Explora el universo literario de Rebeca Stones en una entrevista única. Desde revelaciones sobre sus aspiraciones en la pantalla hasta los secretos detrás de ‘Caracola’, la autora comparte sus experiencias, desafíos y consejos para los amantes de la escritura. Sumérgete en este viaje exclusivo para conocer la mente creativa detrás de los bestsellers y descubrir qué inspira a una de las voces más destacadas en la literatura actual.

Como carta de presentación, ¿te consideras influencer, actriz y escritora? Quiero que me cuentes un poco más cómo sueles presentarte a la gente

Sí, me gusta presentarme así porque no quiero quitarle valor a ninguno de mis oficios. Realmente estoy súper orgullosa de dedicarme a la escritura y también de lo que he logrado en la pequeña pantalla. Más allá de eso, me presento como Rebeca, una joven de 23 años, normal y corriente, amiga de sus amigos y que vive en Vigo, una ciudad de la que estoy terriblemente enamorada. ¿No? Soy muy casera, hogareña y también siempre suelo decir que soy muy intensa, la verdad. Vivo todo con muchísima intensidad y quien me conoce lo puede confirmar. Más allá de eso, me gusta que cada persona me conozca y saque sus propias conclusiones sobre quién soy yo. No, porque también es muy importante ser consciente de cómo te ven los demás, además de cómo te concibes a ti mismo.

¿Has encontrado el equilibrio para llevar tantas profesiones a tan temprana edad, como me decías? 

Sí, la verdad es que ahora mismo he dejado un poco de lado la actuación y me dedico por completo a la escritura y a la creación de contenido en redes sociales. Sí, y si tengo tiempo de sobra, la verdad, me organizo muy bien. Desde pequeña solía hacerlo, ya que de adolescente llevaba una vida bastante ocupada, pues cursaba bachillerato y grababa en Madrid el programa de Disney Channel. Tuve que aprender a organizarme muy bien para poder desempeñar todos mis roles. Pero hoy en día estoy mucho más tranquila, tengo mucho más tiempo y me resulta mucho más fácil organizarme. Además, vivo en Vigo, como te mencioné, una ciudad alejada de la capital, donde hay más oportunidades y trabajo, lo que me permite dosificar muy bien mi trabajo y también tener tiempo para mis amigos, mis pasatiempos y disfrutar de mi hogar.

¿Cómo manejas el tema de las redes sociales, donde todo el mundo puede opinar a través de una cuenta anónima? ¿Alguna vez te has planteado dejarlo? 

Solo hubo una vez que consideré dejarlo, pero era muy joven, justo cuando pasé de la primaria a la ESO. Comencé a hacer videos a la edad de 11 años, eran videos de muñecas y contenido infantil, ya que en ese momento era una niña. Cuando ingresé a la ESO y la gente comenzó a hablar sobre mi voz más aguda, algunos se burlaron de mí en la escuela. Eso me afectó un poco y borré todos los videos que tenía, llegando a plantearme dejar el canal. Afortunadamente, mi amor propio y autoestima fueron más fuertes. Luché contra todas las críticas y risas porque realmente creía en lo que hacía. Continué porque disfrutaba mucho creando contenido. Hoy en día, la verdad es que no pienso en dejarlo y creo que nunca lo pensaré. No soy un perfil muy polémico ni suelo involucrarme en muchas controversias, por lo que me siento tranquila al respecto. Obviamente, en redes sociales todos tenemos haters, ya que es imposible agradar a todas las personas, pero en mi caso son muy pocos, como te mencioné. Además, no expongo demasiado mi vida para evitar críticas innecesarias.

Ahora hablemos un poco sobre Gabriela, la protagonista de tu nuevo libro. Ella intenta escapar un poco de la rutina de su trabajo. ¿Cómo es un día en la vida de Rebeca Stones?

Pues depende del día, la verdad, y también si estoy en casa o de viaje. Pero suelo entrenar todas las mañanas, algo que me gusta mucho. He logrado ser constante en el deporte. De hecho, justo ahora acabo de terminar mi entrenamiento a la 13:00 en un centro de entrenamiento personal aquí en Vigo y estoy muy contenta. He alcanzado la constancia que buscaba. También voy a CrossFit algunas mañanas con mi novio, y luego me pongo a trabajar, grabar campañas y escribir. Durante los períodos de escritura, suelo dedicar muchas horas por la noche, ya que es cuando me siento más inspirada. De vez en cuando, por la tarde, salgo a tomar un café con mi madre o con amigas, porque también es muy importante no olvidar dedicar tiempo de calidad a los seres queridos.

¿Cómo animarías a los lectores a sumergirse en tu nuevo libro en «Caracola»? 

Es una historia súper adictiva, el gancho que siempre ofrezco a los lectores, especialmente a aquellos que les cuesta leer o no están tan habituados. Es una novela muy fácil de leer y tremendamente adictiva. Cada capítulo termina de una manera que engancha perfectamente con el siguiente, generando un deseo constante de saber qué sucederá a continuación. Para mí, es fundamental crear este gancho que mantenga a los lectores cautivos hasta el final de la novela. Es una lectura accesible con una trama muy interesante que combina el romance, ideal para los amantes de este género, y también atractiva para los aficionados al cine. Además, creo que tiene un final sorprendente que dejará a los lectores boquiabiertos.

Cada vez que lanzas un libro alcanza una cifra impresionante. ¿Sientes vértigo cada vez que estás a punto de lanzarlo? 

La verdad es que siempre me ataca un poco el síndrome del impostor y siempre pienso que este no funcionará, que no se venderá, que será un fracaso. Siempre me pasa. Seguramente has notado mucho de mi trabajo, pero las cifras también están siendo muy buenas. Con este libro, ingresamos en la lista de los más vendidos de Amazon durante toda la semana de lanzamiento, y estoy muy contenta, la verdad.

