Cris B, el séptimo expulsado de OT, nos cuenta cómo está llevando la promoción de su primer sencillo «Remedio» tras salir de la academia. En esta entrevista,  revela cómo se ha adaptado a la vida fuera de las paredes del concurso, sus experiencias al volver a su Tenerife natal y próximos planes de futuro en la música. Desde la creación del tema hasta las expectativas para la incipiente gira que dará comienzo en Abril, Cris B comparte a corazón abierto reflexiones sobre su carrera y su evolución como artista.

 

¿Qué tal estás y cómo llevas la promo? 

Pues súper, súper bien, la verdad. Es una locura porque no paro de ir de un lado a otro, pero muy guay.

Al principio te costó acostumbrarte a la academia y a tus compañeros. Ahora, ¿cómo te estás adaptando a la vida real? 

Al principio, me costó adaptarme al ritmo de la academia y a todo lo que implicaba. Ahora la verdad es que no he vuelto realmente a esa vida, pero en general, todo está bien. Es cierto que hay una gran diferencia entre ir de promociones a recibir premios, asistir a firmas de discos y todo parece surrealista cuando sales de la academia. Sin embargo, poco a poco, con el paso de los días y las semanas, uno se va acostumbrando un poco más a esta nueva realidad.

¿Qué fue lo primero que hiciste cuando llegaste a tu tierra?

Abrazar a mi mamá. Después, me lancé a mi cama junto a mi gata, aunque también tengo una perrita, y me quedé con ella acariciándola mientras veía la televisión y descansaba. Justo así, relajado.

En la academia escuchabais las mismas canciones en bucle. ¿Qué artista fue el primero al que escuchaste al salir?

Lo primero que escuché fue «Mariposas» de Marc Seguí con Pablo Alborán, porque me salió directamente en el feed de Spotify. Ya sabes cómo es, todas las noticias de los artistas que sigo aparecen en el feed. Lo tenía en bucle máximo, incluso a las 03:10 de la madrugada.

«Remedio» es tu primer sencillo. ¿Qué hay de ti en esta canción? De tus vivencias e historias personales

Es sobre algo que todo el mundo ha podido experimentar. Sin amor, no hay desamor y todos pueden identificarse, pero al mismo tiempo, quería que tanto la melodía como la base fueran un poco más pegajosas, más bailables, algo diferente a la típica canción.

Hay contraste entre la letra y la música y quería que se percibiera como algo interesante y no simplemente como una canción triste con una melodía triste, porque eso sería demasiado sombrío. Creo que lo he logrado.

Habla de relaciones pasadas que siguen ahí presentes y que nos vienen a la mente de vez en cuando. ¿Crees que hay amores que nunca se olvidan?

Creo que sí, que permanecen en lo más profundo de tu corazón, recordándose con el cariño con el que los viviste. Sin embargo, siempre se pueden superar, ya que en la vida hay personas para cada etapa, y siempre llega alguien nuevo.

¿De qué te gustaría hablar en tus canciones? El amor es un tema muy «explotado»

Es que este tema es tan recurrente y tan vivido por tanta gente que resulta imposible evitarlo. Pero en realidad, me gustaría hablar de muchísimas cosas, de todo lo que me venga a la mente. Soy alguien que, a la hora de componer, no puede hacerlo sobre una idea abstracta, sino que necesito basarme en mis propias experiencias.

Plasmo mis pensamientos en papel y si no lo hago así, no fluye. De hecho, la canción en la que estuve trabajando antes de » El Remedio» junto a los productores en la academia, era sobre un sueño que había tenido. Y al no poder volver a sentir lo mismo que experimenté en ese sueño ni recuperar ese sentimiento o recuerdo, me resultaba increíblemente difícil. Me baso fundamentalmente en cosas que puedo revivir.

Vimos en la academia un poco de la creación de «Remedio» con los productores y ARs. Una vez que has salido, ¿qué cosas has cambiado del single y cómo ha evolucionado para convertirse en lo que es hoy? 

Cambiar no, añadí cosas, eso sí. Trabajar con los productores ha sido muy fácil, lo hacen todo muy sencillo. Es como trabajar con amigos; te dicen lo que no les convence y, si a ti sí te convence pero a ellos no, buscas un punto medio en el que ambos estén contentos. No tuvimos que cambiar nada, simplemente añadir partes de letras que dejaban demasiados espacios en blanco dentro de la canción. Fue cuestión de agregar letras, expandir un poco más, y añadir, añadir y añadir cosas, siempre en un sentido positivo.

