El espectáculo benéfico “Mujeres cantan a Rocío Jurado”, organizado por Green Cow Music y Rocío Carrasco, en el Wizink Center de Madrid contaba con un photocall previo por el que pasaron participantes del mismo, desde Pastora Soler, Mayte Martín, Ana Guerra, Noemí Casquet, Beatriz Luengo, hasta rostros reconocidos de la televisión como las presentadoras Isabel Jiménez, Terelu Campos o Carlota Corredera.

Las luces del Wizink Center se apagaron y aparecía de fondo una imagen de “La más grande”, acto seguido hacía su entrada la actriz Yolanda Ramos. Figuró una entrañable conversación con Rocío Jurado, en la que le insistía que “todo estaba bien”, haciendo especial énfasis en que “su hija estaba bien”.

Durante la emisión del evento, en una pantalla gigante situada detrás de los artistas que subían al escenario, se proyectaron vídeos e imágenes de Rocío Jurado, haciendo que la conexión con la artista estuviera más presente que nunca. El concierto más esperado del 8-M daba comienzo, la tensión por ver a todas las mujeres convocadas era visible y Rocío Jurado, estuvo más que nunca en la capital española. Un homenaje que recordó temas desde “Como una ola” hasta la popular “Como yo te amo, todas las canciones hicieron vibrar el estadio, dejando despegar las “alas al viento”, de todos los presentes.

Mercedes Milá se ha convertido en una de las protagonistas del concierto homenaje a Rocío Jurado. Desde hace años, la comunicadora no aparecía en la cadena Telecinco, pero en esta ocasión lo ha merecido y se ha mostrado agradecida de formar parte del homenaje a Rocío Jurado. Milá bromeaba diciendo que “no estaba acostumbrada a hacer televisión a duo”, refiriéndose a la otra maestra de ceremonias, la presentadora de informativos Isabel Jiménez. La complicidad entre las dos era latente en todo momento, aprovecharon entre actuación y actuación para descorchar alguna que otra risa a todos los allí presentes. 

Las menciones a la guerra de Rusia y Ucrania se producen durante todo el evento, las luces se tiñeron de la bandera de Ucrania, amarillo y azul. Al principio, Mercedes Milá calificaba al presidente ruso como un “pajarraco”. En los últimos días se recrudecen los combates en varias ciudades, asediando incluso Kiev, produciéndose la amenaza constante de Vladimir Putin. Alguna que otra artista como Sole Giménez, aprovechaba la ocasión para pedir el “aplauso más fuerte de la noche”, para las mujeres ucranianas. 

Existen aún muchos prejuicios, tantos techos de cristal que el machismo lleva poniéndonos a las mujeres desde que hay constancia de la existencia humana, en la cultura, en las artes, las ciencias o el deporte. Nuestras antepasadas tienen razón y es que todavía no está todo hecho. Desgraciadamente una de las palabras de Isabel Jiménez iban dedicadas a las 6 mujeres que ya han fallecido a causa de la violencia machista, este año. 

La primera artista en subir al escenario fue Nia interpretando “Como yo te amo”. El tema describe una pasional declaración de amor que aparentemente nunca podrá ser superado por nadie ni en el presente ni en el futuro. El Wizink rugió con el popular tema recogido en el álbum “Señora” (1979). A continuación le seguía otra comparativa, “Como una ola”, entonado por la compositora Sole Giménez, el sencillo desgarrador que menciona el desengaño y la ilusión. La repercusión que tuvo en 1982 fue aplastante, alcanzando el número 1 del programa radiofórmula Los 40 Principales por seis semanas consecutivas. 

Andalucía y sus raíces estuvieron acompañando a la gala organizada por Rocío Carrasco cada minuto. La sevillana Pastora Soler, se encargó de agitar el Wizink, pisando fuerte y haciendo que sus exclusivos agudos vibraran al cantar “Se nos rompió el amor”.

