Junto con la educación, la gestión de la sanidad es el principal caballo de batalla en la politica autonómica en la Comunidad de Madrid, y por ello hemos querido hablar con Diego Figuera, prestigioso psiquiatra y actual director del Hospital de Día Ponzano perteneciente al Instituto de Salud Mental del Hospital Clínico San Carlos. Reciente Medalla de Oro de Madrid por su dedicación a la sanidad en los últimos 30 años, se presenta como número tres en la candidatura de Más Madrid a la Comunidad de Madrid. Distendido y cercano, se le ve tremendamente ilusionado con su nueva tarea política.

 

Un psiquiatra famoso, pero que en sus comienzos se matriculó en Arquitectura…

Hay que tener en cuenta que mi padre era un médico muy reconocido, y claro, psicología era para él como un estudio de segunda división… y a mi la Arquitectura me gustaba; pero cuando estuve allí vi que no iba a ser un buen arquitecto. Yo toda mi vida quise estudiar psicología. A mí lo que me gustaba era la psicología, entre otras cosas porque yo de pequeño era canijo, y me sentía poca cosa en el colegio, pero lo que se me daba bien era hablar con la gente, hacer de alcahuete… Yo no era ni el más alto ni el más fuerte ni el más guapo y eso era lo importante entre los compañeros… Además cuando murió mi abuelo me fui a vivir con mi abuela y creo que eso también favoreció tener dificultades de interacción en casa de mis padres cuando volví siendo ya adolescente.

 

No parece que en casa hayas mamado tus ideas tan progresistas….

No, que va, mi padre era un señor de derechas… mis ideas venían  de alguno de mis amigos, de lo que leí, y bueno, también en gran medida de la rebeldía contra mis padres. Era una época muy convulsa. Yo milité de manera clandestina en el Partido Comunista antes de la llegada de Carrillo… En primero de Arquitectura organizamos una huelga por motivos académicos y paramos la facultad casi la mitad de curso, con lo que encima no me dio casi tiempo a estudiar. Y ahí conocí gente que estaba ligada a los movimientos políticos. Además, yo venía del Colegio Estudio que también  me influyó, ya que era muy rojeras para esa época.

 

“La política es algo que siempre me gustó, pero me desencanté enseguida por lo que ocurre dentro de los partidos, donde todo al final va por familias y no tienes la libertad de decir las cosas como las piensas. En Más Madrid he encontrado un clima de independencia y de diálogo”

 

¿Y te imaginabas en esa época que podrías acabar siendo político profesional?

No, qué va. La política es algo que siempre me gustó, pero me desencanté en seguida por lo que ocurre dentro de los partidos, donde todo al final va por familias, de qué facción eres, etc. y no puedes tener la libertad de decir las cosas como las piensas. Por ejemplo, cuando estaba en el Partido Comunista en Arquitectura había unos falangistas que revindicaron con nosotros una serie de derechos con los que yo estaba de acuerdo. Era gente que se movía, intentaba cambiar cosas y trabé con ellos un acierta amistad… y uff, en el partido se vio muy mal. Por eso me ha costado mucho meterme en una disciplina de partido.

 

Y ahora en Más Madrid…

Pues aquí he encontrado un clima de independencia, de diálogo, y puedo aportar a mi nivel… Quizás porque todavía no es un partido, veremos qué pasa a la larga. Pero por primera vez me siento cómodo en una formación, porque aunque salí del Partido Comunista, siempre he estado muy cercano a los movimientos sociales sobre todo a los que estaban cerca del problema de la Sanidad, como la Marea Blanca, o el Grupo Atocha de Salud Mental. La verdad es que yo siempre he tenido mucho conflicto con la autoridad tanto con mi padre como con las autoridades en general. Pero bueno, a raíz de mi profesión y bastante psicoterapia personal, he aprendido a poder manejar el tema.

 

¿Qué opina tu pareja de que dejes una carrera profesional exitosa y en la que tienes un prestigio reconocido por meterte en política?

Lo primero que hice cuando surgió la oportunidad es hablarlo con ella. Ella tiene las mismas ideas que yo y piensa como yo. Cuando conocí a Carmena y hubo el flechazo, a mi mujer le pareció muy bien y me apoyó. Si no le hubiera parecido bien, creo que no hubiera entrado en esta aventura. Soy consciente de que esto podría afectar en parte a mi prestigio profesional, que me ha costado muchos años lograr y consolidar. En cierta manera para mí es un experimento vital.

