La relación del medio rural con la literatura es realmente longeva. Desde los tiempos pretéritos del Renacimiento hasta la literatura descarnada de Steinbeck, “el campo” como concepto ha sido un recurso habitual para situar las tramas de las novelas. Ya sea de manera idílica, ya sea como descripción de un pequeño infierno, se puede decir que los escritores, en su mayoría urbanitas, han sentido fascinación por el muchas veces opresivo ambiente rural.

El caso de la escritora Sara Gallardo es muy curioso. Nacida en Argentina en 1931, se crio entre algodones siendo hija de uno de los más celebres científicos de su época que llegaría a ser ministro y descendiente de Bartolomé Mitre, uno de los hombres de la nación argentina. Rodeada desde su niñez de libros y cultura (su hermana llego a ser una importante editora), “Enero” es su primera novela, la cual escribió con 27 años, y que por esas extrañas razones que son habituales en el cosmos literario permaneció en las sombras hasta ser rescatada años más tarde.

«Es un texto duro y en momentos silencioso, pero noble, con no solo palabras, sino colores y sonidos. Nada sobra, pero nada falta»

Es un texto duro y en momentos silencioso, pero noble, con no solo palabras, sino colores y sonidos. Nada sobra, pero nada falta. Se podría decir que no es tierra fértil, sino suelo pedregoso. La estancia no es el lugar idílico y tópico de la literatura de ámbito rural de esos años de la Argentina. Porque el campo no es el marco de la novela, sino que es un protagonista invisible, un Dios omnipresente en la vida de pequeños seres, egoístas y cobardes, que luchan sin ningún tipo de esperanza más que el buscar como sobrevivir. Sara Gallardo nos escupe una visión descarnada, desde el punto de vista de Nefer, una joven peona que ve como se le cierran las puertas de la felicidad. Resulta curioso como pese a que la autora pertenecía a la aristocracia argentina sepa ahondar de una manera tan honesta y valiente en el microcosmos de la hacienda.

“Enero” se lee con verdadero interés, llegando por momentos a confundir al espectador, ya que la trama no es trama como tal, sino una mirada lúcida de un modo de vida que hace que el espectador piense, y sueñe como hace su protagonista, aunque sean pesadillas. Sin duda un gran libro que gustará o no, pero desde luego no deja indiferente al lector.

 

  • Título: Enero
  • Autor: Sara Gallardo
  • Tapa blanda: 112 páginas
  • Editor: Malas Tierras Editorial; Edición: New (3 de julio de 2019)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8412003020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here