Adéntrate en la mente de Blue Jeans a través de esta entrevista reveladora. Desde los desafíos de la promoción hasta la creación de personajes vibrantes, esta conversación ofrece una visión única del proceso creativo de uno de los autores más reconocidos. Explora cómo las experiencias personales y la observación del mundo de las redes sociales han moldeado su último trabajo literario. Prepárate para descubrir los entresijos detrás de la pluma.

¿Cómo te sientes con tantos compromisos promocionales? 

Bueno, la verdad es que no puedo negar que conforme pasa el año, hay momentos en los que pierdes la noción del tiempo y del lugar. Desde que comencé, desde aquella semana en la que tuve que ir a París a grabar por el libro, hasta ahora que estamos teniendo esta conversación, ha sido un no parar.

Entonces, ¿no tienes ni un momento para desconectar?

Exactamente, pero a pesar de todo, me siento muy contento, satisfecho, orgulloso y, sobre todo, agradecido de tener la oportunidad de presentar nuevamente el libro, de recorrer España de nuevo, y de que el libro haya llegado a Latinoamérica. Estoy un poco cansado, pero muy feliz.

¿Qué te llevó a abordar específicamente este tema de los influencers en tu nuevo libro «Una influencer muerta en París»?

La idea surgió en un momento inesperado, mientras veía los Premios Ídolo de Dulceida. Fue mi esposa quien sugirió la idea de escribir una novela basada en unos premios similares, muy contemporánea, con influencias de las redes sociales y demás. Por supuesto, tenía que haber un toque de misterio, un asesinato, algo así para darle un giro intrigante a la trama.

También te has adentrado de lleno en el mundo de las redes sociales…

Sí, definitivamente. He visto muchos documentales sobre influencers, he conversado con varios de ellos, y aunque el acceso a veces es complicado, me he sumergido profundamente en su mundo: cómo funciona, los representantes, las marcas, las rivalidades, los haters, los fans…He pasado meses siguiendo a mucha gente, leyendo sobre el tema y nutriéndome de él.

Desde el prólogo se observan nociones de música e incluso al final del libro aparece un código QR que nos dirige a una playlist,  ¿qué tipo de música sueles escuchar en un día normal?

Me gusta variar. Mis listas de reproducción son muy diversas. Desde canciones actuales de Ana Mena hasta clásicos de Los Beatles, pasando por música instrumental, temas de los 80, e incluso flamenco. Sin embargo, al escribir, trato de hacer una selección que pueda agradar tanto a mí como a los lectores, pidiendo a veces sugerencias para enriquecer la experiencia. Creo que la música es un elemento fundamental en mis novelas, por eso siempre incluyo una playlist que acompaña la historia. Es una forma de enriquecer la experiencia de lectura, al igual que la guía de personajes o el mapa. Es un extra que me gusta ofrecer a los lectores.

¿Qué tiene este género literario para que te encante? 

Bueno, soy un ávido lector de novelas negras desde que era niño. Agatha Christie fue mi autora favorita, luego Sherlock Holmes, y ahora disfruto de autores contemporáneos como Dolores Redondo, Javi Castillo, Mikel Santiago…Me encanta el género, el misterio en sí. Esa sensación de que todos parecen culpables y el desarrollo de la trama hasta descubrir quién es el verdadero culpable, me apasiona. También hay muchas series que siguen esa misma línea.

Entonces imagino que te identificas con Lara, uno de los personajes de tu nuevo libro…

Sí, algo así, aunque un poco más mayor que Lara. Pero sí, soy un gran fanático de los podcasts de misterio. Todas las noches me sumerjo en criminopatía antes de dormir, escuchando casos intrigantes. Creo que poder escribir libros de este género es muy divertido para mí, realmente disfruto haciéndolo.

¿Cómo describirías a los principales personajes de este libro de manera breve? 

Son personajes muy reales, muy actuales. Cada uno tiene sus propias particularidades que los hacen únicos. Por ejemplo, está el personaje de Henar Barasategui, que muere en el primer capítulo en París. Ella era una Instagramer importante en su momento, pero con la llegada de TikTok, quedó un poco relegada. Luego tenemos a Ana Leyton, su rival en las redes sociales, que empezó haciendo bailes en TikTok y ahora aborda temas como la salud mental y el ejercicio. Max, el novio de Leyton, es un streamer deportivo que a menudo se ve envuelto en polémicas en línea. Benito es abiertamente homosexual y enfrenta mucho odio por ello, tanto por su condición sexual como por ser creador de contenido. Este tema se aborda bastante en el libro. También está Mila, una chica argentina que vive en Barcelona y que añade mucho fuego a la trama. Son personajes muy diversos y bien desarrollados, que evolucionan a lo largo de la historia.

 

¿Con quién te irías de aventura? 

En primer lugar me iría con mi esposa. Si tengo que elegir a uno de los personajes elegiría a Benito. Es un tipo divertido, aunque también lleva una carga emocional. Parece tener una fachada alegre, pero sé que hay mucho más en su interior. Ha pasado por muchas dificultades, una infancia difícil y a pesar de eso, sigue siendo un chico agradable y fácil de querer.

