Oficial de la Armada, marino de guerra, amante de la mar, aunque muy consciente de los peligros que encierra, el autor gaditano presenta la última entrega de la saga del Albatros, El submarino del narco, con la cual participa en el Premio Literario Amazon Storyteller 2021. En dicha serie de novelas, profundiza sobre temas tan inusuales como la piratería moderna, la tecnología militar o la capacidad operativa del narcotráfico. Y sobre todo, de la mar, claro.

 

¿Qué hace que un marino se pase a la literatura?

Pues fue, precisamente, una experiencia embarcado la que me hizo dar el primer salto. Siempre he sido un lector ávido, pero nunca me había planteado escribir. Tras un pequeño periodo de prácticas en un barco muy moderno de la Armada, que se estaba preparando para ir a una misión contra la piratería en Somalia, se me ocurrió que podía ser una historia original y entretenida que contar, permitiéndome alguna licencia literaria para adaptar la trama. Supongo que, en definitiva, fueron las ganas de compartir un pequeño mundo que creo que es muy interesante, pero que, sin duda, es muy desconocido.

¿Qué te dicen tus compañeros cuando leen tus historias?

Parece que les gustan mucho, y es algo de lo que estoy particularmente orgulloso. Por supuesto, quiero llegar a un abanico de lectores lo más amplio posible, pero sin sacrificar un ápice de veracidad, y, por eso, para mí es importante que sea un texto que no chirríe cuando lo lee un experto. Mis compañeros también se suelen sorprender de que sea capaz de sacar tiempo para escribir, y es una muy buena de forma de entender que escribo por afición: le dedico una gran parte de mi tiempo libre a escribir y a todas las actividades que rodean esto, pero, a pesar de mi cabezonería, si no fuera una afición, no sería capaz de dedicarle tantas horas.

Tenemos esa imagen idílica del mar como un lugar de relax, de vacaciones… Pero en tus libros está lleno de contrabandistas, terroristas, piratas… ¿Es tan peligroso el mar como lo pintas?

Sí, sin duda. Y no solo por todas las amenazas que tienen forma humana, sino por la mar en sí misma. El marino de guerra, como el piloto de combate, antes de aprender a enfrentarse a otros humanos en su elemento, debe aprender a desenvolverse en un elemento que, a priori, le es extraño y, en nuestro caso, especialmente peligroso. Es una faceta que no he explorado en los libros, pero la mar puede ser muy peligrosa y traicionera y quién sabe si algún día veremos al Albatros enfrentarse a una gran tormenta, por ejemplo.

En cuanto a contrabandistas, terroristas y piratas, son mucho más comunes de lo que la gente se cree. La gran mayoría del comercio mundial se hace por mar; casi todo lo que usamos día a día nos ha llegado por barco y eso hace que las actividades ilícitas también abunden. Sin embargo, como solo un gremio bastante reducido de gente se dedica a la mar y en España, curiosamente, vivimos un poco de espaldas al mar, es algo desconocido para el gran público. Hay zonas, como el golfo de Guinea, o Somalia hace unos años, en las que es casi más normal sufrir un ataque pirata que no.

¿Cuánto te ha ayudado a escribir tus historias tu experiencia en la Armada? ¿Hay muchos hechos reales?

Muchísimo; habría sido incapaz de escribir los libros sin vivir las experiencias que he vivido en la Armada. No hay ningún hecho real como tal, ni siquiera adaptaciones directas, pero, obviamente, sí que me he inspirado en cosas que he vivido y otras que han vivido mis compañeros para escribir algunas escenas. Por ejemplo, a bordo del patrullero Tornado, me vi envuelto en una operación de rescate de inmigrantes. Pasamos una noche muy dura y acabamos sacando del agua a 56 personas que, posiblemente, no habrían sobrevivido. Una de las escenas de mi segundo libro, aunque no se parece en muchas cosas, está inspirada en este suceso.

¿Cómo ayuda a tu libro participar en el Premio Amazon?

Pues espero que le ayude a llegar a más gente. Tengo la inmensa suerte de que el nivel de satisfacción de la gente que se lee los libros es altísimo, pero me gustaría llegar a un número mayor de personas y, si bien Amazon es una plataforma enorme, en la que hay mucha competencia, creo que iniciativas como el Premio Literario son buenas oportunidades para darme a conocer a nuevos lectores.

