Los enanos han sido sin duda parte de nuestra historia. Desde bufones en las principales cortes europeas hasta objeto de culto para los mayas (quienes creían que estas personas tenían una sabiduría superior) las personas que han sufrido este trastorno del crecimiento siempre han llamado tremendamente la atención, y sobre todo han sido parte fundamental de cualquier número cómico en las funciones circenses.

«…en Oriente no solo siguen siendo realmente populares, sino que rizando el rizo se ha llegado a construirse un auténtico parque temático para poder “disfrutar” de ellos, el conocido como Reino de las Personas Pequeñitas»

Pero mientras en occidente la corrección social ha hecho que ese tipo de espectáculos denigrantes tiendan desaparezcan, en Oriente no solo siguen siendo realmente populares, sino que rizando el rizo se ha llegado a construirse un auténtico parque temático para poder “disfrutar” de ellos, el conocido como Reino de las Personas Pequeñitas. Situado en Kunming (capital de la provincia china de Yunnan), cuentan que la idea se le ocurrió al multimillonario financiero chino Chen Mingjing al observar como dos enanos eran insulltados y denigrados en una estación de tren, aunque hay otra versión menos piadosa que defiende que fue al ver el éxito del que gozaban las actuaciones de una cantante travesti enana en los bares de la noche de una importante ciudad china. Sea como fuera el caso es que en 2009 fue inagurado este extraño y aberrante complejo donde trabajan más de 200 enanos, que reciben al visitante disfrazados con extraños trajes de época y que “habitan” ridículos castillos de cartón piedra con forma de seta. el reino cuenta con un servicio de bomberos, una fuerza de policía un parlamento y un líder electo democráticamente, tratando de recrear una verdadera ciudad-país, pero únicamente habitado por quienes tengan menos de cierta altura, e incluso los perros con miniaturas, convirtiéndose en una extravagante parodia de cuento de hadas., mezcla entre el universo de Peter Pan y una representación de feria de pueblo a cargo de Manolita Chen. Porque se supone que los espectáculos que se ofrecen al visitante (principalmente chinos) tiene un cierto nivel artístico. Así se puede observar desde números de cabaret de contenido erótico-festivo hasta clásicas actuaciones circenses, pasando por un desfile remedo de los de los complejos de Disney donde los participantes van a ambos lados del emperador, un hombre mayor que lleva un manto negro y saluda con la mano a sus súbditos. Pero sin duda la parte más bizarra del espectáculo es la posibilidad de hacerse fotos con los habitantes en ridículas posturas, como por ejemplo meciéndoles como si fueran bebes.

Lo curioso es que para muchos enanos chinos esta especie de zoológico humano ha servido para que puedan tener una vida más agradable y segura, ya que en China, sobre todo en los núcleos más rurales los enanos son tratados con una crueldad y desprecio difícil de entender para un occidental, lo que hace que para los estándares de China los protagonistas de este parque temático estén bien pagados y sobre todo bien tratados. Además, muchos de los residentes tenían serias dificultades antes para encontrar pareja, pero en el Reino ya ha habido varios matrimonios.

«Lo curioso es que esta especie de zoológico humano ha servido para que puedan tener una vida más agradable y segura, ya que en China los enanos son tratados con una crueldad y desprecio difícil de entender para un occidental»

Pero la iniciativa (y sobre todo el éxito de ella) ha cruzado las fronteras y así una Asociación de enanos en Filipinas tiene intención de construir un lugar parecido, con casas con forma de seta incluidas. La diferencia con el parque de China, asegura, está en el hecho de que en Filipinas serán los propios enanos quienes ostenten la propiedad del lugar y se repartan los beneficios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here