claro, trabajar constantemente en evolucionar es útil. Aunque a veces puede ser agobiante y te hace darle muchas vueltas a la cabeza. Al mismo tiempo, ayuda a ganar seguridad y a quererse a uno mismo, aceptando lo que uno puede dar. Es un proceso difícil, pero es importante.

¿Si tuvieses que quedarte con una frase de «Corazones rotos» cuál sería? 

Por ejemplo ese o «solo me queda no mirar atrás».

¿Cómo fue el cambio del videoclip de ser grabado en la academia al que finalmente vimos?

Ya no te voy a mentir, más allá de que en la academia también me iba a quedar un lindo recuerdo, porque al final creo que iba a ser el único que iba a tener el video en la academia y es algo que te queda para toda la vida, para su triunfo. Al mismo tiempo, este video de ahora sí que le hace un poco más de justicia a la letra o a la historia que cuenta.

En el estribillo igualmente, las partes del techo blanco sí que son con el techo de la academia. Y me quedo con eso de que tiene un pedacito allí. Al final, tuvo una mezcla de todo el poder contar la historia, el que tenga un vídeo que tenga más sentido a lo que es la canción y al mismo tiempo tener un recuerdo y una parte de OT.

La letra trata sobre desamor y el salir adelante de esa situación, lo cual contrasta con la música…

Totalmente. Es como en contraste de cómo afrontar esa ruptura pero con carácter. Como diciendo, «venga, ya está, no me voy a mirar atrás», la parte un poco tóxica, ¿no?, de ahogarte el alcohol, de emborracharse, pero sí quería que la letra contara esa parte triste pero que la melodía y el ritmo fueran para arriba.

La canción es pop moderno, bailable. No sé si quieres tirar hacia nuevos géneros pero, ¿cuál no probarías por nada del mundo?

Tengo muchísimo respeto al flamenco, porque es un género increíble y muy marcado que realmente hay que llevarlo un poco en la sangre y saber hacerlo. Admiro mucho el flamenco porque es muy difícil, muy complejo, y lo he conocido y me encanta. Me encanta escucharlo y poder indagar sobre él ahora mismo sinceramente, pero creo que hay que dejar eso a los que saben. Sin embargo, en general, estoy abierto a hacer un poco de todo.

¿Has sentido más presión a la hora de sacar este tema que estando dentro de la academia o al revés?

No he sentido presión alguna. Hubo un momento en el que consideraba cómo podía mejorar la parte del beat o cómo sonaría, pero al final me gustó que no hiciera falta cambiar nada. Pensé que si bien iba a ser el single de lanzamiento me representaba y me encantó. Además, esto es reciente y sé que habrá más oportunidades para explorar nuevas ideas distintas. Estoy contento con el resultado final.

¿Te está costando ser constante en redes para temas de promoción?

Antes de entrar en OT no era nada activo. Mi novia siempre decía que apenas me involucraba. Tenía que animarme a hacer cosas y me costaba mucho, pero ahora lo estoy llevando mejor. Me hice una cuenta en Twitter y le estoy dando bastante uso, algo que antes no tenía. No sé si más que Instagram, pero más o menos igual. En Instagram, repostear historias y añadir contenido es más rápido y fácil, así que en ese aspecto lo llevo mejor. Pero bueno, poco a poco estoy progresando.

Fuiste a La Velada con Paul. ¿Cómo te lo pasaste?

Fue increíble, realmente. Estoy muy contento, en primer lugar, por la invitación de Paul y por poder compartir esa experiencia con él. Verlo a él emocionado por algo que había planeado durante años y finalmente verlo realizado fue genial. También fue increíble vivir de cerca La Velada y presenciar esa presentación. Fue una experiencia realmente hermosa. Espero poder asistir a La Velada final y vivirlo todo de nuevo. Veremos qué pasa.

Has cantado muchas canciones individuales en la academia pero si tuvieras que elegir solo dos que te hayan marcado para cantarla en la gira, ¿cuáles serían?

Me quedo con «I don’t want to miss a thing» y «One way or another». Viva One Direction.

¿Planes para después de la gira?