¿Te has sentido identificada de alguna manera en la lucha que tiene Gabriela con tu propia carrera creativa? 

Realmente estoy muy contenta, pero tengo amigos que se dedican al mundo del periodismo y muchas veces los libros no solo reflejan tus vivencias, sino también las de tus allegados, inspiradas en tu propia vida y en lo que te sucede a ti. Quise plasmar un poco esa esencia, ese sentimiento de frustración al terminar de estudiar y ser encasillada como la eterna becaria, o que no te den trabajos de importancia, por así decirlo.

¿Cómo crees que Gabriela enfrenta el desafío de ser tomada en serio en su trabajo?

Sí, ella toma las riendas de su propia vida laboral y decide la trama principal de la novela. Decide publicar por cuenta propia o buscar, mejor dicho, un artículo tan jugoso y tan interesante que el periódico no pueda rechazar publicarlo. Así consigue su artículo cuando contacta con Tomás y escribe sobre la situación de un país en España que va mucho más allá de eso, que es al final, pero que no queremos hacer spoiler. Logra la atención buscándola ella misma, si no la obtiene de otra manera.

Sin revelar muchos spoilers, ¿puedes compartir tu momento favorito del libro? 

Sí, es complicado. Creo que hay un capítulo que narra lo sucedido años antes, por así decirlo, y me encantó escribirlo. Cuando leo libros de otras personas o veo películas, me fastidia que no expliquen el final al 100%, que no profundicen en cómo sucedió todo. Así que me encantó escribir ese capítulo. Conté absolutamente todo detalle por detalle de cómo ocurrió el crimen que narra la historia, que no vamos a hablar más sobre eso, pero evidentemente es un thriller y hay un crimen.

Soy fan de hacer playlists en Spotify, y si este libro tuviera una playlist, ¿qué artistas no podrían faltar?

Esta pregunta me la hicieron en la editorial porque ahora está muy de moda saberlo. Y yo les dije que no tenía ni la menor idea porque casi no escucho música, una parte de mi personalidad que comparto con Gabriela, la protagonista del libro. Escucho muy, muy poca música y de muy poca variedad. Me cuesta mucho responder a esta pregunta porque no tengo ni idea. Creo que es mejor que lo descubran los lectores cuando lean el libro y me cuenten qué canciones han elegido para acompañar la lectura o qué canciones les han recordado ciertas escenas del mismo

¿Hay algún libro de todo lo que has escrito que te gustaría llevar a la televisión o a la gran pantalla?

Bueno, ¡todos! Me encantaría que todos pudieran ser adaptados para Netflix, por así decirlo. Me encantaría. Es muy complicado, no obstante, pero sería una auténtica pasada. Es uno de mis objetivos a largo plazo, y creo que el que mejor encajaría quizás sería la de «Ingobernable» e «Insaciable». Pero bueno, este último también sería una bomba, creo, y también me encantaría que se adaptara.

¿Hay algún género literario que no hayas explorado, pero te llame la atención y quieras abordarlo en el futuro? 

La verdad es que no me gusta mucho escribir romance, pero sí me gusta mucho escribir thrillers. Es algo que retomé después de escribirlo por primera vez con mi primera novela y nunca más volví a escribir sobre thriller, que ya pasaron muchísimos años, porque mi primera novela la publiqué en 2016, así que imagínate. Y es algo que me encantó retomar, la verdad. Sin embargo, no hay ningún otro género que me gustaría explorar. Estoy contenta con los que estoy investigando en este momento.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes que sueñan con seguir tus pasos y convertirse en escritores y también en creadores de contenido?

Como siempre dice mi padre, a prácticas del maestro. Y también hay que tener un poquito de suerte, hay que ser sinceros. Sin embargo, a los que quieren ser escritores les recomendaría que lean mucho, que escriban mucho, porque escribir va a hacer que mejoren muchísimo como escritores y que tengan autocrítica. Y sobre todo, que utilicen plataformas como Wattpad, que ha ayudado a mucha gente a lograr su sueño de publicar. Por ejemplo, Mercedes Ron con su trilogía «Culpa mía», que incluso ahora ha adaptado a Amazon, todo gracias a Wattpad. O «After» de Anna Todd, que también es otro superventas que salió gracias a Wattpad. Estas plataformas ayudan mucho a los jóvenes a ser escuchados.

¿Puedes compartir algún detalle sobre tu proyecto futuro? 

Escribir otro libro. Tengo una idea en marcha, pero quiero desarrollarla. Evidentemente, con mis libros que no se publican en diciembre y en diciembre, me gusta mucho trabajar en la campaña de marketing, ¿no? Al fin y al cabo, también me dedico a las redes y es lo que funciona en mi perfil. Me gusta explotarlo al máximo, pero también disfruto muchísimo el proceso creativo cuando empiezo una nueva novela. Es el hecho de pensar en la trama, los personajes principales, la escaleta de lo que va a pasar capítulo a capítulo. Así que creo que no voy a poder resistirme y compaginar la campaña de marketing de «Caracola» con la creación del nuevo libro que me gustaría lanzar el año que viene.

Gabriela está harta de que nadie la tome en serio en su trabajo. Estudió periodismo para escribir historias que cambiasen el mundo y se pasa las mañanas corrigiendo los artículos de otros.

Harta de esta situación, decide ir en busca de una noticia que le dé el prestigio que necesita, y, con la intención de conseguir un titular jugoso, envía un correo electrónico al delincuente más odiado de todo el país.

Cuando, después de cuatro años entre rejas, Tomás recibe dicho mensaje, sabe que todo está a punto de cambiar para siempre.