Yo tuve la oportunidad de entrar en el PSOE, pero nunca me apeteció… siempre he estado cerca de la actividad política pero al margen de la disciplina de un partido. Esta vez ha sido diferente porque creo que puedo aportar mi conocimiento a este proyecto, y por supuesto debido a la relación tan especial que tengo con Manuela. Creo que en el mundo de las politicas  de Salud puedo aportar mi experiencia.

 

 

Pese a tu buena relación con Manuela Carmena te presentas a la Asamblea de Madrid…

Sí, es que yo creo que en el Ayuntamiento no iba a poder aportar demasiado, al tener las competencias de Sanidad la Comunidad. Además en el Ayuntamiento tenía que tener dedicación exclusiva, cosa que a priori no me gustaría. La idea, compartida con Más Madrid,  Manuela e Iñigo, es compatibilizar mi trabajo cotidiano con la labor de diputado, que tenga dedicación parcial, a no ser claro que tuviera una responsabilidad de gobierno.

 

Siempre has sido muy crítico con las políticas en materia de Salud del PP en la Comunidad de Madrid…

El PP ha realizado un verdadero expolio de la sanidad pública. Yo lo he vivido estos últimos 30 años, ten en cuenta que llevo desde el 89 trabajando en la sanidad pública, y este tema lo conozco muy bien. Ha habido un trabajo sistematizado para externalizar la sanidad pública y pasarla a manos privadas, y privatizarla. Toda la red de hospitales que hizo Esperanza Aguirre en consorcio con las Compañías de Seguros y fondos buitres ha sido muy bien planeado; yo lo he vivido muy de cerca, he estado muy cerca de algunos de la cúpula de poder. Mira las declaraciones de ese Consejero Delegado de ese grupo alemán inversor, que quiere que gane la derecha porque uno de los mejores negocios en Europa en sanidad está en España, y curiosamente no en la parte privada pura, sino en como la pública paga para mantener este tipo de negocio.

Yo creo que la solución está en gestionar bien la sanidad sin necesidad de introducir, por llamarlo de alguna manera,  estos intermediarios. Ha sido el intento ya utilizado previamente por los gobiernos del PP,  de coger  grandes y solventes empresas que funcionaban muy bien y pasarlas a manos privadas por intereses espúreos. Ya se vio en la trama Gurtell las ramificaciones que existían en el tema de la sanidad, o sin ir más lejos este último convenio de la Jiménez Díaz con estos 193 millones extras que han firmado justo antes de las elecciones,  para el año que viene. Hay que recordar que en el 2011 la Comunidad de Madrid ya pagó 4,5 millones por lo mismo y ahora se pagan 193 millones, o que a los madrileños nos cuesta 6 veces más de media por paciente en un hospital de los de gestión privada que uno totalmente público. Esto no puede ser.

 

“El problema de la sanidad es que se puede hacer un buen negocio por detrás porque casi nadie entiende de Sanidad, pero para Más Madrid es uno de los pilares de nuestro Programa, y le hemos dedicado más de 46 páginas de propuestas”

 

No parece que la Sanidad sea uno de los ejes de la campaña electoral para ninguno de los partidos…

El problema de la sanidad es que se puede hacer un buen negocio por detrás porque casi nadie entiende de Sanidad, pero para Más Madrid es uno de los pilares de nuestro Programa, y le hemos dedicado 46  páginas específicas concretadas en más de 50 propuestas,  sin contar las relacionadas con los asuntos sociales que van de la mano. Soy consciente de que es muy difícil enterarte del meollo del tema de la sanidad, hay convenios, subconvenios, contratos, ramificaciones, con lo cual los políticos delegan. Y en esos tramos intermedios es donde se cuela el negocio. Si yo le pregunto a Iñigo Errejón qué opina de la sanidad me dirá, al margen de la idea de que tiene que ser pública y universal, que “lo que tú me digas”. Porque un político podrá opinar de movilidad, del Plan Verde, y de mil cosas más, pero la sanidad es un tema muy muy complejo de explicar y difícil de aprender porque es muy técnico. Pero no hay que olvidar que son 9.000 millones de presupuesto. Casi nadie habla de sanidad y es la Consejería estrella, donde te juegas muchísimo… porque claro te van a decir “no, si la sanidad es pública, yo voy y me atienden, que más me da que sea por gestión privada que no, si aparentemente me dan el mismo servicio”, pero casi nadie sabe cuánto pagas por ese servicio y quién se está aprovechando.

