Magia. Si hubiera que elegir un término para definir a Carmen Canivell, pocos adjetivos la definirían mejor. Actriz dotada de una telegenia y un encanto muy especial, esta sevillana sabe trasmitir una energía y un entusiasmo realmente contagioso.

Desde The Citizen hemos querido charlar con ella que en pocas semanas estrenará “Sainetes”, una recopilación de esas maravillosas creaciones de Álvarez Quintero.

Y Carmen Canivell decide ser actriz….

Pues mira esto de ser actriz, desde pequeña… el “quiero ser actriz”, lo decía en torno a los 8 años. Jugaba con los juguetes y me encantaba hablar sola, entonces yo me ponía tanto a recitar, a inventarme historias, personajes, me disfrazaba… de alguna manera eso ha estado en mi vida como un juego. Disfrutaba mucho haciendo estas historias y para mi era como una vía de escape, un momento en el que conectaba mucho conmigo misma. Me di cuenta en el tiempo de que eso me llenaba, era mi felicidad, que me ayudaba mucho a comprenderme a mi y también a comprender a los demás. Porque al decir “venga voy a hacer de mamá”, me ayudaba a comprender distintas situaciones, era como una manera de empatizar.

¿Qué sería si no fuese actriz?

Yo estudié periodismo, y es que mi madre no vio con buenos ojos a que yo fuese actriz, por lo típico de no poder vivir de esto. Mi madre sabía que me encantaba hablar y comunicarme constantemente, y claro dos opciones, escribir o ser periodista. En realidad, hice periodismo, la terminé pero nunca conectó conmigo la carrera. Tienes que tener una vocación porque se pasan muchas horas currando. Es una carrera muy vocacional, sino tienes eso es muy complicado.

“Cuando miro para atrás pienso que soy igual, puedo aprender a no caer en el mismo error y eres más tranquila, pero la esencia es la misma”

Y la Carmen Canivell de dentro de 20 años será…

Igual que ahora, exactamente igual. Cuando miro para atrás pienso que soy igual, puedo aprender a no caer en el mismo error y eres más tranquila, pero la esencia es la misma. Espero tomarme los problemas de otra forma, creo que voy a seguir como soy, intentaré aprender a gestionar las emociones. Yo creo que eso es bueno, sentirte joven toda la vida está bien.

La pregunta del millón… ¿cine, tv o teatro?

He hecho mucha televisión, pero al cine me está costando mucho llegar. En mi caso no he tenido muchas oportunidades de cine, es algo que me encantaría hacer, me apetece mucho ese lado de glamour y ese punto más sofisticado que te da el cine. He hecho mis pinitos, pero son muy pocos y tengo mucha curiosidad.

Una característica muy acentuada tuya es tu facilidad para castellanizar tus personajes si es necesario…

Sí, bueno, mi trabajo como locutora quizás me ha proporcionado las herramientas necesarias para poder jugar con diferentes acentos, cosa muy necesaria si quieres no encasillarte…

¿Tienes algún referente profesional?

Bueno referentes aquí en España muchos, por ejemplo Carmen Maura con la que he tenido la suerte de trabajar. La veía muchísimo de pequeña en películas como “Al borde de un ataque de nervios” y “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”, y me encanta la naturalidad con la que afronta los personajes. Termina enamorándote, es genial. También me gusta mucho Victoria Abril, me encanta el cine de Almodóvar por todo lo que significa para él las mujeres, es increíble. Creo que soy actriz por Almodóvar, descubrí a sus mujeres, en mi casa somos todas mujeres y así de pasionales. Yo las veía y pensaba que estaba como en casa. Otro directores que me apasionan son Benito Zambrano por todo el trabajo emocional que lleve a cabo con la actrices que dirige, y por supuesto Alberto Rodríguez. También estoy deseando trabajar con directoras de cine (porque nunca me ha ocurrido) como Yolanda Centeno  o veteranas como Iciar Bollain o Gracia Querejeta.

Pues hablemos de personajes…

Hay muchos… por ejemplo me gustaría trabajar en roles más dramáticos ya que desde que empecé siempre me han metido en comedia y me apetece verme en papeles más complejos y profundos como por ejemplo una madre coraje o de mala malísima. La dramedia creo que se me daría bien porque me siento muy lorquiana. Tengo como ganas de llorar por dentro. Explorar el mundo de las emociones

Me gustaría trabajar en roles más dramáticos… me apetece verme en papeles más complejos y profundos

¿En qué proyectos está ahora?

Ahora mismo estamos con teatro, empezamos el 16 de diciembre en el Cartuja Center, con los “Sainetes”. Hacemos una recopilación de Sainetes de toda la vida de Álvarez Quintero. Los textos son maravillosos, increíbles, alegres… tiene mucha gracia. Es una manera muy bonita de rendirles homenaje y te lo pasas bien. Sabemos que van a disfrutar muchísimo, la gente tiene ganas de reírse. Yo ahora me lo estoy leyendo y está un poco entre “La que se avecina” y “Ay Carmela!”. Esa cosilla de la espontaneidad y la gracia mezclado con historias de matrimonio, me encanta ese tipo de proyectos. Va a ser un soplo de aire fresco en la ciudad, estoy segura.

También tiene pendiente un estreno en audiovisual…

En cine hemos rodado este año la segunda parte de “El mundo es suyo”. Teníamos previsto estrenarla en septiembre y se va a estrenar en primavera en el Festival de Málaga.

Conozcamos la otra faceta de Carmen Canivell… recomienda una serie.

“Back to life” de Filmin, es de los creadores de “Fleabag”. También me gustaría recomendar una serie llamada “Felizmente casados”, es una parodia de cine negro norteamericano, tiene un toque de humor muy divertido. Me está sorprendiendo para bien, estoy enganchada a ella. Ha tenido bastantes premios.

¿Cuál es su mayor virtud?

Energía y fuerza, forman parte de mi.

 

¿En qué le gustaría mejorar?

En prudencia, tengo que ser más prudente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here