Alicia en el país del que nunca se sale

El conejo blanco vestía de forma elegante, como su condición de banquero requería. Siempre estaba nervioso, aunque eso nunca pesaba en su conciencia inexistente....

Alexitimia

En el sol hay hoy un poco de oscuridad. La soledad soleada. De la belleza solo me quedo con sus partes feas. No hay...

El político honesto

El impertinente despertador comenzó a emitir una serie de quejidos extraños y me levanté sobresaltado. Hice mis habituales ejercicios de esgrima y doma equina...