Entrevistamos a Pablo Vierci, autor de un libro que ha cautivado a millones de lectores en todo el mundo. Su obra, que recientemente ha sido adaptada al cine bajo la dirección del aclamado cineasta J. Bayona, ha generado un impacto profundo en la audiencia, alcanzando a más de 250 millones de espectadores. En esta entrevista, Vierci comparte los desafíos y el proceso detrás de la adaptación de su libro a la pantalla grande, así como la importancia y el legado duradero de esta historia que ha conmovido a generaciones.

¿Qué tal le está tratando España? 

Es una gira muy interesante que comenzó en Galicia, luego estuvimos en San Jordi, Barcelona, que fue extraordinario, donde nos acompañó J Ballona y dos actores de la película, Simón Hepe y Santiago Vaca Narvaja. Ahora estamos en Andalucía haciendo una gira, también como un gesto de agradecimiento a Andalucía, hemos estado en muchos lugares, esta tarde estamos en Córdoba y mañana estaremos en Málaga, donde termina.

En Andalucía, ¿es como un agradecimiento por todo lo que la región participó en la película, que se rodó principalmente en Sierra Nevada, y por la amabilidad y profesionalismo de todos los que participaron?

Exacto, es un reconocimiento por la contribución de Andalucía a la película, especialmente por haber sido el lugar principal de rodaje en Sierra Nevada y por la gentileza y profesionalismo de todos los involucrados.

¿Puede hablarnos más sobre las actividades que han estado realizando durante su visita a Andalucía?

Claro, hemos estado participando en varias ferias del libro y eventos culturales en diferentes lugares de la provincia. Hicimos presentaciones en Cáceres y Estepona, ayer estuvimos firmando libros en Sevilla, y hoy nos dirigimos a Córdoba y mañana a Málaga. Ha sido una experiencia muy emocionante y hemos tenido la oportunidad de conocer a muchas personas. Personalmente, me interesa mucho la repercusión que tanto el libro como la película están teniendo, especialmente en los jóvenes. Ya ha sido vista por 250 millones de personas, y me fascina el efecto que tiene en los jóvenes, cómo se identifican con los actores y los personajes, y las reflexiones tan inteligentes que me comparten durante nuestras conversaciones.

¿Cómo ha evolucionado su libro a lo largo del tiempo, especialmente ahora con la película? Porque su libro fue escrito hace algunos años ya.

Sí, mi libro tuvo una reedición ampliada en 2020. Lo que siento es que, cuando salió la primera edición en 2008, parecía estar fuera de tiempo, como si el momento adecuado fuera ahora, en 2020 y 2022 con la nueva edición ampliada. El tema que aborda, la historia de 16 personas que sobrevivieron en circunstancias extremas, ofreciendo un ejemplo de generosidad único, era y sigue siendo muy complejo. Antes de que existiera la donación de órganos o el concepto de «vivo neutro», ya plasmaba estos valores. Creo que esta sensación de sincronía con la película es muy interesante. La película es una maravilla, y el trabajo del director y sus productoras, es excepcional. No diría que el libro ha tomado una nueva vida, sino que parece que su momento es ahora, junto con la película. Esta simbiosis es extraña pero muy palpable; siento que el momento es ahora.

¿Por qué cree que la historia sigue siendo tan relevante hoy en día?

Es una pregunta que me hago constantemente. Me interesa mucho el contacto con los lectores en las ferias del libro, especialmente con los jóvenes. Puedo hablar con ellos, entender lo que piensan y sienten. Me sorprende el nivel de empatía que genera la historia entre ellos. ¿Por qué se identifican con los actores y personajes de la historia? ¿Por qué, 52 años después, sigue siendo relevante? Creo que en la sociedad actual, hay una falta de referentes sólidos, y esta película les brinda a las nuevas generaciones la oportunidad de encontrar modelos a seguir, valores como la fraternidad, la misericordia y la compasión. Estos valores parecían perdidos, pero esta historia les ofrece un camino para reconectar con ellos. Es un testimonio de que los prejuicios sobre la juventud actual están equivocados.

Me mencionó que en 2016 publicó un nuevo libro con uno de los supervivientes. ¿Qué impacto tuvo en usted escuchar esta historia en primera persona?

Sí, fue en 2016, con otro de los supervivientes, Roberto Canessa. Después de contar la historia coral, Roberto, quien ahora es médico pediatra dedicado a tratar a niños con enfermedades cardíacas congénitas, me propuso contar su vida, incluyendo a sus pacientes. Me pareció fascinante. Él, que a los 19 años fue uno de los protagonistas de la tragedia, ahora dedica su vida a rescatar a niños que enfrentan circunstancias similares a las que él vivió. Es un ciclo emocionante, él se convirtió en rescatista porque nadie lo rescató a él cuando más lo necesitaba.

¿Qué desafíos han enfrentado al adaptar su libro a la pantalla grande y cómo se aseguraron de mantener la autenticidad de la historia?

La sabiduría del director y las productoras, fue fundamental en este proceso. Cuando J. Bayona me contactó en 2011 para abordar el tema de mi libro, que ya había sido utilizado en su película «Lo Imposible» en 2012, él ya vislumbraba que la historia necesitaba ser contada en su totalidad. Hubo una conexión muy especial entre nosotros; J. Bayona no solo es un maestro en la narración cinematográfica, sino también una persona de una bondad infinita. Comenzamos a trabajar juntos en 2016, y durante todo el proceso, hemos mantenido esa empatía. No comprometimos en ningún momento la integridad de la historia y la sentimos de la misma manera.

Creo que nos complementamos mutuamente. Siendo de generaciones diferentes (yo mayor y él más joven, con 48 años), J. Bayona logró hacer una película en la que las nuevas generaciones se identifican fácilmente. Los jóvenes actores seleccionados para la película reflejan esta conexión, lo cual fue clave para crear una obra coral auténtica. Creo que esta es una de las razones por las cuales la película ha alcanzado a 250 millones de espectadores en todo el mundo.

¿Cuál fue su reacción al ver la película terminada por primera vez?

Acompañé todo el proceso de rodaje, así que ya conocía la esencia de la película. Cuando vi el primer corte del montaje, sentí que era más que una película; era una experiencia emocional profunda, un viaje que exploraba el sentido de la vida. Me sentí reconfortado y emocionado, como si estuviéramos alcanzando lo más alto con nuestras manos.

¿Cuál cree que es el legado más importante de esta historia?

Entrevistado: Creo que fundamentalmente, esta historia nos reconcilia con lo mejor del ser humano. Es un recordatorio de que, incluso en las situaciones más adversas, lo mejor de nosotros surge: la solidaridad, la empatía, el coraje. Esta es una ventana que me ha permitido reconciliarme constantemente con el ser humano desde 1972. Creo que esto es lo que ha generado esa empatía con los jóvenes y ha llevado a tantos espectadores a conectar con la historia. Estamos contribuyendo, con esta historia verdadera, a humanizar a la audiencia y a la población en general.

Y para finalizar, ¿qué tiene planeado hacer en los próximos meses fuera del ámbito de la película?

Tengo varios proyectos en mente, pero por superstición prefiero no hablar de ellos hasta que estén más avanzados. Siempre estoy escribiendo, porque para mí, escribir es como explorar lo desconocido en busca de respuestas. Es una forma de vida para mí, una necesidad. Así que, aunque tenga proyectos en mente, prefiero mantenerlos en secreto hasta que estén más concretados.