 

¿Cómo calificarías la gestión del PP de los últimos años en el tema de la sanidad?

Pues de 0 a 10 no más de un 2. Me parece escandaloso que se haya aprovechado la crisis para hacer este desembarco. No es casualidad que dos de los últimos consejeros como fueron Lamela y Güemes estén procesados.

 

Imagínate que eres nombrado Consejero de Salud de la Comunidad de Madrid ¿tu primera medida sería…?

Para mí lo más urgente es trabajar en cómo arreglar la Atención Primaria. La Atención Primaria tiene que ser la atención estrella, el centro del sistema, y ahora hay una falta tremenda de recursos y de personal (y no solo médicos). La Atención Primaria está mediatizada porque se ha estandarizado de una manera que no es sostenible. No se pueden dedicar 5 minutos por sistema a cada paciente. Y con la tecnología que hay ahora, con el Big Data se pueden hacer agendas inteligentes, trasformar la gestión de una manera mucho más eficiente, sin aumentar el gasto. No es normal que un médico dedique de media el 40% de su tiempo a hacer papeleo, trabajo que lo puede hacer un auxiliar administrativo que no solo tiene menos coste sino que encima lo hará de una manera más eficiente. Hay que meter mano a este tema para hacer la Atención Primaria más eficiente.

Otra materia en la que hay que ponerse a trabajar inmediatamente es en la salud mental, que es el hermano pobre de la sanidad, olvidando que el 20% de las consultas en Atención Primaria están vinculadas a problemas de salud mental, y que según datos de la OMS, uno de cada cuatro ciudadanos tendrá un problema de salud mental a lo largo de su vida y este porcentaje no para de crecer. Y los recursos dedicados en la Comunidad de Madrid son bajísimos, por ejemplo el número de psicólogos por habitante en Madrid está casi  20 puntos por debajo de la media europea.

A mi me interesa una política moderna, basada en datos. Por ejemplo, en una ciudad relativamente pequeña como es Madrid, la desigualdad entre el norte y el sur es brutal, con una diferencia de esperanza de vida de más de 10 años. Hay una desigualdad de renta muy fuerte que a su vez crea un círculo vicioso, las enfermedades mentales en el sur están muy por encima en incidencia de la que tienen en el norte de Madrid.  Por ejemplo no hay que olvidar que la pobreza es un factor de riesgo para la esquizofrenia tan fuerte como puede ser el fumar cigarrillos para el cáncer de pulmón y esto son datos estadísticos y científicos. Además los trastornos mentales graves están vinculados directamente a contextos de crianzas inseguras, favorecidas por la pobreza o la emigración de primera y segunda generación, etc.

 

Otro caballo de batalla de Más Madrid en el tema de la Sanidad es acabar con el Área Única que instauró Esperanza Aguirre…

Sí, estamos convencidos que hay que revertir esa herramienta, y volver las áreas básicas de salud y bienestar, cuando cada zona de Madrid en función de sus habitantes manejaba unos recursos y una cierta autonomía de gestión. El Área Única que creo el PP lo que originó es la facilitacion del negocio para poder pasar los pacientes de un lado a otro y trabajar en la externalización con la excusa de la libre elección. Antes también había una cierta libre elección. Por cierto, la libre elección ahora mismo ocupa un porcentaje bajísimo de clientes, pero se favorece y alienta solo con los más rentables. Lo que hay que hacer es un reparto equitativo de recursos.

 

En el Programa de Más Madrid se hace mucho hincapié en la creación de Áreas Básicas de Salud, ¿en que consisten?

Estas Áreas Básicas integrarían la sanidad, la salud pública, los recursos de servicios sociales y todo lo relacionado con el bienestar social, así como la parte de las áreas educativas y de prevención que tenga relación con proveer cuidados, para gestionar de manera conjunta todos los recursos destinados a crear políticas de bienestar. Así mismo queremos crear un Consorcio de Salud y  Bienestar con el Ayuntamiento de Madrid para gestionar conjuntamente los recursos, como está haciendo Ada Colaú en Barcelona. Si gobernáramos en los dos sitios se sincronizarían ambos recursos, lo mejoraría de manera clara la gestión, ahorrándose además mucho dinero.

