Esther Isla se dio a conocer por su magnífica interpretación de la criada en “El Tartufo”, por la que fue nominada al Premio Max como mejor actriz de reparto y ahora acaba de estrenar “Una Vida Americana”. Una joven actriz que contagia su pasión por la interpretación, y que detrás de unos hipnóticos ojos color miel desborda simpatía y personalidad.

 

Bonito estreno el de “Una Vida Americana”…

Muchas gracias. La verdad es estamos realmente contentos de cómo están yendo las cosas con la obra.

¿Para los que todavía no te conozcan… Quién es Esther Isla?

Buena pregunta… de niña, a mis padres los profesores siempre les decían que estaba pensando en otro mundo, soñando, con la cabeza en otro sitio y siempre sonriendo, siempre iba saltando, me llamaban Heidi… Me crie en Ólvega, un pueblo de Soria, vengo de una familia trabajadora, de jugar en la calle, de estar rodeada de animales y comer siempre del huerto de mi abuela. En medio de todo esto, descubrí el teatro y bueno… Se podría decir que soy una mujer que no quiere olvidar sus orígenes.

Pese a tu juventud, se puede decir que toda tu preparación ha estado encaminado al mundo de la interpretación… ¿Cuándo te diste cuenta que querías ser actriz?

Es un algo como que siempre había estado ahí, de una manera soterrada e inconsciente… y un día en primero de la ESO una profesora de francés nos mandó un ejercicio, que yo debí entender mal…El caso es que todo el mundo salió a leer su ejercicio y yo en cambio monté una mini obra de teatro, cantando, etc. La profesora me dijo que por que no hacía un curso de interpretación… tenía 12 años. A partir de ese momento algo se encendió en mí, no lo dudé e hice que mi padre me llevase todas las semanas al pueblo de al lado a hacer el curso, ya que en el mío no había.

¿Cuales fueron tus primeros pasos?

En el primer curso de teatro que hice me contrataron para trabajar con ellos en verano. Recuerdo que era una compañía de Pamplona y hacíamos visitas teatralizadas en el Palacio de los Castejones en la localidad de Ágreda todos los fines de semanas del verano. Recuerdo que eran 4 pases diarios y estuve muchos años con ellos. El primer personaje que tuve fue cómico, y la sensación de hacer reír a la gente fue mágica. Desde entonces, no he podido parar.

Llegas a Madrid para estudiar en la Universidad…

Si, teóricamente vine para estudiar sociología… Pero al final acabe haciendo lo que yo quería, que es Arte Dramático. Nada más llegar entre a estudiar en la “La Cuarta Pared”, una escuela privada de formación. A ver, cuando yo llego no sabía nada, por no saber, no sabía que Arte Dramático se podía estudiar como carrera universitaria. Llegue a Madrid con una bolsa de tappers con comida congeladas que comenzaron a chorrear en el metro… Pero yo lo que quería era ser actriz, por encima de todo. Y al terminar en la “Cuarta Pared” me presento a la escuela Oficial de Arte Dramático, y en los fines de semana me iba a La Manada Escuela a seguir formándome… me apasionó descubrir este mundo. Más tarde me licencié en interpretación textual en Arte Dramático. Además yo siempre he tenido una preocupación social, y el teatro tiene un aspecto social que me fascina. Estudié el primer ciclo de sociología, un año de psicología, realmente me preocupa lo que pasa en el mundo, las relaciones humanas, etc…

¿Sigues teniendo contacto con tus compañeros de estudio?

¡¡Si!! Tengo muchos amigos de esa época.

 

 

¿Y que tal les ha ido?

De la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid) hay muchos trabajando en el teatro clásico, en series de TV… no sé, yo creo que más o menos la mitad de mi clase están trabajando.

¿Qué opinó tu familia de tu vocación?

A pesar de venir de un mundo completamente alejado a este y no entenderlo muy bien… si entendieron mis ganas. Me apoyaron y me apoyan contra viento y marea. Mi padre me llevaba y me traía… Se podría decir que en parte soy actriz gracia a ellos. Me gustaría encontrar una palabra que significase más que gracias, más que decir que les quiero, que englobase ese agradecimiento que no se puede decir.

”Cuando sucede la magia, cuando todo se une, cuando sientes que estas en comunión con el público, es una experiencia bestial”

 

¿Te imaginabas la profesión de actriz de esta manera?

