Astola, Antónimo y Ruda actuaron ante más de 11.000 personas en la Plaza de España sevillana y consiguieron cautivar a cada uno de sus seguidores gracias a su gran carisma.

Fondo Flamenco se ha pasado todo el verano recorriendo diferentes puntos de la geografía española de la mano de su gira definitiva, «La última cita», colgando el cartel de agotado en todos los recintos. Tras su gran éxito en Salamanca, días más tarde aterrizaron en Sevilla, una de las fechas más especiales del tour, ya que el grupo procede de la ciudad hispalense.

La emblemática Plaza de España, ubicada en el corazón de Sevilla fue sin duda, el sitio perfecto para crear el ambiente y la intimidad que caracterizan los temas del trío. Unas horas previas al inicio del concierto, centenares de seguidores ya hacían cola para poder ver a los artistas en primera fila.

La magia comenzaba en torno a las diez y cinco de la noche, la banda subía al escenario tocando algunos acordes flamencos. El primer tema que oímos fue el mítico «Mi estrella blanca». A continuación, llegarían los temas «Qué tal», «Ojalá», «Tu retrato» y «Rompecabezas», entre otras memorables canciones.

A lo largo de la noche, se realizaron guiños flamencos interpretando «Volaré», «Entre dos aguas», «Oroboy» o «Sarandonga». No faltó, el reconocido himno que compusieron para el Real Betis y el de Andalucía.

Así, Fondo Flamenco, únicos sevillanos del Icónica Festival, ponían fin a la ecléctica programación de esta segunda edición. Esta último baile, pondrá fin en Madrid y Barcelona el próximo mes de diciembre.