Elsa Tortonda nos sorprende con su primer sencillo «Triana». En esta exclusiva entrevista, la talentosa artista nos lleva detrás de bastidores para compartir los secretos detrás de su obra inaugural. Definiendo su música como una ecléctica fusión de innovación, modernidad y autenticidad, Elsa nos brinda una visión privilegiada de su proceso creativo, desde las inspiraciones que la impulsan hasta las emociones que la guían.

Como exconcursante del exitoso programa televisivo «La Voz», la extremeña nos habla de cómo esa experiencia ha influido en su carrera y en su crecimiento como artista. Además, nos revela sus planes futuros y sus ambiciones en la industria musical.

«Triana» es tu primer sencillo.¿Cómo lo definirías en pocas palabras?

Pues innovador, moderno, personal e inocente, yo creo.

¿Ha tenido el resultado que esperabas? ¿Estás contenta con que sea tu primera canción?

Sí, estoy contenta con lo que ha salido de «Triana». Encantada.

¿Cómo describirías tu proceso creativo? ¿Lo has disfrutado?

Definitivamente, sí. Es que el proceso creativo de «Triana» es único porque no sigue una estructura predefinida. Surge de forma natural, como parte misma de la vida. Por ejemplo, cuando me junto con Julia Medina y Alba Morena, hablamos de nuestras vidas, de nuestras alegrías y penas, y de ahí surge «Triana». Es como plasmar una charla entre amigas en una canción.

¿Crees que la canción ha tenido ese resultado porque has estado bien rodeada de tu equipo?

Exactamente, gracias a la dinámica que hemos tenido, formando un equipo sólido. A pesar de que nunca antes había compuesto, esta experiencia ha sido como mi primera incursión en el mundo de la composición. Han sabido captar siempre lo que quería transmitir con la canción, y eso ha sido verdaderamente maravilloso.

¿Te ha resultado fácil o difícil componer?

Me ha sorprendido lo fácil que ha sido para mí, considerando que soy una persona muy tímida. Componer siempre me resultó difícil porque mostrar mis sentimientos y emociones es un reto para mí, especialmente sabiendo que no se quedarán solo para mí, sino que serán escuchados por más personas. Pero, con su ayuda, me sentí tan cómoda que las palabras simplemente fluían. Después de escribir la canción, pensé: «Wow, ¿saldrá esto?» Pero fue un proceso sorprendentemente fácil.

¿Qué mensaje o emoción esperas transmitir a tus oyentes a través de «Triana» y tu música en general?

Me encantaría que la gente se identificara con ella, ya que al final es una historia de amor juvenil, adolescente, que puede resonar en cualquiera. Creo que muchas personas pueden relacionarse con ella, ya sea porque les ha pasado algo similar o porque eventualmente les sucederá. Quiero que la gente la haga suya, que la viva, la disfrute, se emocione con ella, la baile… simplemente que la sientan parte de sus propias vidas. En cuanto a la historia detrás de Triana, como te mencionaba, surge en la calle Betis, en el barrio de Triana, Sevilla. Es el lugar donde tuvo lugar ese primer beso, ese momento que marcó el inicio de la historia de amor que inspiró la canción, y por eso lleva ese nombre.

Tu música está respaldada por Universal. ¿Te da seguridad pertenecer a una de las mayores discográficas de la música?

En realidad, nunca antes había trabajado con una discográfica ni de manera más promocional. Ha sido bastante fácil porque ahora tengo acceso a medios y recursos para hacer música que antes no tenía. Sin embargo, la industria musical es complicada, con muchos artistas importantes, y destacar entre tantos no es sencillo. Es como ser un granito de arena en una playa llena de granos; puedes esforzarte por destacar, pero lleva tiempo y paciencia. Aún así, estoy disfrutando mucho de este proceso, poco a poco voy avanzando y aprendiendo.

¿Qué consejo le darías a otros jóvenes artistas que sueñan con seguir tus pasos y triunfar en la industria musical?

Pues nada, que simplemente sigamos adelante. Como en toda la vida, habrá momentos buenos y momentos malos, habrá caminos más fáciles y otros más difíciles. Pero si tienes la voluntad y la energía, incluso en esos días en los que te sientes tentado de rendirte, confía en ti mismo. Creo que, más que nadie, somos nosotros mismos quienes podemos darnos el mayor apoyo y motivación. Así que cree en ti, lucha y disfruta del camino, sobre todo, disfrútalo. Porque hay experiencias que solo vivirás una vez.

¿Lucharías por dejar huella en la industria de alguna manera?

Me encantaría, realmente. Siempre he tenido claro que quería dedicarme a la música, pero también es cierto que no he sido tonto al respecto. Claro que me encantaría alcanzar la cima y todo lo que conlleva, ¿verdad? Pero poder dedicarme a la música, aunque sea en un ambiente más íntimo, en salas pequeñas, eso también me parece bonito. Al final, el mundo de la música es muy amplio, con sus aspectos buenos y malos. Quiero seguir disfrutando de este mundo y nunca permitir que él me consuma a mí, sino ser yo quien deje mi huella en él.

¿Cómo estás llevando el tema de la promo y tal, que es un poco nueva para ti?

Me encanta. Aunque yo estudié periodismo, este mundo de la música me fascina. Disfruto tanto de la televisión como de la radio y de todas sus facetas. Me siento como una niña pequeña, emocionada y maravillada por todo lo que este mundo tiene para ofrecer.

Subiste un adelanto del tema en tus redes sociales en el barrio de Triana. ¿Cómo surgió esta idea para despertar el hype por la canción? 