 

“Para mí lo más urgente es trabajar en cómo arreglar la Atención Primaria. La Atención Primaria tiene que ser la atención estrella, el centro del sistema, y ahora hay una falta tremenda de recursos y de personal (y no solo médicos)”

 

Hablando de bienestar social y de distribución de recursos… ¿no te parece anacrónico que todavía la salud bucodental no esté cubierta por la sanidad pública?

Nosotros propugnamos que la salud bucodental se integre como una prestación más de la sanidad pública, tambien nivel preventivo como se está haciendo en Euskadi. Que se podría decir que tiene la mejor salud bucodental preventiva de Europa. Porque queremos incluir no solo las prestaciones odontológicas, sino también la prevención, que es fundamental. De ahí lo que hablaba de bienestar.

 

Oye… ¿Vais a ganar?

Uff, no lo sé, pero salimos para ganar, y estamos bastante contentos de como se está desarrollando la campaña.

 

¿Te hubieras ido por Podemos?

No

 

¿Y por Cs?

No, tampoco.

 

¿Hablemos de vuestros rivales políticos de la Comunidad de Madrid… ¿Como definirías a Rocío Monasterio?

A ver, Vox era algo que tenía que llegar porque siempre ha estado ahí. Yo personalmente siempre he sido partidario de que salieran a la luz las facciones que integraban el PP, y así se nos permitiera ver quién es quién y donde está. Hay una España ultra que siempre ha estado ahí y que se ha ido transmitiendo de generación en generación, y que ahora simplemente ha salido a la luz tras la debacle del PP por las consecuencias de la corrupción. Monasterio es una más de las personas que se han atrevido a dar un paso al frente y decir lo que realmente piensan y que dada la moda europea de la ultraderecha ahora tienen más chance.  Blas Piñar ya estuvo en el congreso cuando yo era joven, aunque en esta camada son más moderados y más formados. Rocío Monasterio es una mujer inteligente, y seductora en sus presentaciones. En ese sentido es mucho más rival que Diaz Ayuso…

 

La campaña de Isabel Díaz Ayuso está siendo en cierto modo polémica…

No entiendo cómo Casado la ha escogido. Es una mujer que ha demostrado que no está a la altura de poner mantener una mínima confrontación en los medios, en un debate (de hecho no parece que quiera ir a ningún debate), está continuamente teniendo que rectificar. Creo que es una mala candidata sin inteligencia política. A nosotros nos viene muy bien, la verdad.

 

¿Y Aguado?

Es un hombre fundamentalmente gris. No da la sensación de equivocarse continuamente como le pasa a Diaz Ayuso. Yo creo que está un poco a la sombra de Begoña Villacís que se lo ha currado mucho con mucha presencia mediática. Él ha estado un poco a su rebufo. Es gris pero con la ventaja de que puede posicionarse a la derecha o al centro porque nunca se ha mojado. En general los candidatos de la derecha me parecen flojos.

 

El PSOE presenta a Ángel Gabilondo…

Me parece una excelente persona, un hombre afable, un buen profesor, y fue un buen ministro de Educación, pero que adolece de fuerza política, en el sentido de estar en la calle, de poder convencer y contagiar con sus ideas, pero está aprovechando el empuje del PSOE. Hay que recordar que él está antes de la llegada de Sánchez y se ha mantenido en el partido por su buen talante. Pero yo creo que también necesitas pasión y empuje para hacer política. Creo que si ganamos es un buen dialogador para formar un gobierno de coalición. Pero por supuesto prefiero la no sangre de Gabilondo que las patochadas de Diaz Ayuso.

 

Isabel Serra:

Es un movimiento extraño, que  creo se ha hecho para tapar agujeros. Pones la hermana de Clara, que era la Portavoz y se unió a Más Madrid. Yo no sé si ha tenido que ver algo la relación  de familia, no sé, pero es una candidata en construcción, sin recorrido. Mira, los importantes de Podemos en la Asamblea se han ido todos con Iñigo. Mónica García, Clara Serra, Fernández Rubiño, Jazmín Beyrak…

 

Y ya por último… ¿con quién te gustaría salir a cenar?

Pus mira, la primera persona que me ha venido a la mente ha sido Roger Federer. Me parece una síntesis de saber estar, de cultura, un luchador, que nunca pierde el fair play y que pidió  conocer a Manuela.. me parece muy interesante

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here