La novela histórica está de moda y si no que se lo digan a recientes premiados, al batallón de lectores que cada día se suman a las filas del género y todos aquellos que con sus iniciativas hacen crecer historias de nuestra Historia.

Entre estos últimos tenemos a David Gómez Domínguez y Luis Rabaneda. Dos hombres de letras con la inquietud de escribir vibrando en las venas, pero sobre todo, con el ánimo de aportar a través de la novela histórica un valor añadido a a la ciudad donde viven. David es un ingeniero de minas con ingenio creativo no solo en el subterráneo mundo, sino también en el de las letras, por ello comparte su tiempo con el oficio de escritor, tarea grata en su caso pues con su libro “Fuego sobre Igueriben” ha conseguido el Premio Pozuelo de Novela Histórica. Luis es licenciado en Filosofía Pura y DEA en Historia Social y del Pensamiento Político Español. En la actualidad dirige el Archivo Histórico Municipal, Gerencia del Centro de Estudios Linarenses y la dirección de la Biblioteca Municipal.  Cabe señalar a Luis como el artífice del programa Biblioteca-escuela, un elemento fundamental en el fomento y creación de hábitos lectores. Del proyecto teleprestamo bibliotecario para personas con movilidad reducida y una red con 38 clubes de lectura repartidas por la provincia con más de 700 lectores en su haber.

Atendiendo a sus esfuerzos literarios y el espíritu que les acompaña no es de extrañar que hayan puesto en marcha las Jornadas de Novela Histórica “Ciudad de Linares”, una tarea complicada que se materializará los próximos días 16, 17 y 18 de noviembre.

«La idea fue mía”, nos dice David. “Surgió después de ver que Linares era primera plana en el periódico El Mundo por la cifra de parados. Me disgustó que el nombre de mi ciudad sólo saliera para lo malo, así que se me ocurrió organizar unas jornadas de novela, al estilo que Pablo Lozano organiza tan magníficamente en Úbeda o las recientes jornadas de Cartagena. Quería hacer algo por Linares, al menos intentarlo, luchar desde mi pequeña trinchera para mejorar la ciudad. Hablé con Luis, la idea le encantó y movilizamos a la tropa, Juan Martínez y Fernando Garzón fueron los siguientes a los que se les propuso la idea y rápidamente concertamos una reunión con el Área de Cultura del Ayuntamiento. El tiempo apremiaba, estábamos en julio y teníamos que hacerlo rápido si queríamos que las I Jornadas se hicieran en este año. Y ¿qué mejor forma de darle un respaldo a unas jornadas que creando una asociación

A estos cuatro nombres se unen Natalio Camarero y Jorge Andújar todos ellos con igual ganas de, como dice Luis, «crear vínculos entre escritor y sus potenciales lectores, desde el conocimiento de ese fascinante mundo de la creación literaria.»

Y así, la idea de la asociación cobra forma el 28 de agosto, San Agustín patrón de Linares, donde David Gómez es nombrado Presidente y Luis Rabaneda vicepresidente.

Una asociación sin ánimo de lucro con los siguientes objetivos: difusión de la Historia, incentivar la lectura, recuperar las historias perdidas y a sus olvidados protagonistas, crear una dinámica de activación social y cultural en la ciudad de Linares con las diferentes actividades a realizar.

Muy ilusionado con un comienzo de lujo, David nos lo desgrana. «Este año que estamos recién nacidos, nos estrenamos con un plato fuerte como son unas jornadas literarias, con primeros espadas de la narrativa histórica. Es un trabajo difícil que requiere esfuerzo pero que se hace con mucha ilusión. Nos acompañan en estas primeras jornadas los siguientes escritores. Alicia Vallina nos contará la aventura de la primera mujer infante de marina con su libro “Hija del Mar”, Antonio Pérez Henares que nos hablará de “Tierra Vieja”, los héroes anónimos. David Gómez (yo mismo) con mi novela “Fuego sobre Igueriben”. José Zoilo con su recién premiada “Lordemano” nos subirá a bordo de un Drakkar. Emilio Lara que nos hablará de cómo viajar en el tiempo con sólo abrir un libro y nos presentará su última obra “Centinela de los sueños

Para el año que viene ya estamos trabajando en cerrar presentaciones de obras literarias, las segundas jornadas de novela histórica y alguna cosilla más…, que todavía no estoy autorizado a decir, pero que va a impulsar la vida cultural en nuestra ciudad»

Pero como todo en la vida, sacar adelante un proyecto necesita de esfuerzo propio y ajeno  con apoyos económicos… un asunto donde los débiles de espíritu fracasan, por lo pedregoso del camino y sin embargo, un obstáculo superado en este  caso. David nos cuenta como fue esta andadura.

«Principalmente tenemos el apoyo del Área de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Linares y La Biblioteca Municipal. Sin estos apoyos las jornadas no existirían, Y por apoyo me refiero al sostenimiento económico. Con estas jornadas colaboran muchas empresas que nos hacen darle un punto de calidad extra que, sin ellas no tendríamos, pero qué duda cabe que sin dinero no tendrían lugar y en este sentido El Ayuntamiento y La Biblioteca se llevan todo el mérito y Linares debe agradecérselo. Me hubiera gustado contar como patrocinadores a empresas y fundaciones de entidades bancarias, pero no ha podido ser. Espero que pueda contar con ellos en futuras jornadas para que podamos hacerlas más atractivas aún. Que puedan ver que el dinero aportado no es un gasto sino una inversión.”»

Como ya hemos visto antes, la idea nace con una noticia poco alentadora en prensa que en cambio, planta una semilla en el ánimo del escritor, quien unido a otros con igual inquietud riegan la simiente esperanzados por ver los frutos. De este modo David concluye esperanzado,

«Creemos que estas jornadas van a impulsar la vida social y cultural de la ciudad y que con las actividades que se van a realizar durante el año, ayudarán a esta dinamización. En Linares nunca antes se han organizado unas jornadas como estas y pienso que la ciudad lo requería, ahora todo depende de los ciudadanos de Linares, que demuestren con su asistencia a las jornadas que, la Cultura importa en la ciudad y espero que Linares salga en la primera plana del periódico El Mundo por una noticia positiva, una noticia Cultural»

Muchas gracias! Los amantes de los libros deseamos la mayor de las fortunas a  estos valientes guerreros jienenses que,  enarbolando la bandera de las letras sostenida por los vientos enviados desde Cástulo y recordando la victoria en las Navas de Tolosa, están escribiendo una nueva página en Linares para la Historia de Jaén.