Mercedes Milá sentenciaba con sus dosis de humor la gala, de su bolsillo izquierdo sacaba un invento revolucionario de esta década, un Satisfier. Mencionaba que “vivimos en tiempo de Satisfier”. Este prólogo sirvió para darle texto a la cantante Lorena Gomez quién interpretó “Vibro”. Además, la comunicadora aprovechó para ofrecer una de las exclusivas de la noche y es que, Rigoberta Bandini iba a cantar al final de la noche su himno “Ay Mamá”, pero de una manera histórica. En esta ocasión iba a contar con un aparato denominado “tetacam” dónde cada quién podía enseñar la parte que quisiera del cuerpo, evidentemente, para toda España. 

A medida que se desarrollaba el homenaje a Rocío, la intérprete Yolanda Ramos aparecía en el backstage entrevistando a algunos de los artistas que estaban a punto de subir al escenario. La primera conexión se realizó con el trío de gallegas Tanxugueiras, que adelantaron en primicia que cantarían la canción de “Si amanece”. 

En el meridiano del concierto, le tocaba micro y escenario a Ruth Lorenzo, que entonaba “Muera el amor”. Uno de los vídeos feministas que incluyeron de Rocío Jurado, fue el referido a la popular pregunta que le hicieron durante una entrevista: ¿qué talla de sujetador usa? La de Chipiona, prefirió responder: “El único sujetador que importa es el mental”. Ruth Lorenzo aprovechó para pedir un aplauso para la banda dirigida por el pianista Victor Elías. La ilustradora Lola Vendetta realizó una improvisación llevada a su terreno de uno de los temas de la Jurado, mencionando que “le partió la cabeza a un hombre con papel y boli”. 

La noche se subió de tono cuando la audiencia presenció un beso apasionado de las actrices Itziar Castro y Melani Olivares que se encargaron de introducir a Sofia Ellar y su, ”¿Por qué me habrás besado?”. Por lo que atañe a Ana Guerra, ella sabe siempre toda la verdad y se decantó por “Señora”, una canción del disco que se inundó de reconocidos discos de platino. Mientras tanto, “Déjala correr”, corrió a cargo de Anabel dueñas.

La pantalla gigante que proyectaba imágenes y vídeos de la vida de Rocío Jurado se colapsó por un momento de imágenes de mujeres influyentes en todo el mundo. Pasando por el campo del deporte, las artes, hasta la literatura. Se pudieron ver imágenes de Almudena Grandes, Margarita Salas o Rosa Park. 

Otro de los platos fuertes de la noche vino de la mano de Edurne, quién rindió homenaje a Rocío Jurado pronunciando las letras de “Mi amante amigo”. Durante la gala también sonaron conocidos temas como, “Punto de partida”, “Todo se derrumbó” o el tango “Solita en mi balcón”, encabezado por Robin Torres. Beatriz Luengo eclipsó al público con su último tema “Bienpagao”, la historia del tema emocionó a la mismísima Rocío Carrasco, cuando Luengo mencionó que el tema iba dedicado a ella, que nació concretamente tras la proyección de su último documental “Rocío: contar la verdad para seguir viva”. 

Noemí Casquet y Laura Sánchez, reivindicaron el clítoris y también el flamenco para presentar a la última artista, la catalana Rigoberta Bandini, que salía con su banda al completo, vistiendo el uniforme que usaba en su colegio. Corrió a su cargo cantar “Lo siento mi amor” y el revolucionario “Ay mamá”. El público estalló de sus sillas y fue inevitable saltar en los coros de Rigoberta, un tema feminista que ya se ha convertido en todo un himno de la lucha social. La Tetacam”, fue pasando por los asistentes y fueron muchas las que se animaron a mostrar sus pechos al aparato. 

Nadie se lo merece más que otros, aquí de lo que se trata es de buscar la medida exacta, de adecuarse a lo pactado, de que todos los zapatos encajen en el pie deseado. Que nuestras tetas no den tanto miedo, que después de tantos años tengamos lo que hemos buscado, que aún no hemos conseguido, eso que de verdad, tendría sentido.