La exitosa escritora nos revela los secretos detrás de la creación de su última novela, así como sus planes futuros y su emocionante experiencia durante la gira de firmas. Este fin de semana, estará firmando ejemplares en el Centro Comercial Torre Sevilla Desde su enfoque en la organización al escribir hasta sus aspiraciones de incursionar en nuevos géneros literarios, esta entrevista nos sumerge en el mundo creativo de una autora en ascenso.

Para empezar a conocerte un poco más, ¿cómo sería un día perfecto en tu vida?

Fíjate, nunca me han hecho esa pregunta. Pues verás, un día perfecto para mí sería levantarme no muy temprano porque no soy muy de madrugar, digamos a las nueve, más o menos a las ocho y media, y bueno, cuando digo madrugar, me refiero a no hacerlo extremadamente temprano. Luego, no sé, me gusta mucho escribir por las mañanas en mi cuaderno, desayunar tranquilamente, ir al gimnasio, pasear, estar leyendo, no tanto escribiendo. Me encanta llevar mi portátil a una cafetería y escribir allí o incluso escribir en mi cuarto. Sobre todo, paso mucho tiempo escribiendo en mi cuarto. Ah, y por cierto, también me gusta salir, ya sabes, estar con mi perro o mejor aún, con mis amigos o mi familia. Salir a pasear a la hora adecuada. La verdad es que son cosas muy sencillas, un poco aburridas quizás, pero hay que admitirlo, disfruto de esos planes. Bueno, eso sería un poco mi día ideal.

Si tuvieras que elegir algún personaje de la actualidad para incluirlo en una novela que imagine un futuro, como un famoso o algo así, ¿a quién elegirías ahora que esté en el panorama?

¡Qué pregunta interesante! Bueno, déjame pensar… tengo tres nombres en mente. Primero, definitivamente elegiría a Tom Holland, me encanta su trabajo y creo que sería genial en ese contexto. Y luego, Andrew Garfield también me gusta mucho, sí, definitivamente soy fan de él. Y para el tercero, quizás elegiría a Saddie Sink.

¿Cuál consideras que es tu misión dentro de la literatura?

Yo escribo porque me llena, me apasiona. Escribo para entretener a mis lectores, para hacerlos sentir emociones profundas. Además, siento que tengo una especie de responsabilidad, un altavoz a través del cual puedo llegar a mucha gente, especialmente a la juventud que a veces carece de voz. Quiero enviar mensajes a través de mis escritos, mensajes sobre temas importantes como la salud mental, la autoestima, el amor propio, y realmente aprovechar la vida al máximo. Creo que en mi último libro, abordo estos temas y más, con la esperanza de que los lectores se identifiquen y puedan encontrar esos mensajes útiles en sus propias vidas.

¿Crees que las redes sociales están ayudando a fomentar la lectura?

Sí, sin duda. De hecho, yo también empecé así. Personalmente utilicé Wattpad como escaparate, ¿sabes? Es una plataforma donde muchos escritores dan a conocer sus obras. Antes era mucho más complicado que una editorial te descubriera, pero ahora con plataformas como Wattpad, nos pueden ver, pueden ver si lo que escribimos está bien, y eso ha sido una puerta para muchos hacia las editoriales. Creo que las redes sociales son fundamentales tanto para escribir como para leer. Ya sea en plataformas como TikTok o Instagram, con fenómenos como bookstagram, donde se comparten reseñas, recomendaciones y mucho más. Estas redes están logrando que muchos jóvenes lean más, que hablen sobre libros con otros jóvenes, que compartan sus experiencias y frases favoritas, y en general, que resurja esa pasión por la literatura que muchos sienten. Es una forma de conectar y compartir que está revolucionando la forma en que consumimos y disfrutamos de la lectura.

¿Cómo llevas tú el éxito, sobre todo siendo tan joven?

