Pocos conocen la gran carrera de María Isabel Díaz, una actriz cubana conocida por el gran público por dar vida a Sole en la exitosa serie de televisión «Vis a Vis». Títulos como «Cosas que dejé en La Habana», de Manuel Gutiérrez Aragón, «Che, el argentino» de Steven Soderbergh, «La llamada» de Javier Ambrosi y Javier Calvo, «Piedras» de Ramón Salazar, o «Pudor» de Tristán Ulloa, son sólo algunas de las más de 20 películas en las que ha trabajado María. «El Continental», «Aida», «El comisario», «Periodistas», «Compañeros», «Hospital central» o «Carvalho», son algunos de los títulos televisivos donde hemos podido saborear su savoir fair. En la actualidad esta actriz denominada para muchos la primera chica cubana de Almodóvar por su papel en «Volver», tiene en su haber un premio Ondas por la serie «Vis a Vis» y una nominación como mejor actriz secundaria a los premios de la Unión de actores de España. Hablar de María Isabel Díaz, es hablar de una actriz que va consangrando su carrera actoral paso a paso, discretamente, con arrojo y decisión. María disfruta de las mieles de un 2019 con su despedida en la serie «Vis a Vis», serie que le ha subido al podium bien merecido de la fama. Con «La vuelta de Nora», con Andrés Lima como maestro de ceremonias, estará en el Teatro Bellas Artes de Madrid hasta el 23 de junio. Este año podremos disfrutar de nuevo de su interpretación en la gran pantalla con «El extraordinario viaje» de Celeste García, en la que dará vida a su protagonista y con su papel en el cortometraje Maras, colaborando así con la Comisión Española de ayuda al refugiado CEAR. Entre sus múltiples proyectos también está el rodaje de «La vida era eso», ópera prima de David Martín de los Santos. Entre el País Vasco y Madrid, se encuentra ahora esta actriz, rodando «Patria», el nuevo proyecto de HBO.

 

Su fama le ha llegado con «Vis a Vis», pero es curioso que hasta entonces nadie se acordaba de que fue chica Almodóvar….. ¿Qué cree que ha pasado? 

Creo que lo que ha diferenciado a la serie de la película ha sido la gran repercusión que ha tenido. Date cuenta que cuando rodamos «Volver», no había ni plataformas ni redes sociales.

 

Cuántas veces le han preguntado sobre cómo es trabajar con Almodóvar y cuantas veces ha contestado lo mismo… Ahora nosotros queremos que nos diga algo diferente.

Uf, creo que ha sido la pregunta más repetida en todas las entrevistas que llevo en mi haber. Infinidad de veces me han preguntado e infinidad de veces he contestado lo mismo. Y siento decirlo, pero no tengo nuevas respuestas a esta pregunta. Fue una experiencia maravillosa. Estaba aterrada al principio, pero Pedro lo hizo muy fácil y me sentí muy arropada por todo el equipo.

 

«Rodar con Pedro Almodovar fue una experiencia maravillosa. Estaba aterrada al principio, pero Pedro lo hizo muy fácil y me sentí muy arropada por todo el equipo»

 

Cubana de nacimiento, pero española de adopción. Cuéntenos cómo sería su país ideal si tuviese que escoger cosas de uno y del otro.

En realidad mi país ideal es el que habito yo conmigo misma, cogiendo lo mejor de mis vivencias tanto de Cuba como de España: mis raíces cubanas y mi cotidianidad española. Si construyese un país utópico me encantaría que en Cuba existiera el desarrollo económico que existe en España y en España, la relación que tenemos los cubanos con el amor, muy intenso, desbordado y mágico que vivimos en Cuba.

 

Embarcada en nuevos proyectos, nos acabamos de enterar que está rodando «Patria», para la HBO… Usted no para… Qué nos puede aventurar sobre su personaje.

El personaje que encarno se llama Celeste, y es la cuidadora de Arantxa, una de las protagonistas de «Patria». Tienen una relación muy estrecha y humana. Celeste llegará a tomar una postura ante el conflicto que está viviendo la familia protagonista que dará mucho que hablar en la trama de la serie.

 

También está inmersa en el proyecto escénico «La vuelta de Nora», obra que ha girado por toda España con excelentes críticas. ¿En qué provincia de todas las que han estado se ha sentido más arropada por el público?

La obra ha sido recibida por el público con mucho interés. Estamos hablando de una obra que hace reflexionar y cuestionar el mundo femenino actual y eso se traduce en grandes ovaciones, mucho afecto y comentarios maravillosos. No siento que haya habido un lugar donde la acogida haya sido mayor o diferente, la verdad es que la obra está siendo un éxito a nivel nacional y está moviendo muchas conciencias.

 

Ahora la podemos disfrutar en Madrid, en el teatro Bellas Artes…. ¿La llegada a la capital impuso o por el contrario se sentía como en casa?

Hemos llegado a la capital con un recorrido que me daba cierta tranquilidad. Antes de venir, estuvo seis meses provándose, enriqueciéndose por toda España, llegar a Madrid con la obra tan consolidada daba cierta curiosidad de saber cómo iba a reaccionar el público madrileño. No hay más que ver las críticas…

 

«El personaje que encarno en «Patria» se llama Celeste, y es la cuidadora de Arantxa, una de las protagonistas de «Patria». Tienen una relación muy estrecha y humana»

 

Es la nota que rompe la tensión en escena, háblenos un poco de cómo es su personaje y qué hay de María Isabel en él.

Mi personaje es el vehículo para contar el conflicto de Nora con los demás personajes. Comparte conmigo el hecho de ser también una inmigrante. He trabajado a partir de mí misma, dándole un carácter coherente con la realidad que está viviendo la alegría de recibir de vuelta a Nora y la sorpresa de encontrarse a una mujer más empoderada y más fuerte.

 

A usted no le para nadie. Hablan de que es una mujer con una gran sensibilidad y mucha empatía… Maras, oír, ver y callar, es un buen ejemplo. Un cortometraje que ha protagonizado de forma totalmente desinteresada en colaboración con CEAR, Comité Español de Ayuda al refugiado. ¿Cómo le llega esta propuesta y cómo se enfrenta a ella?

Este proyecto me llega a través de Globomedia. Acepté sin pensarlo porque creo que el tema es de vital importancia. Hay que darle visibilidad a la necesidad que tienen ciertos de colectivos que huyen de sus países para algo tan elemental como para preservar la vida y que son víctimas de chantajes y asesinatos de estas bandas de asesinos, las Maras, que a su vez son verdugos y también víctimas. Deberíamos abrir las puertas a estos refugiados.

 

El último libro que está leyendo… Un mar violeta oscuro de Ayanta Barilli.

Una película que te quite el sueño… Chicuelo de Chaplin

Cuando disfruta de un día libre es para… ver a los amigos

Si pudiera traerse algo de Cuba sería… a mis amigos

Lo que más le gusta de su profesión es… lo que me enseñan los personajes

Le llevan los demonios con… cuando la gente orina en la calle.

No se puede resistir a… al amor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here