La verdad es que sí. Cuando cuentas que quieres ser actriz, mucha gente te apoya pero te advierten sobre lo difícil que es, y más que lo difícil, casi lo imposible. Cuando tenía 18 años me decían que estaba soñando. Y ciertamente tenían razón en lo difícil pero no es imposible, confiaba en mi instinto y en lo que me dictaba el corazón. Porque sabes, yo creo los actores somos un po co eso, instinto y corazón. Hay que tener coraje cuando uno tiene claro lo que quiere, y yo jamás dudé.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido de ser actriz?

Cuando sucede la magia, cuando todo se une, cuando sientes que estas en comunión con el público. Las veces que sucede, es una experiencia bestial.

Y si te tuvieras que quedar con una cosa de ser actriz…

Son tantas cosas… La magia que te contaba antes, o por ejemplo poder trabajar y hacerlo con la gente increíble con la que lo hago. Gente resiliente, con una humanidad, un talento y una inteligencia bestial. Y también que esta es una carrera infinita, no dejas de aprender nunca.

¿Y lo que menos te gusta?

Las dificultades que tiene esta profesión para poder trabajar dignamente. A veces se hace realmente duro.

Eres una actriz realmente preparada, Diplomada en Arte dramático, licenciada en interpretación textual por la real escuela Superior de Arte Dramático, multitud de seminarios y cursos…. En una gran actriz, ¿Qué porcentaje darías a la preparación y cuanto a la personalidad innata?

Uff, un porcentaje… la personalidad es fundamental, pero formarse creo que todavía es más importante. Yo me formé a conciencia y me sigo formando en España, incluso estoy mirando para estudiar en el extranjero. Me apasiona esta profesión…, le tengo mucho respeto y todo lo que aprenda ya sea con formación o trabajando es enriquecedor. Entiendo que la personalidad es importante, que hay algo innato, pero toda la gente de la profesión a la que admiro se han formado de una manera o de otra. Para mi es imprescindible ese paso previo.

 

 

¿Con que director te gustaría trabajar?

O directora, ¿no? Jajaja… Es difícil elegir a uno, hay tanta gente talentosa, ya sean jóvenes o consagrados… Sanzol, Angelica Liddell, Carme Portaceli, Blanca Portillo, Messiez, Miguel del Arco, Fernando Sánchez Cabezudo, Ripoll… En cuanto a cine, León de Aranoa (soy un absoluta fan de “Los Lunes al Sol”), Vigalondo, Iciar bollan, Carla Simón, Paco León…

¿Y extranjero?

Hay muchos… Veronesse, Xavier Dolan…

¿Que actriz admiras?

Realmente por un aspecto u otro, las admiro a todas. En España me gusta mucho Barbara Lennie, Belén Cuesta, Carmen Machi, Cristina Marcos, con la que tengo el placer de estar trabajando ahora… Y extranjeras, Anne Dorval, Kate Blanchett, Frances Mcdormand… hay tantas…

“Entiendo que la personalidad es importante, que hay algo innato, pero toda la gente de la profesión a la que admiro se han formado de una manera o de otra. Para mi es imprescindible ese paso previo”

 

Has interpretado a autores tal personales y diferentes como pueden ser Ionesco, Tennessee Williams, Calderón de la Barca o Tirso de Molina… ¿con qué tipo de teatro te sientes más cómoda?

Me recuerdas autores a los que amo y tengo un recuerdo maravilloso de todos ellos, aunque sean realmente difíciles de interpretar. Amo el teatro del absurdo, amo la comedia pero no la entiendo sin el drama… el teatro clásico es fundamental y disfruté tanto la tragedia… realmente no sabría decirte con qué estoy más cómoda. Estoy intentando reflexionar en alto para dar con una respuesta y mi respuesta es que no puedo elegir.

Eres una actriz que ha trabajado fundamentalmente en teatro. Marsillach decía que la mejor escuela de interpretación que existe son las tablas de un teatro. ¿Crees que trabajar en teatro da un poso interpretativo que el cine o la televisión por sí solo no dan?

He oído esa afirmación muchas veces, pero desde mi vivencia, el lugar del que parte la interpretación es el mismo punto, que la base interpretativa es la misma, lo único que varía son determinados códigos… pero la esencia no cambia. Cierto que el cine quizás sea más comedido, pero la base es la misma

¿Prefieres cine o teatro?