Pues como te mencionaba, en Universal tengo un equipo con el que nunca antes había tenido contacto, y alcanzar esa conexión con ellos ha sido increíble. Andy, aparte del equipo de marketing, elaboró un plan y me propuso subir, aunque la idea original era otra y no pudo llevarse a cabo. En su lugar, decidí cantar un fragmento de la canción a capella, ya que me encanta hacerlo. Y claro, acepté encantada. La gente, al escuchar esa parte de la canción a capella, no se imaginaba cómo sería realmente. Escuchas la voz sola, pero no te haces una idea del sonido ni del ritmo final de la canción. Fue una experiencia genial.

Ahora que has mencionado las redes, ¿cómo las estás llevando?

Siempre me han gustado las redes sociales y he estado activa en ellas, pero de una manera diferente. Cuando salí de «La Voz», vi la realidad del mundo del revés y ahí fue cuando me di cuenta de que hay que tener cuidado. Al final, somos humanos y, en mi caso, siento que soy bastante ingenua en el sentido de que tengo sueños y mucha ilusión. Pero cuando alcanzas algo y te enfrentas a la parte negativa que hay detrás, te preguntas si realmente merece la pena. No esperaba que fuera así, pero hay que saber gestionarlo como se pueda.

Desde entonces, mi uso de las redes sociales ha cambiado completamente. Ahora lo veo de forma más profesional. No comparto tanto de mi vida personal. Me centro en subir lo que quiero subir y ya está. No me preocupa tanto quién me escribe, quién me comenta o quién no. Simplemente me enfoco en lo que me gusta y en lo que me hace sentir bien.

 

¿Cómo te sientes al ver la respuesta inicial de tus seguidores al lanzamiento completo de «Triana» en todas las plataformas digitales?

Muy feliz. Lo que más me alegra es eso, que a la gente finalmente le haya gustado. Aunque a mí me gustaba, ver que ese trabajo y esa dedicación son reconocidos por los demás me llena de alegría, especialmente porque tenía miedo de que no conectara con la audiencia. Sentía esa inseguridad porque decidí salir un poco de mi zona de confort, quería hacer algo más moderno, dar un paso adelante en mi carrera y evolucionar. Después de muchos años cantando lo mismo, principalmente acústicos, sentía ese temor. Pero al mismo tiempo, sabía que, aunque fuera algo nuevo, todavía tenía la esencia. Por lo tanto, confiaba en que si la gente lo entendía bien, les gustaría.

¿Sientes presión por sacar más música, quizás un EP o disco, o quieres ir poco a poco y con buena letra? 

Al contrario, mi deseo es seguir sacando música constantemente. Me encantaría continuar creando y lanzando nuevas canciones. La composición es un mundo nuevo para mí, y me encantaría seguir aprendiendo, explorando y probando cosas nuevas. Un disco completo, un EP… ahora están muy de moda los conceptos y eso me atrae mucho.

¿Planeas llevar esta canción a los escenarios, en giras, festivales de verano…? 

«Triana» es una canción que me encantaría seguir cantando… ¡incluso dentro de 40 años. Realmente ha sido y sigue siendo una canción muy especial para mí. Espero que pase el tiempo que pase, pueda seguir interpretándola en vivo y que la gente la cante conmigo. Creo que eso es algo que realmente llena a un artista.

¿Quiénes son tus referentes?

A nivel musical, me encanta explorar diferentes géneros, pero tengo una debilidad por la música española, soy bastante patriota en ese aspecto. Me gusta mucho nuestra música, y mi artista favorito sin duda es Alejandro Sanz. No hay un solo día en el que no escuche al menos una canción suya. Puedo estar escuchando otras canciones, pero siempre termino volviendo a él.

Mis referentes personales son, obviamente, mis padres. Gracias a ellos estoy aquí, gracias a ellos vivo y disfruto de todo lo que me está pasando. Me han enseñado a vivir el momento y les debo un enorme agradecimiento por todo lo que han hecho por mí.

¿Qué es lo que más estás disfrutando de esta nueva vida que estás llevando?

Estar conmigo misma, porque anteriormente siempre había sido una persona muy dependiente de mi familia. El año pasado, por primera vez, me mudé a Sevilla desde mi pueblo en Extremadura para estudiar. Estuve mucho tiempo sola y fue bastante difícil para mí, ya que no estaba acostumbrada a estar lejos de mi familia. Estaba a solo una hora de mi pueblo, pero casi todos los fines de semana iba para allá.

Gracias a mi experiencia en «La Voz», pude aprender a disfrutar de mi propia compañía y a darme cuenta de que no necesitaba a nadie más que a mí misma. También tuve que aprender a organizarme mejor.

¿Cómo esperas definir tu música en el futuro y qué mensaje te gustaría transmitir a través de tus futuras canciones?

Me encantaría seguir el ejemplo de «Triana». Es como una declaración de intenciones. Es difícil de explicar, pero me gusta mucho el flamenco y todo este mundo, aunque más como consumidora que como intérprete. Sin embargo, me gustaría crear algo similar, como un nuevo género, una forma de cantar e interpretar canciones que abarque muchas influencias.

Imagino música que incluya todos los clásicos de la canción española, pero con un toque moderno y actual, utilizando nuevos sonidos y elementos electrónicos. No quiero definirme en un solo estilo. Es como tomar todas esas cosas del pasado, esa música maravillosa, y actualizarla con un enfoque fresco y contemporáneo.