Bueno, en realidad no considero que tenga un éxito abrumador. En mi día a día, soy una persona muy normal, bastante común. Es cierto que en ciertos momentos, como en una firma de libros donde la gente se emociona y cosas así, puedo sentirme un poco fuera de lugar. A veces estoy ahí presente, pero siento como si eso no fuera realmente para mí, como si estuviera viendo algo que le ocurre a otra persona que admiro, no a mí. Es algo que aún estoy aprendiendo a asimilar completamente. Estoy acostumbrada a ver que estas cosas le pasan a otras personas, no a mí. Es un poco surrealista ver a la gente haciendo cola para verme, por ejemplo. Sé que suena extraño, ¿verdad? Pero es difícil de entender cuando no estás acostumbrado. Sin embargo, lo llevo bien. Me apoyo mucho en mi familia y en mis amigos, lo que me ayuda a mantener los pies en la tierra y recordar que además de ser una escritora que publica libros, soy una persona más, más cercana, que no siempre está inmersa en el mundo de los libros.

¿Ha cambiado tu estilo después de haber publicado varios libros en el mercado? Este libro parece algo nuevo para ti.

Entrevistado: Sí, en general, todos mis libros siguen la línea del romance juvenil adulto, pero es cierto que cada uno tiene un toque diferente. Conforme voy madurando y creciendo, tanto como escritor como persona, cada libro refleja esa evolución. Estamos en una etapa de la vida donde cada año somos personas completamente distintas a como éramos el año anterior, lo cual es fascinante. En este libro en particular, se nota un cambio en los temas que abordo. La narración puede seguir siendo similar, pero los temas son más complejos. Abordo el tema de la muerte desde una perspectiva realista, no fatalista ni dramática, sino como parte natural de la vida. Es importante estar preparado y valorar la vida al máximo antes de todo esto.

Entonces, ¿dirías que tu especialidad es más la novela romántica o explorar los sentimientos y emociones de los personajes?

Sí, mis novelas suelen tener elementos de romance, pero también me centro mucho en la evolución individual de cada personaje. Por ejemplo, en mis tres últimos libros, están narrados desde dos puntos de vista. Natalia cuenta su parte de la historia, lo que permite al lector seguir no solo el desarrollo del romance entre los protagonistas, sino también ver cómo cada uno supera sus propias inseguridades y miedos, enfrentando sus problemas de manera independiente aunque se apoyen mutuamente. Creo que es interesante que el lector conozca a cada personaje por separado y entienda su historia individual, además de su relación con los demás.

¿A qué público dirías que va dirigido este libro?

En realidad, creo que este libro puede ser disfrutado por personas de todas las edades. Aunque mi público principal suele ser gente joven, entre los 13 y 25 años aproximadamente, también tengo lectores que son madres, abuelas e incluso abuelos que me han dicho que planean leer el libro juntos. Me resulta un poco extraño, ya que hay escenas que no sé si serán apropiadas para leer en compañía, pero si ellos lo desean, está bien.

Me llamó la atención cómo separas al personajes de lo que se consideraría el típico estereotipo, y al final resultan ser personajes totalmente distintos. ¿Qué querías transmitir con la relación que tienen entre ellos?

En todas mis relaciones y novelas, intento mostrar relaciones sanas basadas en el respeto, la comunicación y la sinceridad. Aunque enfrentan sus problemas, como cualquier pareja, siempre intento que resuelvan sus conflictos de manera saludable. Aprenden la importancia de comunicarse y ser honestos el uno con el otro. En este libro en particular, hay muchas conversaciones incómodas de ese tipo, donde se abordan temas importantes como el consentimiento y la comunicación en la relación. Para mí, el verdadero amor es eso, y así lo transmito en mis novelas.

¿Y qué tal la música en relación con la novela? ¿Hay algún artista o canción que hayas asociado particularmente con este libro?

Sí, de hecho, tengo una playlist hecha especialmente para la novela. Pero es un poco diferente, ya que no es una playlist sobre la novela en sí, sino una lista de canciones que escuchaba mientras la escribía. Para mí, estas canciones tienen un significado especial y a menudo los lectores me dicen que pueden sentir el ritmo de la escena al escuchar la misma canción. Es una conexión única. En cuanto a artistas, Taylor Swift fue una gran influencia en la novela anterior, pero en esta, su álbum «folklore» tuvo un gran impacto en el tono y la atmósfera. También incluí muchas canciones de piano emotivas en la playlist, ya que siento que encajan perfectamente con la vibra de la historia. En cuanto a mi era de Taylor Swift, actualmente me identifico mucho con el álbum «folklore», pero siempre estoy en la era de la poeta torturada que vive en un departamento.