Mi idea es, incluso si es posible durante la gira, lanzar más canciones. Si no es posible durante la gira, entonces después. Quiero sacar música y empezar a producir mucho, muchísimo más. Me encantaría seguir en ese ritmo, sin duda. Lo más pronto posible, sin apresurarnos demasiado, y de forma natural, empezar con algunos shows, algunas actuaciones en directo, interpretar algunas canciones de la academia y seguir expandiendo mi repertorio.

¿Qué canción de otro artista te hubiera gustado componer y por qué?

Wow, qué buena pregunta. «Dusk Till Dawn» de Sia y Zayn Malik, por ejemplo. Es un temazo, pero en general, me parece que todas sus canciones tienen un estilo y una calidad vocal impresionante. One Direction ha tenido mucha influencia en mí y podría hacer algún tema así.

¿Cuál crees que es tu cometido en la música y qué te gustaría alcanzar a largo plazo?

Mi objetivo en la música, creo yo, es construir algo así como un imperio, realizar espectáculos y que venga toda la gente que se identifique con mi música, con lo que canto y expreso. Siempre intento enfatizar y transmitir el mensaje de que, más allá de las dificultades, si uno trabaja duro, todo es posible. Me encantaría seguir de gira, llegar a llenar estadios y compartir mi música con mi público, con mi gente, como solía hacerlo.

PREGUNTAS DE FANS

SANDRA.RM_  ¿Cómo llevabas las valoraciones de Buika?

Quizás las críticas en el primer programa fueron un poco duras, pero las tomé como críticas constructivas. Es cierto que a veces fue un poco directa, pero eso es algo que ocurre en vivo, a veces uno no elige las palabras adecuadas y simplemente salen. Ella también tiene una forma de hablar muy directa y un temperamento marcado, así que entiendo que era parte de su estilo.

En ningún momento tendría la intención de generar tensión. Sé que siempre es bueno tener a alguien que te hable claro y te ponga los puntos, eso te ayuda a mejorar. Además de los elogios, es necesario tener a alguien con carácter que te diga las cosas como son, eso es totalmente necesario.

S0FMC ¿Con qué miembro de One Direction te gustaría colaborar más? 

100% sería un sueño hecho realidad cantar con Zayn, y Harry siempre estará en mi corazón. También era fan de Louis, pero luego él se lanzó en su carrera en solitario tan rápido y no la seguí tanto. Pero bueno, estaría feliz de estar con cualquiera de los cinco aunque tenga mis dos favoritos.

CANDELACAS_03 ¿Te arrepientes de tatuarte «Julait»?

Es algo que, como te decía, fue como la frase de la edición, algo que también marcó mucho y que llegó mucho al público. También fue un chiste interno del programa, de Gema, la persona que inventó la frase. Ella era parte del equipo de producción y siempre nos trató genial, le teníamos mucho cariño. Fue muy importante en nuestra etapa en el programa y, como te digo, estas cosas no duran para siempre. Cuando sea viejo leeré «Julait» y recordaré todo esto, así que no me agarré mucho.

JENNIFER_SEVILLA_SONRIE ¿Qué tal estás llevando ser perseguido por tantas fans? ¿Cómo te sentiste cuando filtraste vuestra ubicación en un hotel de Madrid?

Fue un poco falta de experiencia, estaba todo en mi cabeza de manera inocente. Quería agradecer al hotel por los detalles en la habitación, así que etiqueté al hotel. Pero luego me di cuenta de que había puesto la ubicación, ¡qué tonto! Estamos en el escenario.

La verdad es que lo llevo bien, la gente es muy cariñosa y respetuosa, así que eso ayuda. Pero es cierto que a veces, cuando se acumula mucha gente, se vuelve un poco abrumador, más intenso. Es difícil dedicarle espacio a cada persona.

Hubo un momento en que tuvimos que tomar medidas, porque había demasiada gente que tenía que pasar el taxi, y se volvía peligroso con tanta multitud. Queríamos evitar cualquier tragedia. Tuvimos que hacer lo que hicimos para asegurarnos de que todo estuviera bajo control.