¿Cuántos temas aproximadamente compusiste en la academia? Imagino que las clases de composición te ayudarían a escribir. ¿Sacarás alguno más a la luz? 

Por ahora solo tengo uno en preparación para sacar. Hay un par más que he dejado en stand by, unos cuatro o cinco, porque eran ideas que me surgían semanalmente. Dentro de la academia los sentimientos y todo se viven de forma mucho más intensa porque solo tienes lo que hay dentro de ella, no había ningún estímulo externo.

Iba escribiendo según lo que se me pasaba por la cabeza en ese momento. Por ejemplo, si echaba de menos a mi madre, escribía sobre eso porque ha estado un poco enferma y quería darle ese ánimo que no podía darle en persona.

¿Sentiste algún tipo de presión con este primer tema al ser una carta de presentación a tu público?

Siento presión, pero principalmente porque me la añado yo mismo, no porque sienta que tengo que hacer algo que le guste a la gente. Soy de los que piensan que un artista debe sacar música que realmente le apasione, que él mismo disfrutaría escuchando. Me gustaría lanzar canciones que añadiría a una lista de reproducción para escucharme a mí mismo.

Es así, la música que produces debe gustarte a ti también. Por supuesto, también debe gustarle al público, ya que es para ellos que la haces. Pero si no te gusta a ti lo que haces, ¿de qué sirve? Es importante mantener esa conexión y autenticidad con tu propia creatividad.

La semana pasada estuviste cantando con Nia en uno de sus conciertos. ¿Qué te llevas de ese día y con qué otros artistas te gustaría compartir escenario?

Fue una experiencia increíble, me llevé a una amiga y un equipo de producción que es maravilloso, con el que creo que puedo contar cuando lo necesite, son súper amables. Es una gran profesional y persona. La conocimos en la academia pero estar con ella sin cámaras, sin un micrófono, fuera de la academia, es totalmente diferente. Ya me había parecido una persona maravillosa y después de haber tratado con ella, me pareció aún más.

A nivel nacional, me gustaría colaborar con Pablo Alborán, sería un sueño para mí. Es alguien a quien sigo desde que era muy joven. Y hace poco, estuve investigando un poco sobre la música de Marc Seguí, y me gusta bastante. Estoy dispuesto a lanzar propuestas y ver qué pasa.

Para muchos eras un clarísimo finalista de esta edición porque has hecho numerazos pero, ¿OT va más allá de una buena voz y afinar?

Es mucho más que una voz. Requiere constancia, trabajo y estar presente continuamente para que la gente te vea. Creo que uno de mis problemas ha sido darme a conocer tarde. Al principio, estaba un poco cohibido, ya sea por las cámaras o por convivir con personas que no conocía previamente. Eso fue un error, por así decirlo.

Maru, por ejemplo, siempre me decía: «Eres perfecto vocalmente», lo que añadía un poco de presión. En parte sí, en parte no, porque cuando te lo dicen repetidamente, sientes la necesidad de mantener ese estándar de calidad. Y si no lo logras, entonces necesitas destacar en otra área para equilibrar las cosas, ya sea en la interpretación, en el aspecto escénico o en cualquier otro aspecto.

¿Te atreverías con algo bailable ahora que has interpretado canciones de reggaeton y te hemos visto sacar tu flow? ¿Incluirías el beatbox?

Claro. A mí cualquier cosa que me pongan, bienvenida sea y definitivamente incluiría el beatbox porque es una de las cosas que me gustaría explorar en el futuro. Hace tiempo tuve la idea de crear música completamente a capella, y el beatbox es una herramienta increíble para eso. Aprendí en la calle, con amigos, viendo vídeos en YouTube y en otras redes sociales de personas que saben hacerlo y se dedican a ello desde hace tiempo. Después, tuve un amigo que se sumergió profundamente en el mundillo y ahora es bicampeón de España. De hecho, me ha dado algunas clases y consejos.

Vuestros singles están sujetos a la exclusividad de Amazon Music. ¿Hasta cuándo seguiréis lanzando temas por ahí antes que en otras plataformas?