El libro también trata sobre las vueltas que da la vida, esas cosas improvisadas. ¿Cómo te preparas para las sorpresas que la vida te depara de repente?

Para ser honesto, no creo que uno deba prepararse para eso. Me parece fascinante. A menudo hablamos sobre cómo la incertidumbre puede generar miedo en algunas personas. No todos tememos no saber qué nos deparará el futuro dentro de cinco años, pero yo intento verlo desde otra perspectiva. Para mí, es emocionante. Estoy terminando mi carrera en publicidad, actualmente soy escritora y me va bien con los libros, disfruto de las firmas y me lo paso genial. Pero ¿quién sabe dónde estaré dentro de cinco años? Podría estar en un pueblo perdido de Asturias con una librería que haya montado yo misma, o quizás viviendo en Estados Unidos, Irlanda o Finlandia. La verdad es que no lo sé, y eso me parece emocionante. Estoy abierto a donde la vida me lleve y estoy seguro de que lo disfrutaré. Siempre he creído en dejar que las cosas fluyan, que las cosas sucedan. Desde pequeña soñé con ser escritora y publicar libros, pero he logrado incluso más de lo que imaginaba. Siempre que me frustraba cuando publiqué mi primera novela, esperaba que las cosas sucedieran más rápido de lo que lo hacían. Pero ahora, al mirar hacia atrás, veo que el proceso lento fue lo correcto. Disfruté cada paso del camino y lo valoro más ahora. Si todo hubiera ocurrido rápidamente, como deseaba en ese entonces, no lo habría disfrutado tanto. Así que, sinceramente, creo que es importante dejar que las cosas sucedan a su debido tiempo.

Si tuvieras que hacer un spin-off de algún personaje secundario, ¿a quién elegirías?

Lo siento, no puedo decirlo. Solo diré que tengo una idea de cuál es el estilo que mis lectores quieren. Además, tanto lectores masculinos como femeninos estarían interesados en ello.

¿Cómo te has organizado para escribir este libro? 

Bueno, siempre he sido una escritora muy espontánea. ¿Conoces la diferencia entre ser brújula y mapa en la escritura? Una brújula es alguien que escribe un poco a lo loco, termina un capítulo sin tener ni idea de qué ocurrirá en el siguiente. Yo solía ser así cuando estaba en el instituto y escribía mis primeras novelas. Pero ahora, soy más mapa. Tengo todo esquematizado, sé dónde va cada personaje y qué ocurrirá en cada capítulo. Aunque con las giras de firma y todo el ajetreo, me resulta más difícil tener largos momentos libres para escribir como antes. Así que confío mucho en mi Cuaderno del caos, donde anoto todas las ideas que se me ocurren. También soy muy visual, a veces las ideas llegan en los momentos más inesperados, como cuando estaba despierta a las 3 de la madrugada y se me ocurrió toda la escaleta de la novela.

¿Te gustaría explorar otro género?

Sí, me encantaría escribir una saga de fantasía. Siempre digo que algún día desapareceré durante dos o tres años y volveré con una saga de fantasía de ocho libros bajo el brazo. Soy muy fan de sagas como «Los Juegos del Hambre», aunque no es fantasía. Me encantaría escribir algo así.

¿Qué tal si el libro se lleva a la pantalla?

Entrevistado: Me gusta la idea. Podría quedar muy bien. Aunque creo que el libro anterior, «El arte de ser nosotros», sería el que mejor se adaptaría.

¿Cómo esperas que te reciban los lectores con esta gira de firmas? ¿Cómo te sientes?

Ya he hecho dos firmas, una en Madrid y otra en Badajoz, y la verdad es que han sido espectaculares. En Madrid, me sentí como en un sueño, con todas las niñas esperando en la cola, pintadas como Copito de Nieve en honor al libro. Fue una experiencia maravillosa, más que una firma, fue como una fiesta, una reunión de amigas. Estoy ansiosa por seguir con la gira, estaré en Sevilla, Valencia, Bilbao, Barcelona, Zaragoza y muchos más lugares.

Y para terminar, ¿qué proyectos tienes para estos meses?

Por ahora, seguir con la gira de firmas, disfrutar de la novela y de mis lectores. También estoy trabajando en otra historia, pero todavía está en proceso. Mi cabeza siempre está pensando en nuevas ideas.