Puede decirse que con la saga del Albatros traes un nuevo aire a las historias de piratas y las modernizas, ¿era este uno de tus objetivos cuando comenzaste a escribir?

Desde luego poco tienen que ver los piratas modernos con la imagen romántica que conocemos de la piratería caribeña de hace unos siglos. Aunque, probablemente, tenga bastante que ver con la realidad que había en el Caribe por aquel entonces. Los piratas son, al final, gente de negocios. Negocios ilícitos, claro: no están adscritos a ninguna bandera y solo pelean por el beneficio propio, casi siempre en forma de ganancia económica. En cierto modo, esto tiene un punto positivo, y es que no tratamos con terroristas, que pueden estar dispuestos a sacrificar su vida en defensa de su causa, sino que, si estiman que no serán capaces de obtener un beneficio, es muy probable que cejen en su empeño.

Mi objetivo con los libros no es otro que entretener y divertir al lector. Si, además, aprende sobre un tema que suele ser desconocido, mucho mejor, pero lo principal es que pase un buen rato leyendo.

En tus libros, llamas la atención sobre la capacidad de los narcos para construir un submarino artesanal. ¿Qué capacidad armamentística tiene el narcotráfico? ¿Podrían llegar incluso a originar una guerra?

La capacidad puramente armamentística en el ámbito marítimo no parece que la hayan desarrollado todavía, pero eso no quiere decir que no puedan hacerlo. Hay que recordar que los narcos no son terroristas: su objetivo es hacer dinero y no ganan nada enfrentándose con nadie. Pero está más que demostrado que pueden construir submarinos y no me cabe duda de que podrían armarlos si quisieran. De hecho, en el libro, lo hacen. Hay narcosubmarinos semisumergibles que han cruzado el Atlántico para llegar a Galicia y se han encontrado submarinos puros con capacidades equiparables a las de submarinos militares.

Respecto a si pueden originar una guerra, estoy seguro de que sí. Pensemos que ya lo han hecho en tierra en más de un país latinoamericano. Si ven amenazadas sus rutas marítimas, bien podrían usar la fuerza para defenderlas.

¿Qué referentes literarios tienes?

Posiblemente, de los autores que más me gusta leer, Tom Clancy sea el que escribía novelas con una temática más parecida a la mía. Para mí, es el mejor escritor de thriller militar. Patrick O’Brian también escribía sobre la mar, pero, aunque me encanta la novela histórica, sería un gran reto escribir en ese género. Arturo Pérez-Reverte también me encanta y, como apasionado de la mar que es, ha escrito algunas novelas que pueden tener cierto parecido con las mías…, al menos eso me dicen mis lectores, aunque he de admitir que me son demasiado favorables.

Compartir
Artículo anteriorLas bravas de Taberna y Media, las mejores del mundo según Palencia Brava… y nosotras
Artículo siguienteEl triángulo Balneario de Chequia reconocido como Patrimonio Mundial
Mi nombre es Eva Fraile, soy psicóloga, agente literario, asesora editorial y experta en posicionamiento de escritores a través de proyectos creativos. Redacto en distintos medios de comunicación especializados en literatura como Culturamas, Canal-Literatura, Globedia, Diario Siglo XXI, Moon Magazine, La Revista de Costa Rica, RSC o la revista Sal & Roca. Colaboro asiduamente con grandes grupos editoriales como Penguin Random House o Grupo Planeta, y he trabajado con escritores nacionales e internacionales. También organizo mis propios eventos para escritores, como el exitoso evento sobre Networking y posicionamiento para escritores durante la Feria del Libro de Madrid en donde tuvimos como ponentes al director de grupo Planeta, Roger Domínguez, a la ex presidente del grupo Addeco y ex presidenta del Instituto de la Felicidad, Margarita Álvarez o la experta en networking Nohelis Ruiz, entre otros.  Mi web literaria, desde la cual me he ido dando a conocer al mundo, es La Reina Lectora y hace unos meses, me estrené también como escritora con mi obra de ciencia ficción romántica Proyecto Crysser: Olvido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here