David Barrull nos abre las puertas de su mundo en una entrevista enriquecedora. Desde su incursión en la música hasta sus más profundos anhelos, Barrull comparte sus experiencias y reflexiones sobre la autenticidad en la industria musical. Descubre cómo las redes sociales moldean su conexión con el público y cómo se mantiene fiel a sí mismo en un mundo cada vez más digital. Una mirada íntima a la vida y el arte de uno de los artistas más apasionados y sinceros de la escena actual.

 

¿Qué tal estás? ¿En qué etapa profesional te encuentras ahora?

Estoy dedicado a producir y promocionar mi nuevo sencillo, y estamos comenzando la nueva campaña de conciertos para la primavera y el verano. Tenemos más de 15 eventos confirmados para este verano, si Dios quiere, y todo está marchando muy bien.

Me encuentro en una etapa de autodescubrimiento. Desde que salí del programa, no he dedicado mi tiempo a otra cosa, y aún después de una década, sigo descubriendo aspectos sobre mí mismo que puedo mejorar.

¿De qué te has dado cuenta este año?

He notado que la gente aprecia la naturalidad, lo cual coincide con mis propios gustos. Desde el principio he apostado por ello. Sin embargo, también he percibido que a la gente le gusta escuchar mis canciones tal como surgen, con solo mi guitarra y mi voz. Esa es una revelación para mí. Creo que voy a seguir por ese camino, voy a centrarme en la música orgánica, sin muchos arreglos, dejando la canción desnuda.

Hace mucho que saliste de La Voz pero, ¿cómo sigues poniendo en práctica hoy día tus aprendizajes en el programa? 

Los que amamos la música y hemos crecido con ella, pero no nos hemos dedicado profesionalmente a ello, a menudo no nos damos cuenta de nuestro potencial hasta que alguien con experiencia en el campo reconoce nuestras habilidades. Para mí, fue un proceso de aprendizaje diario, donde día a día fui descubriendo lo que era capaz de lograr, pero no creo que vuelva a presentarme a un concurso similar porque cada cosa tiene su tiempo y ahora estoy centrado en mi música.

«Eterno» es tu último sencillo.  ¿Qué tiene de ti la letra de esta canción?

Define el amor verdadero que no es necesariamente la intensidad del sentimiento en un momento específico, sino más bien la duración y la perseverancia en el compromiso. La mayoría de los matrimonios que fracasan, en mi opinión, lo hacen porque no apuestan por la paciencia y la perseverancia, renunciando a lo suyo en lugar de remar juntos hacia un objetivo común. En una relación de pareja, creo que se trata de ceder un poco cada uno y trabajar en equipo. A pesar de los estereotipos que existen, mi esposa y yo somos un equipo, y creo que esa es la clave fundamental.

En tu opinión, ¿qué consejos darías a alguien que no sepa cómo querer bien?

Que tuvieran paciencia, sobre todo. Que no den todo por perdido rápidamente. Creo firmemente que la mayoría de los problemas tienen solución si se les dedica tiempo y esfuerzo.

El videoclip es muy bonito. ¿Crees que refleja a la perfección el mensaje de la canción? ¿Tiene el resultado que esperabas? 

El resultado superó con creces mis expectativas. Ha logrado aportar mucho a la canción, dándole aún más valor al mensaje del que ya tenía de por sí. Recuerdo que grabé mi parte en playback, cantando la canción, pero no vi el resultado final hasta que todo estuvo terminado. Nunca esperé que fuera tan impactante, realmente parece sacado de una película.

Supongo que planeas seguir cantándole al amor pero, ¿qué otros temas te gusta tocar en tu música? 

El amor, el desamor, la amistad, esos son los temas principales que más me mueven.

¿Crees que alguna vez pasarán de moda? 

No, porque fíjate que hasta el día de hoy, con todas las canciones que existen y todo lo que se ha hablado, el mejor ejemplo es Alejandro Sanz. Él tiene la capacidad de decir lo que todos han dicho antes, pero de una manera que suena completamente diferente. Tiene una forma de expresar las cosas que simplemente te deja asombrado.

¿Cómo describirías la influencia de los grandes del flamenco, como Camarón de la Isla, en tu estilo musical y desarrollo artístico?

Yo canto por Camarón. Desde que era niño, comencé a escucharlo y su manera de transmitir, su forma de cantar, me cautivaron. Digamos que él fue una fuente de inspiración para mí, algo de lo que me nutrí mientras crecía, y al final, todo eso se refleja en mi propia música.

¿Colaboraciones soñadas?

Alejandro Sanz o Pablo Alborán, pero hay muchos grandes.

¿Cuál es tu proceso habitual para comenzar a componer? ¿Eres letra o melodía?