En principio, es el primer single. Estará una semana exclusivamente en Amazon Music y después de esa semana, estará disponible en todas las plataformas. Es necesario porque es la plataforma que nos ha dado la visibilidad y todo el apoyo, tanto administrativo como económico. Entonces, necesitaban algo a cambio también. Pero es cierto que no todo el mundo consume esa plataforma, Amazon Music o Prime.

Tanto el jurado como los profesores te recalcaron en numerosas ocasiones que tenías que soltarte en el escenario. ¿Lo has conseguido? ¿Piensas que es porque estabas acostumbrado a interpretar un mismo estilo de música? 

Creo que sí. Y si no lo he conseguido del todo, al menos he alcanzado un alto porcentaje, una gran parte de lo que me han pedido. Podría ser porque me siento muy cohibido a nivel personal con el baile y cada uno tiene sus propias inseguridades. Yo no me siento cómodo bailando, y aunque te digan que lo haces bien, si tú te ves ridículo, si te sientes incómodo y eso se queda contigo.

Creo que lo importante es trabajar en mejorar tu autoestima. Una vez empiezas por ahí, el resto fluye naturalmente y estoy contento con mi progreso.

Te hemos visto cantar temas en inglés y el idioma no es ninguna barrera para ti. ¿Estarías dispuesto a sacar música que no sea en español? 

Por supuesto, de hecho, no me he atrevido a sacar música en inglés por el momento porque no tengo la total confianza en escribir en inglés y que tenga coherencia y sentido completo. Sé manejarme en inglés, especialmente al hablar, pero a nivel escrito a veces me cuesta un poco más.

Pero me encanta cantar en inglés, lo hago desde que era muy pequeño, aunque, ya sabes, cuando eres más joven, inventas las letras y hablas en inglés de manera chapurreada. No lo descarto.

¿Tienes ganas de la gira? ¿Sabéis más o menos qué canciones vais a cantar o cuáles te gustaría a ti? Tanto propias como de tus compañeros 

Tengo muchísimas ganas, de verdad. Las que están confirmadas oficialmente, no lo sé. Pero obviamente, me encantaría cantar «Cómo es él», la canción que canté por última vez, sería un sueño poder interpretarla, y he pensado mucho en «I Drove All Night» con Álvaro. Es una canción con la que creo que ambos comenzamos una gran evolución. De grupal me encanta «Dime», «Quédate» o «Libertad» porque nos marcó mucho que Nil viniera a visitarnos y que después nos acompañara en el directo. Fue como el inicio de todo.

A mí me gustaría mucho escuchar «Tiroteo» y «Unholy» o «Salvaje» creo que van directas.

¿Crees que haber compartido tantas experiencias con tus compañeros facilitará la convivencia en los próximos intensos meses? ¿Cómo ha sido el reencuentro una vez fuera?

Puede haber tensiones, como en todos lados. Pero estamos bien. Una vez fuera de la academia, con los compañeros que también están fuera, nos hemos sentido mucho más cómodos y a gusto. Es cierto que no tener la presión de estar compitiendo, de no estar siendo grabados constantemente, de no tener micrófonos encima, es mucho más liberador. La tensión se disipa aunque es inevitable que surjan roces dentro de la academia dadas las circunstancias.

Al menos ahora, los que estamos fuera nos llevamos bastante bien.

¿Esperabas los compañeros que han llegado a la final? ¿Hacéis vuestras «porras»?

No porque en esta edición han dicho tanto que tenemos tanto talento y lo hemos demostrado desde el principio, que no sabíamos quién iba a llegar a ser finalista, ni a ganar, porque todos teníamos muchas posibilidades.

Yo no hago «porras». Me parece una falta de respeto, viniendo de dentro del programa hacia mis compañeros, el apostar por uno o por otro sabiendo que todos tienen la posibilidad de llegar, habiendo compartido el espacio con ellos. Así que prefiero no posicionarme a favor de nadie. Que gane cualquiera, que lo pasen súper bien, que disfruten, y que se lo merezcan.

¿Cómo te gustaría enfocar tu carrera una vez acabe esta etapa?

Es algo que me gustaría reflexionar con más tranquilidad. Vengo del teatro musical, del mundo de los coros, y no me gustaría abandonarlo. También me gustaría tener una carrera como cantante solista, como hemos estado haciendo dentro de la academia y como he podido demostrar con el single. Dejaré que el tiempo decida qué sucede, pero en definitiva, no descarto ninguna opción.