A pesar de los meses de letargo a los que hemos sido sometidos bajo el injusto sol del verano, la evolución de las relaciones internacionales que acontecen el amanecer de Corea del Norte frente al resto del mundo nos invita a perseguir, con no menos determinación que curiosidad, las nuevas noticias que nos aportará durante los próximos meses este exótico país.

Para ello hemos vuelto a contar una vez más con las declaraciones personales de uno de los grandes referentes en las relaciones culturales y políticas de este lejano y singular lugar. Alejandro Cao de Benós nos responde amablemente, tras encontrar un hueco en su apretada agenda, a algunos de los temas que más nos interesan e intrigan, con el fin definir de una vez por todas la verdad tras las negociaciones, proyectos y futuro de Corea frente al resto del mundo.

Heather Nauert, portavoz del departamento de estado de Estados Unidos asegura que la desnuclearización por parte de Corea del Norte avanza en la dirección correcta, sin embargo Haak Soon Paik, politólogo surcoreano asegura que Kim Jon-Un se comprometió a negociar pero nunca a desnuclearizarse por completo. — Las negociaciones pretenden alcanzar una estabilidad y garantizar a los Estados Unidos que no vamos a realizar ninguna prueba de largo alcance ni pruebas subterráneas. — nos confiesa Alejandro. — Si bien es cierto, no se habla de una desnuclearización irreversible ni completa tal y como aseguran los medios estadounidenses, ya que aunque Corea del Norte ha dado los pasos más importantes a través del desmantelamiento del centro de pruebas de motores para misiles intercontinentales y pausado el centro de pruebas nucleares subterráneas, además de haber devuelto decenas de miles de cadáveres de los militares fallecidos en las pasadas guerras, ahora son los americanos los que deben firmar el tratado de paz definitivo para poder seguir adelante. Todavía está por ver si existe un interés real por parte de los E.E.U.U en cumplir con su parte del compromiso. — concreta rigurosamente nuestro entrevistado.

“Las negociaciones pretenden alcanzar una estabilidad y garantizar a los Estados Unidos que no vamos a realizar ninguna prueba de largo alcance ni pruebas subterráneas”, explica Cao de Benós

El panorama actual está gris, — no nos engaña — los E.E.U.U no han dado ningún paso importante que implique relajar las sanciones ni la presión que se ejerce sobre Corea. De hecho Nikki Haley, embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, todavía se encuentra presionando a países como Rusia y China para dificultarnos el comercio internacional a través de imposibles requisitos y exigencias. En ese sentido no se ve un interés por mejorar la situación. Sin embargo esperamos que en los próximos dos meses se realice una cumbre de estado tanto con el propio secretario como con el mismo Donald Trump con la esperanza de continuar avanzando. — dice Alejandro alentándonos hacia el futuro. —  La República Democrática de Corea actuará en función de lo que se acuerde a lo largo del tiempo.

— La guerra norcoreana no esta concluida, ya que aunque el 27 de Julio 1953 se firma el armisticio entre ambos países, en ningún momento se asegura un tratado de paz definitivo, dando la posibilidad a Estados Unidos de retomar el combate sin justificarse. — explica detenidamente Cao de Benós. — Nos esforzamos porque este grave problema se solucione cuanto antes. Se trata de un asunto de suma prioridad e importancia.

En los últimos meses hemos recibido noticias de las relaciones que el país ejerce en sus fronteras. — Las relaciones y negociaciones con Corea del Sur avanzan muy bien y existen muchos puntos de encuentro que ya se están empezando a desarrollar. — Confiesa animadamente. — El primer paso que se realiza es el restablecimiento de la oficina conjunta entre norte y sur, en Kaesong (개성특급시),  la ciudad  fronteriza más cercana a ambos países, donde ya hubo un parque industrial  y donde se instalará la compañía con el fin de desarrollar todos los proyectos que se tienen actualmente en mente. — Nos descubre algunos de estos. — En primer lugar un amplio parque natural en toda la zona para el uso y reencuentro civil entre los habitantes y familiares de los dos países. Por otra parte, el desarrollo de infraestructuras como trenes y ferrocarriles, y centros de turismo de muy alto interés. El problema radica en las sanciones que no favorecen al intercambio económico entre norte y sur — dice con desaliento. — ya que este tipo de control es de soberanía americana y las ordenes provienen directamente de Washington.

