Una Nochebuena de termostato variable

Conseguimos ponernos a follar. Hacía más frío que otras navidades. Ella se encargaba de quitar la calefacción antes de que nos metiéramos en la...

Ni una menos

Sus cabellos revueltos en el lodo. Sus amoratados ojos mirando el infinito. Sin brillo. Hundidos. Tristes. Abatidos. La mitad de la cara en el...

En blanco y negro

Pensando en los grandes dones que nos han sido entregados, quizá el más importante de cuantos poseemos los seres humanos, sea el de sentir....