En una victoria que resonará en la historia musical española, Nebulossa, el innovador dúo formado por Mery Bas y Mark Dasousa, ha emergido triunfante en el Benidorm Fest 2024 con su audaz canción «Zorra». Inspirados por el legado de Rigoberta Bandini y su «Ay mamá», Nebulossa ha redefinido el significado de la palabra «zorra», abrazando la provocación y la reivindicación. Con una puesta en escena deslumbrante, diademas agotadas y una victoria contundente, Nebulossa se prepara ahora para llevar su mensaje de empoderamiento a Eurovisión, desafiando convenciones y dejando una marca imborrable en el panorama musical español.

En una noche llena de destellos musicales y emociones desbordantes, Nebulossa, el carismático matrimonio musical valenciano compuesto por Mery Bas y su esposo Mark Dasousa, se coronó como el ganador indiscutible del Benidorm Fest 2024, asegurando así su lugar para representar a España en el próximo Festival de Eurovisión en Malmö, Suecia.

La pieza maestra que les valió el triunfo, «Zorra», se erige como una oda provocativa y empoderada, heredera del impacto previo de Rigoberta Bandini con su «Ay mamá». Nebulossa no solo ha capturado la atención de la audiencia y el jurado, sino que ha elevado la apuesta al abrazar la palabra «zorra» y otorgarle un significado de tolerancia, diversidad y reivindicación. Celebrando a las mujeres de más de 50 años en la música, Nebulossa ha trascendido las barreras convencionales y ha dejado un mensaje claro: la música no tiene edad.

Mery Bas, la carismática vocalista de Nebulossa, compartió su entusiasmo después de la victoria: «Hemos resignificado la palabra ‘zorra’. Este es un mensaje de tolerancia y empoderamiento, no solo para las mujeres, sino para todos aquellos que se hayan sentido alguna vez desplazados en la sociedad».

La puesta en escena, adornada con diademas con orejas de zorra que se agotaron en todos los bazares de Benidorm, fue un espectáculo visual deslumbrante que cautivó tanto al jurado como al público. Nebulossa, con 156 puntos, superó a los favoritos de las apuestas, St. Pedro y su melódico bolero «Dos extraños», quienes quedaron en segundo lugar con 139 puntos.

Este triunfo no solo marca un hito en la carrera de Nebulossa, sino que también desafía las normas de la industria musical. La canción ganadora, con su esencia synthpop de los años ochenta y la voz poderosa de Mery Bas, destaca la diversidad y la inclusión, rompiendo con estereotipos y subrayando que la música es un arte atemporal.

En declaraciones previas a la victoria, Mark Dasousa, el esposo y productor veterano del dúo, compartió: «Con este camino que abrió Rigoberta Bandini y que nosotros intentamos seguir, este espíritu va a ir creciendo. El año que viene, otra gente va a pensar lo que pensamos nosotros cuando la vimos a ella: ‘Pues nosotros también podríamos presentarnos…'».

Ahora, Nebulossa se prepara para llevar su vibrante propuesta musical a la escena internacional en Eurovisión, prometiendo una actuación que no solo será recordada, sino que también dejará una huella indeleble en la historia del concurso. Con su música ecléctica y su mensaje de empoderamiento, Nebulossa se presenta como un embajador único de la diversidad musical española en el escenario europeo.