Kiko Peña publica su disco “Sueños”, es su segundo álbum de estudio. A los 14 años de edad grabó su primer disco y desde un primer momento se subía a escenarios nacionales e internacionales junto a grandes artistas. Con su mayoría de edad se alzó finalista del prestigioso Concurso Nacional del Cante de las Minas.

¿Qué es lo último que ha escuchado en Spotify?

Pues mi disco, que lo venía escuchando ahora mismo. Lo sacamos ayer que fue cuando salió, va a sonar un poco egocéntrico pero veníamos escuchando mi disco. 

¿Qué le ha llevado a convertirse en cantante?

Pues la verdad que empecé tocando la guitarra desde pequeño. Me fui absorbiendo de otras músicas, lo lleve a mi terreno con la guitarra, con esa idea de sacar tonos de distintas músicas. 

¿Diría que ser cantante es lo que más disfruta en la vida?

Por supuesto, es lo que más disfruto en la vida. 

¿Cuáles son sus hobbies?

Pues jugar al pádel, juego a fútbol, ir a la playa…

¿Qué cualidades debe tener un buen cantante?

Bajo mi punto de vista, la afinación, el compás, la personalidad y la voz. Son muchos aspectos que yo tengo en cuenta, tener personalidad desde que salgo al escenario, eso es el primer requisito. Luego técnicamente, el compás, la afinación…

¿A quién le gustaría abrirle un concierto?

Con dos, con Luis Miguel y Pancho Céspedes.

¿Diría que el flamenco pasará de moda?

No, en absoluto. A parte de que el flamenco es lo que nos representa en España, hay muchos amantes del flamenco en el resto del mundo. Es una música de raíz, habla de familia. Yo me he criado con el flamenco, no es una moda. Es una base musical que está ahí, tú la puedes fusionar con lo que quieras. 

¿Cómo está siendo el recibimiento de su nuevo disco, “Sueño”?

La verdad que muy bien acogido, me han felicitado muchos compañeros. Sobre todo, me ha felicitado muchas personas jóvenes, estamos de promoción, luchando un poco. 

¿Cómo se prepara para estos días de promoción?

Pues la verdad que no me lo tomo como un día de trabajo sino como disfrute, lo tomo como algo natural. Me pongo nervioso al cantar antes que al hablar. 

Su disco está masterizado en Estados Unidos, ¿por qué ahora los artistas eligen irse a otro país?

Yo creo que allí en Estados Unidos, la música es de otra manera, apuestan mucho por la gente joven y la música de calidad, es como el centro de todo lo que es la música. Los americanos tienen muy buena música y se valora mucho más que aquí. 

¿Cómo surge la idea de mezclar lo actual con algo flamenco?

Surge de la inquietud de tener la necesidad de ver que el flamenco está hecho. Mis conocimientos a día de hoy me exigen el querer fusionar, llevar el flamenco a la actualidad. Esta era la visión que quería darle al disco. He rescatado una bulería de mi bisabuela.

¿Qué tres palabras definen a este disco?

Inquietud, sueño e ilusión.

¿Qué canción no se pueden perder?

A mi personalmente me llena mucho “¿Qué hago contigo?”. Está arreglado, procede de Pancho Céspedes, es todo un regalo. Tiene una sensibilidad muy especial. 

¿Cómo nace la colaboración con Miguel Poveda?

Nos conocemos de toda la vida, mi madre es amiga de él y ha fluido todo de manera natural. Estuve grabando el disco, quise contar con él y no dudó en perdérselo. Todo fue sobre ruedas. La verdad que salió muy bien, no fue nada premeditado. 

¿Le ha dado vértigo publicar el disco de manera física?

Yo soy uno de los últimos guerreros, a quién le gusta verdaderamente la música, te comprará el disco físico. El móvil lo puedes formatear y eso está toda la vida ahí. Se están recuperando ahora incluso los discos de vinilos. Los singles se deberían de sacar físicos, para que no pierda la esencia. 

¿Cómo se defiende en las redes sociales?

La verdad que soy un poco reservado, cualquier cosa es contenido para redes sociales. Yo me lo tomo como un aprendizaje, aunque es una carrera. Las redes sociales son lo que mueve el mundo hoy día, parece que no está sino tiene redes. Le dedica ocho horas a la guitarra y otro lo hace mejor en redes. Es un mundo muy complicado, me lo estoy tomando como un trabajo más.

Toca la guitarra, ¿se atrevería con otro instrumento?

Estoy intentando con el piano. Chapurreo un poco la percusión, yo me apoyo en la guitarra, es muy sacrificada y debes dedicarle muchas horas. A mi me falta hablarle a la guitarra.

¿Cómo se prepara para la gira?

Con mucha ilusión de verme rodeado de músicos de altura, son amigos míos y están super entregados. Eso hace ilusionarme a mi, la gente está respondiendo muy bien. Vamos a poder llevar la música fuera de Écija también.

¿Cómo le ha afectado la pandemia?

Pues me la he tomado bastante bien porque fue la única vez en la que logré componer mi propio tema. Tuve muchísimo tiempo en ese aspecto. Muy mal por no poder salir de casa, compartir música… tenía una gira con Rocío Molina y se cayó, íbamos a México y Estados Unidos. Un poco desilusionado pero decidí hacer el disco. Me ha dado rabia que un concierto tuviese aforo y en un aeropuerto no parase de llegar gente.

¿Qué proyectos le esperan a corto plazo?

Pues vamos a grabar el concierto, con edición de vídeo y música. Tendremos un proyecto cerrado de lo que es el proyecto y el disco. Repartiremos la música para que se pueda contratar en cualquier sitio. Queremos hacer colaboraciones más adelante pero por ahora, queremos seguir vendiendo nuestra gallina.