Creo que no es cuestión de preferencia, los dos me parecen medios de comunicación potentísimos. Quiero contar historias de la forma que sea, de todas las formas posibles…

¿Y que hay del mundo de la televisión? ¿Aunque ya has trabajado en la televisión, ¿te gustaría dar un cambio de registro y trabajar más en la televisión?

Creo que todo se puede compaginar. No me imagino sin teatro, pero por supuesto que me gustaría experimentar otros medios. Sí, definitivamente me encantaría.

Viene un Rey Mago y te ofrece que elijas que tipo de película quieres rodar (drama, comedia, etc.), un director y un partner masculino para tu papel protagonista…

Pues si es un mago de verdad… mira, me encantaría hacer una película de cine mudo con Charles Chaplin. Es un actor y director muy especial, con unos registros y unos recursos increíbles.

“No me imagino sin teatro, pero por supuesto que me gustaría experimentar otros medios. Me encantaría trabajar en televisión”

 

¿Cuál crees que es tu virtud más importante delante de una cámara?

Hum… es difícil hablar de esto… pero no sé, quizás, me dicen que conecto muy fácil con las emociones, y trasmitirlas al público. Y también me dicen que tengo una vis cómica muy acentuada.

¿Y en qué crees que deberías mejorar?

Pues en todo, no hay que parar de mejorar. Me queda muchísimo por aprender.

Cambiando de tema; eres una persona muy preocupada por los problemas sociales. Ahora está de plena actualidad la polémica surgida por las denuncias de acoso de una seria de actrices americanas contra personajes influyentes…

Estoy totalmente a favor del movimiento “Time’s Up”. Creo que es necesario hacer de forma responsable y visible este problema y que haya una denuncia social, además de por medio de la justicia, para crear conciencia social.

 

 

¿Te has sentido alguna vez acosada?

Si te refieres en la profesión, no, nunca. Pero sí que he vivido muchas situaciones incómodas caminando por la calle, etc. De hecho Madrid ha llevado a cabo una campaña en contra de violencias machistas, que yo personalmente creo que es un acierto.

¿Que opinión tienes sobre el manifiesto de las actrices francesas encabezadas por Deneuve?

No puedo estar de acuerdo con una persona que firma un manifiesto que incluye frases como que “una mujer no debe ser traumatizada por un frotamiento en el metro” o que ”cortejar de forma insistente no es un delito”, cuando la definición de acoso es: Insistir a una persona en algo (una acción, una petición, preguntas, quejas, etc.) que resulta molesto o dañino. Personalmente defiendo que las luchas tienen que hacerse con responsabilidad. Que hay que denunciar en un juzgado y defiendo la denuncia social como medio de concienciación.

Está claro que te consideras feminista.

Absolutamente.

“Estoy totalmente a favor del movimiento “times up”. Creo que es necesario hacer de forma responsable y visible este problema y que haya una denuncia social, además de por medio de la justicia, para crear conciencia social”

 

¿Y cómo y dónde te ves dentro de 20 años?

Ni idea, no lo pienso. Prefiero vivir el presente. Si dentro de 20 años he sobrevivido a todo esto, quizás siga actuando o quizás esté viviendo en Nueva Zelanda…

¿Te ves cómo directora?

Hum.. Ahora mismo no. Pero nunca se sabe…

¿Cómo sería para Esther Isla su jornada ideal?

Me encantaría amanecer en París, leer, meditar y desayunar crepes de chocolate. Ir a algún sitio a hacer paracaidismo. Comer en algún vegetariano rico, echar la siesta. Y por supuesto, ir al Teatro Galileo a representar “Una vida americana” y terminar cenando en Lisboa un caldo verde mientras suenan fados. Bueno, pero también me parece una jornada ideal una chimenea, una peli y una manta… hay tiempo para todo.

Por otro lado me gusta salir a pasear con mi cámara, ir observando el mundo y fotografiarlo. Me encanta leer. Ir al cine sola y sentarme en las primeras filas, es como si me introdujese en la película. Amo bailar, cerrar los ojos y bailar, cuando sea y si es hasta el amanecer mejor. Ir al teatro. Viajar. Hacer Yoga. Correr medias maratones. Y hablar de amor, jajaja… Siempre digo que me encantaría poner una mesa en la calle con dos sillas, yo sentada en una y la otra para quién quiera compartir sus historias de amor. Algún día lo haré.