¿Cuál fue tu lugar favorito en París durante tu investigación para la historia?

Estuve allí en septiembre, precisamente cuando comienza la historia en el libro. Por eso el clima que se describe en la novela es el mismo que experimenté durante esos días. Recuerdo que mientras exploraba la ciudad, encontré el Teatro Mogador, que es el lugar donde se desarrolla parte de la trama. Pero si tengo que elegir un lugar favorito en París, diría que la Torre Eiffel. Sé que suena cliché, pero es un monumento que siempre me ha impresionado. Cada vez que lo veo, me maravilla su imponente presencia y su significado histórico. Incluso aparece en la portada del libro, así que definitivamente es uno de mis lugares favoritos.

¿Cómo manejas el desafío de las redes sociales en tu trabajo como escritor?

Entrevistado: Es complicado, sin duda. Cada vez se nos exige más crear contenido y mantener nuestras cuentas actualizadas. Tengo que estar pendiente de Twitter, Instagram, TikTok y responder a los comentarios y mensajes. Durante la promoción, como en el día de San Jordi, por ejemplo, la cantidad de interacciones puede ser abrumadora. A veces paso horas respondiendo a los comentarios en el tren de regreso a casa. Las redes sociales son una herramienta importante para promocionar mi trabajo y mantenerme en contacto con los lectores, pero también pueden ser agotadoras.

¿Cómo manejas el desafío de las redes sociales en tu trabajo como escritor?

Es complicado, sin duda. Cada vez se nos exige más crear contenido y mantener nuestras cuentas actualizadas. Tengo que estar pendiente de Twitter, Instagram, TikTok y responder a los comentarios y mensajes. Durante la promoción, como en el día de San Jordi, por ejemplo, la cantidad de interacciones puede ser abrumadora. A veces paso horas respondiendo a los comentarios en el tren de regreso a casa. Las redes sociales son una herramienta importante para promocionar mi trabajo y mantenerme en contacto con los lectores, pero también pueden ser agotadoras.

¿Fue difícil escribir el personaje de Mila con su acento argentino?

Sí, fue un reto interesante. Quería que el personaje fuera auténticamente argentino, así que incluí expresiones y modismos propios del país. Trabajé en estrecha colaboración con una influencer argentina para capturar el tono adecuado. Fue importante para mí mantener la autenticidad del personaje y respetar su origen.

En uno de los capítulos se habla entre la posibilidad de que uno de estos influencers lance un libro, ¿cuál es tu posición respecto a este tema? 

Personalmente, no tengo nada en contra de eso. Entiendo cómo funciona el sector editorial y sé que a veces las celebridades pueden impulsar las ventas de libros. Es como cuando una película de Santiago Segura se convierte en la más vista, aunque siempre parezca ser la misma película. En el mundo editorial, todos hacen lo mejor que pueden, y hay influencers que publican libros que benefician a las editoriales, a los libreros y a ellos mismos. Sin embargo, lo que realmente me molesta es cuando no se valora adecuadamente el libro en sí. A menudo, parece que sacar un libro es simplemente otra tarea más en la agenda, y eso me entristece. Creo que deberíamos darle más importancia y valor a algo tan significativo como un libro.

¿Con qué influencers españoles has hablado para documentarte para este libro?

No puedo revelar todos los nombres, pero sí puedo mencionar a dos de ellos. Uno de ellos es Raquel Maes, una influencer con cerca de 800,000 seguidores en TikTok que trabaja tanto como influencer como en una agencia. Conozco a Raquel desde que era adolescente y he seguido su crecimiento en las redes sociales, así que fue natural recurrir a ella para obtener información sobre el mundo de los influencers. Además, me llevo muy bien con Gemita, que también es una persona influyente y con quien tengo una buena relación. Aunque intenté hablar con más influencers, el mundo de los influencers puede ser difícil de penetrar y muchos de ellos están protegidos por representantes o simplemente no responden.

Si te propusieran escribir la biografía de algún influencer español, ¿a quién te gustaría escribirle un libro?

Personalmente, me encantaría escribir la biografía de Ibai. No solo porque sea uno de los más populares, sino porque su historia de vida y su ascenso en el mundo de los videojuegos y el streaming son fascinantes. También me gustan personalidades como IlloJuan, TheGrefg y DJ Mario, cualquiera de los cuales sería interesante de explorar en un libro. La cantante Aitana también me parece interesante.

Para finalizar, ¿cuáles son tus planes para los próximos meses?

Mis planes incluyen viajar, tanto aquí como allá, y participar en diferentes ferias y eventos. Tengo programadas 32 sesiones de firmas en los próximos tres meses, ya he realizado unas 4 o 5. Además, estoy pendiente de lo que sucederá con el campamento y con la productora británica, así como con la posibilidad de una segunda temporada de «La chica invisible». También tengo algunas ideas en mente, como suele ser el caso cada vez que hablamos. Es posible que el próximo año te cuente más sobre estas ideas, aunque aún no he comenzado a escribirlas y tampoco las he discutido con mis editoras, ya que esta es una novedad muy reciente. A pesar de ello, desde 2009 no he dejado pasar un año sin publicar un libro, así que seguro que habrá mucho más por venir.