Según Cao de Benós “La guerra norcoreana no esta concluida, ya que aunque el 27 de Julio 1953 se firma el armisticio entre ambos países, en ningún momento se asegura un tratado de paz definitivo, dando la posibilidad a Estados Unidos de retomar el combate sin justificarse”

Nos planteamos un futuro más cercano a nuestra realidad en el que España y Corea se dan la mano. — Las relaciones diplomáticas entre España y Corea del Norte están establecidas desde febrero del 2001 — explica — y fue Jose María Aznar quien tras una recomendación por parte de la Unión Europea, estableció, como el resto de países europeos, embajadas norcoreanas. El problema de la embajada que se encuentra en Madrid es la falta de soberanía política — una vez más — ya que se ve obligada a actuar tal y como mandan desde los Estados Unidos. Durante la presidencia de Mariano Rajoy se expulsó a dos de nuestros tres diplomáticos, y actualmente solo hay una persona con capacidad diplomática en la embajada. — concluye. — A pesar de todo sigue aumentando el interés por parte de los sectores culturales, deportivos y sociales por nuestras costumbres. Intentaremos por todos los medios cubrir todas aquellas necesidades siempre y cuando encontremos la cobertura suficiente.

En un ambiente ya más detenido nos comenta también lo siguiente. — Llevo veintiocho años contribuyendo todo lo posible a Corea del Norte y a sus ideales. En la vida uno debe luchar y entregar todo por aquello en lo que uno cree y sueña, y en mi caso, la República Popular Democrática de Corea es la realidad de una teoría social basada en la igualdad, el cooperativismo y el respeto. Una sociedad en la que los valores humanos estén por encima del deseo del marketing y el capitalismo. Esa es mi posición y mi idea la de contribuir lo máximo en la medida de lo posible.

Además, nos adelanta las últimas noticias que acontecen. — Como delegado especial honorario de este país me encargo de tratar cientos de peticiones de todo el mundo. La última es una conferencia sobre blockchain y criptomonedas que proviene por parte de Reino Unido y que se celebrará en Pionyang  dentro de un par de meses. — Y en el caso de España, nos comenta. — Deseo y espero una mayor relación entre Corea del Norte y España, aunque por el momento no haya planes establecidos, hasta entonces seguiré trabajando por forjar mejores relaciones entre los países aportando mi pequeño grano de arena. — concluye orgulloso de su trabajo y dispuesto a seguir informándonos sobre todo tipo de preguntas y curiosidades en cualquier ámbito del país.

Una vez más Alejandro Cao de Benós nos despide con humor y cercanía, deseándonos el disfrute y la paz de lo que resta de verano. El sol nos seguirá calentando durante los próximos meses y albergando con ello nuevas esperanzas y deseos en lo que respecta al futuro de este singular país, situado entre las amplias costas del mar de Japón y el mar Amarillo.

Compartir
Artículo anteriorKarate Kid y la increíble historia del Señor Miyagi
Artículo siguiente“De lo malo lo peor”… para Jana Pérez
Cristian Mozo
Cristian Mozo (Madrid,1998) es escritor, articulista y músico. Estudiante de Interpretación en Música Moderna por la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid. Ha colaborado con el diario El País a través del apartado El País de los Estudiantes (2016), publicado artículos junto con la revista Nos Vemos Los Jueves (2018) y escrito reseñas turísticas para la revista La Marea (2018). Actualmente se encuentra escribiendo su próxima novela ambientada en el franquismo y un riguroso estudio sobre las mujeres más influyentes del cine. Cuenta con el apoyo y asesoramiento profesional de escritoras como: Almudena Grandes, Rosa Montero o Cristina Morató.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here