Eres una gran aficionada a la poesía…

Es una parte vital para mi. No sé cómo llegué a ella, pero leo poesía todos los días, ya este triste, alegre… Hay libros a los que necesito recurrir continuamente.

 

 

¿Tienes algún autor predilecto?

Uff, hay tantos… Ahora estoy leyendo un poemario de poetas cubanos por ejemplo… Pero también me fascina Alberto Conejero, Rosalía de Castro, y León Felipe… Incluso escribo para mi misma en mis ratos libres.

Tuviste un gran éxito en la representación de “Tartufo” con el que incluso estuviste nominada para los Permios Max a la mejor actriz de reparto, ¿Qué ha significado para ti esta obra?

Todo. Llevamos ya dos años con ella, y ha sido un éxito tremendo. Estamos de gira con ella, y la tengo un cariño mucho cariño.

¿Te sentiste desilusionada cuando no recibiste el Max?

Pues sinceramente no. Mucha gente me lo pregunta y no lo entienden. Es más, cuando antes de la ceremonia yo también me preguntaba como reaccionaría si no lo ganaba. A ver, solo estar allí fue un gran regalo. Me acuerdo que cuando estudiaba siempre hacíamos la broma de “uuhh, a ver si te nominan al Max…” y ocurrió, a veces estas cosas suceden.

Ahora acabas de estrenar “Una Vida Americana” en el Teatro Galileo…

Sí, es una obra de Lucía Carballal, una autora joven y que está dirigida por Victor Sánchez y producida por La Zona. Interpreto a la hija mayor, Linda, que impulsa a la familia a ir a buscar a su padre a los Estados Unidos. Estoy rodeado de actores maravilloso como Cristina Marcos, César Camino y una Vicky Luengo que va a dar muchísimo que hablar.

Se te ilumina el rostro al hablar de la obra…

¡¡¡Jajajaja, sí, estoy super feliz con “Una Vida Americana”!!! Es un reto interpretativo. El guion es maravilloso, y su puesta en escena es espectacular. Es una obra que habla de la tristeza en una sociedad que no gusta enseñar esa faceta de la personalidad. Realmente merece la pena.

¿Cómo llegaste a esta obra?

Miguel Cuerdo, el responsable de La Zona Teatro, me conocía de “Tartufo” y además ya había trabajado con él en unas batallas dramatúrgicas en el Teatro Español. Por su lado en los premios Max conocí a Víctor Sanchez y a Lucia Carballal que estaban nominados por otra obra. Me llamaron para hacer la prueba, y cuando leí el guion pensé “es que Linda soy yo”. Y por fortuna me dieron esta maravillosa oportunidad.

¿Cómo es Linda?

Linda es una mujer de 30 años, que esta sumida en una depresión, y que a través de su psiquiatra descubre que el ir a ver a su padre puede ser el inicio de una posible cura a esa tristeza. Es una mujer muy valiente, pero vulnerable. Un personaje con muchas facetas y realmente completo.

”Sinceramente, no me desilusione al no ganar el Max. Antes de la ceremonia yo también me preguntaba cómo reaccionaría si no lo ganaba. A ver, solo estar allí fue un gran regalo. Me acuerdo que cuando estudiaba hacíamos la broma de “uuhh, a ver si te nominan al Max…” y ocurrió, a veces estas cosas suceden”

 

A quemarropa

¿Cómo es Esther Isla? Apasionada.

¿Un defecto? Demasiado impulsiva.

¿Una virtud? Soy optimista.

¿Un libro? “4,48” de Sarah Kane.

¿Una película española? “Verano 1993” de Carla Simón.

¿Una película extranjera? “A través de los olivos” de Kiarostami.

¿Una obra de teatro? “Una vida americana”, por supuesto… Y también “háblame como la lluvia de Williams Una canción “Leave” de Glen Handsard.

¿Un viaje? Lisboa.

¿Un recuerdo? Cuando imité a las Spice Girls en el polideportivo de mi pueblo.

¿Un verano? El verano que hubo un poni en mi vida.

¿Un sueño por cumplir? Prefiero vivir el sueño de estar disfrutando cada día.

¿A que tienes miedo? A no consumir la vida lo suficiente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here