Creo que, como sucede con todas las cuestiones del corazón, no se puede forzar. Personalmente, soy de los que creen en la inspiración espontánea, en esperar el momento adecuado. No puedo obligarme a escribir una letra todos los días; no es algo que se pueda programar. Pero sé reconocer cuando llega el momento. La mayoría de las veces que he sentido una inspiración, como cuando estaba enamorado, por ejemplo, simplemente cogía la guitarra y la canción fluía de manera natural.

Lo importante es estar en sintonía con tu inspiración y escribir desde el corazón. Lo bueno de la música es su diversidad. Según tu estado de ánimo, puedes escuchar una cosa u otra pero mis canciones intentan transmitir mucho sentimiento a través de la letra y la melodía.

Tus canciones siempre están cargadas de sentimiento y esta es solo una muestra más. Para ti, ¿qué ingredientes debe tener un buen tema?

Emoción y verdad. Eso es algo que nunca puedo fingir. La realidad es que cuando cantas sin pretender, no puedes hacer que alguien sienta lo que tú mismo no estás sintiendo. Esa es la autenticidad. En cuanto a la emoción, no sé cómo explicarlo, simplemente nací con ella.

¿Crees que hoy en día hay poca música de verdad?

Sí, hay muy pocas. De hecho, creo que sorprendería a la gente saber que el 70-80% de la música actual es producida por una sola persona utilizando un ordenador. No sé si podría hacer música comercial. Tendría que surgir de mi interior, tendría que ser mi verdad en ese momento. Pero personalmente, creo en la música en vivo, porque es imposible que un ordenador llene tanto.

¿Hay planes de llevar la canción a los escenarios? 

Sí, ya tenemos cerrados 15 conciertos y la mayoría de las fechas son aquí, en Andalucía. Tengo la capacidad de adaptar mi música en directo, lo que me permite conectar con el público y transmitir el mensaje de mis canciones. Ese momento en el que sientes que el público está realmente conectado contigo es muy importante para mí. También es esencial tener un plan, pero al mismo tiempo, dejar espacio para la improvisación y la espontaneidad en el escenario.

Para mí, ser músico significa poder emocionar al público solo con mi guitarra, o incluso sin ella, simplemente con el micrófono. Yo llevo diez años viviendo de gira desde que me dediqué a esto. No soy de los artistas que paran en invierno o algo así. He estado continuamente de gira durante estos diez años, con algunos intervalos de descanso. Pero así es la música en la actualidad, no se detiene.

¿En qué vas a pensar cuando estés allí arriba? ¿Qué se te vendrá a la mente? 

Principalmente mi mujer, pero no solamente ella, sino también mis niñas, porque la música es histórica y ellas están viendo algo grande y eterno.

Volviendo al sencillo, ¿cómo ha sido la recepción de «Eterno» por parte de tu público? ¿Está cumpliendo con tus expectativas si es que las tenías? 

Tiene cerca de 300.000 visitas y, sobre todo, independientemente de los números, las sensaciones que me llegan y los comentarios son buenos. A veces, los números son solo orientativos. Por ejemplo, el sencillo tiene 300.000 reproducciones, pero me he dado cuenta de que la gente quiere verme con mi guitarra. Subí una versión, hice un vídeo en casa y en dos días ya tiene 400 visitas.

Los vídeos más caseros, donde se te ve más natural, es lo que hace que conectes con la gente. Porque a mí no suelen importarme mucho los números, la verdad. No soy muy de eso y puede afectarte. Los números hablan de éxito, pero uno que se dedica a la música, si solamente hace música por tener éxito, se venderá al mejor postor y al final no tendrá una personalidad marcada.

¿Qué es para ti el éxito?

Mi éxito es vivir haciendo lo que realmente me gusta. Me quedan muchos sueños por cumplir, muchos, muchos. Como ir afuera de España, ir a América y que mi música sea conocida.

¿Hacia dónde va tu música? ¿Cuál es tu siguiente proyecto?

Quiero caminar hacia el mayor descubrimiento de mi esencia, quiero luchar por conectar más con lo que mi público demanda de mí y mostrarme tal y como soy, descubrir más verdad y día a día ir quitándome capas. Quiero encaminarme hacia eso y quiero hacer un proyecto donde sea realmente yo.

¿Te están ayudando las redes en ese sentido?

Te ayudan a acercarte a tu público y, sobre todo, a entender qué es lo que les interesa, pero me cuesta mucho subir contenido sin sentido. No veo la necesidad de publicar algo trivial, como por ejemplo una foto de mí comiendo una patata, sinceramente. A mí me tienes que decir «sube algo», pero con sentido. Me gusta publicar cuando tengo algo que decir.

Siempre he sabido separar lo personal de lo profesional. En mis redes sociales, dejo que mi lado personal sea manejado por otra persona, mientras que mi perfil profesional refleja mi trabajo y lo que quiero comunicar en el escenario o a través de mi música.